Cádiz está para comérsela. Descubre dónde

Gazpacho de Aponiente. Foto  Álvaro Fernández Prieto | Restaurante Aponiente.

Cádiz está para comérsela. Descubre dónde

No solo de pescaíto frito viven los restaurantes gaditanos (que también). Estas son las direcciones imprescindibles para el tour más sabroso por la ciudad

Alfredo García Reyes

Cádiz

25/05/2019 - 18:00h

Cádiz está que arrasa. También a nivel internacional, ahora que The New York Times la ha colocado en el ranking de las ciudades más de moda del planeta, y cada vez son más los viajeros que deciden acercarse hasta el extremo sur de la Península Ibérica para disfrutar de los muchos atractivos (también gastronómicos) que ofrece esta maravillosa ciudad.

A los que llevamos a Cádiz en un trocito del corazón no nos sorprende este éxito reciente. Lo vemos, más bien, como el justo reconocimiento a los continuados esfuerzos realizados en los últimos años por abrirse al mundo por parte de una de las ciudades más diversas, amables, ricas en patrimonio y seductoras de toda la Europa mediterránea. Aunque no sea ese mar sino el Océano Atlántico el que baña sus costas.

Pescaíto frito, tortillitas de camarones, cucuruchos de chicharrones,  queso payoyo, chacinas y sushi, tapas tradicionales y muestras de alta cocina; en Cádiz se come muy bien 

[Para leer más: Jerez vive su revolución más sabrosa]

En esto de la seducción juega un papel importantísimo la buena gastronomía. Porque no solo de pescaíto frito viven los restaurantes gaditanos (que también).

El producto local es la mejor baza de los restaurantes. Foto El Faro de Cádiz.
El producto local es la mejor baza de los restaurantes. Foto El Faro de Cádiz. 

Dónde comer en Cádiz

En Cádiz se come muy bien y, en general, por poco dinero. Lo demuestran restaurantes como El Garbanzo Negro (Sacramento, 18) y su menú de mediodía, en el que se resumen buena parte de las esencias culinarias de esta tierra. Del mar y de tierra adentro.

Visitar el Mercado Central de Abastos y deambular entre sus puestos de pescados y mariscos es un regalo para los sentidos

Sus garbanzos con langostinos son de antología (para no desmerecer el nombre del restaurante). Pero no hay que perderse la creatividad de sus sopas de verano ni el mimo con que tratan en su cocina los pescados locales.

Muy cerca está el Mercado Central de Abastos (una gloria darse una vuelta entre sus puestos de pescados y mariscos).

Mercado Central. Foto Turismo de Cádiz.
En el Mercado Central de Abastos se compran (y degustan) exquisiteces. Foto Turismo de Cádiz.

En una de los espacios abiertos del mercado está el Rincón Gastronómico, lugar ideal para degustar algunas de los productos que se venden en los puestos del interior. Ojo al mostrador de cervezas y también al de sushi y el de las chacinas (¡los cucuruchos de chicharrones están de vicio!).

Cádiz no solo ofrece excelentes productos del mar; también es conocido por sus variedades de queso, como el payoyo, sus tapas tradicionales y excelentes cortes de cerdo

También es un buen lugar para probar algunas de las variedades del queso más gaditano: el payoyo.

[Para leer más: Nuevos restaurantes que muestran que Sevilla tiene un sabor especial]

De chacinas y cocina tradicional

Aunque, para chacinas buenas, las que sirven en el Mesón Cumbres Mayores. Es verdad que aquí casi todo el mundo viene para disfrutar de sus tapas tradicionales. Pero también se puede comer (y muy bien) en las mesas de dentro.

Por ejemplo, cualquiera de los cortes de cerdo ibérico: secreto, presa, abanicos, lagartitos...

Mesón Cumbres Mayores, Cádiz.
Las propuestas tradicionales (y las mejores chacinas) tienen su lugar en Cumbres Mayores. Foto Cumbres Mayores.

Entre las propuestas más innovadoras destacan las del chef Mauro Barreiro

Algo similar ocurre con la Tapería D’Cortés (Plocia, 13), situada en una de las calles cercanas al puerto, y regentada por una familia encantada de resolver cualquier duda del comensal y, de paso, descubrirle algunos de los secretos del Cádiz más auténtico.

Los precios resultan muy sorprendentes, dada la calidad del producto y la creatividad de muchos de los platos. Buen ejemplo son las lagrimitas de pollo con toques de mostaza dulce; o la ensalada de chipirones.

Hojaldre Taperia D'Cortes
Entre las tapas tradicionales, también hay lugar para la sorpresa. Foto Taperia D'Cortes.

Sorpresas y creatividad

Aunque, para creatividad, la que derrocha cada temporada el alma máter del restaurante La Curiosidad de Mauro Barreiro. La idea es intentar sorprender al comensal cada vez que visita su local, muy próximo a la siempre animada Plaza de San Antonio.

Y lo hace trayendo al plato delicias gaditanas sí, pero tratadas con técnicas de procedencias diversas. Algunas realmente muy lejanas.

Curiosidad de Mauro Barreiro, Cádiz.
Un referente en la cocina creativa gaditana es La​ Curiosidad de Mauro Barreiro.

Nada tiene que ver en concepto esta nueva cocina andaluza con el clasicismo del restaurante El Faro de Cádiz. Con todo, sigue siendo obligada la visita a este comedor, que lleva décadas contemplando el paso de lo más granado de la sociedad local.

Y ya que hablamos de clásicos, hay que mencionar el Royalty. Pese a su decoración, entre el modernismo y el art déco, este café y restaurante es relativamente nuevo (abrió sus puertas en 2008).

Aunque bastante reciente, el Royalty, con su decoración a medio camino entre el modernismo y el art déco, se ha convertido ya en un clásico en la escena culinaria de Cádiz

De hecho, fue durante un tiempo un almacén de ferretería y durante muchas décadas permaneció cerrado y en el olvido. Hoy es un lugar ideal para tomar un café de tarde, acompañado de una porción de sus maravillosas tartas vienesas.

Albondiguitas de marisco. Foto El Faro de Cádiz.
Albondiguitas de marisco. Foto El Faro de Cádiz.

Pero también es el mejor lugar donde disfrutar de una cena romántica y con mucho estilo. La carta es un buen panegírico de los platos estrella de la cocina internacional clásica, junto a algunos de los mejores ingredientes de la gastronomía gaditana, tratados como lo que son: productos de lujo.

Aponiente

Pese a no encontrarse en la propia capital gaditana sino en la cercana localidad de El Puerto de Santa María, sería muy injusto no hacer referencia al que, hoy por hoy, es uno de los mejores restaurantes de Cádiz y de Andalucía: Aponiente. Éste no es sino la concreción del sueño de Ángel León, sin duda uno de los mejores cocineros del país, al que ya se le va quedando corto el apelativo de 'el chef del mar'.

Ángel León. Foto Álvaro Fernández Prieto. Restaurante Aponiente.
No podemos hablar de gastronomía en Cádiz sin hacerlo de Ángel León. Foto Álvaro Fernández Prieto | Restaurante Aponiente.

Tanto en Aponiente como en la taberna que tiene en el centro de El Puerto (el restaurante primigenio), Ángel despliega todo su conocimiento (y descubrimientos) respecto a la cocina marina.

Fundamentalmente, usando ingredientes cuyas aplicaciones a la cocina, hasta que no lo hizo este cocinero, se desconocían. Es el caso del plancton, las pieles de determinados pescados e, incluso, sus espinas y, por supuesto, las algas.

Ensalada de tomate marino. Foto Álvaro Fernández Prieto. Restaurante Aponiente.
Ensalada de tomate marino. Foto Álvaro Fernández Prieto | Restaurante Aponiente.

No hay escrúpulos que valgan: la cocina de Aponiente es una de las mejores experiencias gastronómicas que pueden disfrutarse en Cádiz.