Cachitos Rambla: sin barreras de horarios para la buena cocina

Cachitos Rambla cuenta con tres salas con diferentes ambientes. Fotos: Juan Pablo Escobar.

Cachitos Rambla: sin barreras de horarios para la buena cocina

Cachitos Rambla renueva su propuesta gastronómica que abarca desde desayunos, comidas basadas en recetas tradicionales hasta una amplia carta de cócteles

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

20/04/2019 - 11:00h

Uno de los rasgos más interesantes de Cachitos Rambla es su versatilidad, tanto de espacios como de cocina: se puede ir a desayunar en la terraza exterior, comer en algunas de sus tres plantas o tomar un cóctel en sus barras.

La propuesta de este local del grupo Costa Este tiene algunas diferencias con su hermano de Diagonal.

La cocina tiene una raíz más tradicional, una forma de seducir a la corriente de turistas que circula por Rambla Cataluña, con un fuerte acento en paellas, pescados y sangrías.

[Para leer más: Cachitos Diagonal, cocina local con espíritu internacional]

cachitos comedor jpescobar copia
Vista de uno de los salones.

Fuera perjuicios

Vale la pena detenerse a eliminar un perjuicio: mucha gente suele desdeñar a la sangría porque se elabora con vinos de baja calidad.

Se sugiere aparcar los perjuicios y probar las sangrías del Cachitos, como la elaborada con Moët & Chandon

Los barmans de Cachitos la reformulan con una precisa selección de frutas y la elaboran con vinos de renombre o cavas y champagnes de primera línea, como la sangría azul de Moët & Chandon.

sangrias1 cachitos fotojpescobar
Sangrías.

Cocina sin parar

La dirección de Nicolás Sergio lleva al local a ofrecer un abanico de ambientes, distribuidos en sus 650 metros cuadrados decorados con una elegancia informal.

Las manos del chef Lluis Rosich y su equipo preparan platos desde las 08:00 hasta las 01:00 de la madrugada. Como para que nadie se queje de que tiene poco tiempo para disfrutar de algún manjar.

JPE 1653
Tartar de atún bluefin con guacamole.

La cocina de Rosich se basa en productos de mercado, ya sea desde las elaboradas tapas hasta impactantes arroces y pescados.

Desfile de sabores

En el menú degustación se pudo tener un panorama completo de su propuesta gastronómica. Eran platos para compartir, la mejor opción para transitar un camino por diferentes sabores, texturas y aromas.

Es difícil resistirse al impactante helado recién hecho, de un tamaño gigantesco, con cinco variedades de toppings

Tras una sangría de cava como aperitivo llegaron el tartar de atún bluefin con guacamole, el canelón de trufa y foie (combinación que nunca falla), el steak tartar de solomillo (buena combinación de la carne apenas cocida con la salsa), una paella con un impactante langosta cortada al medio y los tacos de chuletón con trufas, un delicado equilibrio de sabores.

JPE 1675
Steak tartar de solomillo.

Los golosos tienen difícil resistirse al postre, un helado recién hecho de tamaño XXL con cinco variedades de toppings para decorar.

Otras opciones en Cachitos

Otras opciones para probar en las comidas y cenas son las berenjenas con queso de cabra y miel de caña, las croquetas de pollo de corral, los huevos rotos con butifarra y ali oli suave, los tallarines de calabacín y sepia con gambitas y los chuletones.

JPE 1712
Tacos de chuletón cortados al cuchillo con trufas.

En la carta de postres sobresalen, la tarta de queso con arándanos o el yogur con frambuesa y fresas.

Al terminar el turno de las cenas el Cachitos cambia de ambiente y se torna en un sitio para ver y ser visto, una pasarela descontracturada para disfrutar de una copa entre el catálogo de 55 opciones de cócteles y sangrías.

El problema, en este caso, saber por cuál decidirse.

JPE 1763
Helado recién hecho con toppings.