Cinco restaurantes para comer healthy (y rico) en Madrid

Porque comer sano ni está -ni mucho menos- reñido con comer sabroso. Foto: El Invernadero

Cinco restaurantes para comer healthy (y rico) en Madrid

Saludable, green, healthy… lo llames como lo llames, en Madrid tienes un buen puñado de restaurantes para comer sano; estos son nuestros preferidos

José Manuel Torres

Madrid

14/11/2019 - 18:54h

Con una creciente preocupación por comer sano, la cultura de la cocina healthy o, simplemente, saludable, ha transformado la oferta gastronómica de muchos ciudades del mundo, también de Madrid, donde en los últimos años ha surgido un buen número de restaurantes que proponen una cocina sana que, a su vez, aboga por un estilo de vida más saludable y respetuoso con nuestro planeta.

Los restaurantes Mandioca, Superchulo, El Invernadero, Elektra y Abolea son buena muestra de que salud y placer gastronómico pueden ir perfectamente de la mano.

¿Harto de frituras y comidas procesadas? Ficha estos restaurantes para disfrutar de sabores auténticos y, además, saludables

[Para leer más: Este es el nuevo pecado dulce que va a arrasar en Madrid]

Mandioca

En la calle San Bernardo, en pleno centro neurálgico de Madrid, los amantes de la cocina sana tienen una cita obligada en Mandioca y sus menús saludables y frescos para tomar en un local que apuesta por un concepto colonial-tropical con aires brasileños.

Restaurante Mandioca, Madrid.
Foto: Restaurante Mandioca.

En los fogones encontraremos al chef Guto Molina, un creador que propone una cocina healthy basada en productos de calidad y propuestas de la mañana a la noche.

Desde tartas, bizcochos, parfaits y café 100% natural para el desayuno a lo que se conoce como Trilogías Mandioca del día, tres diferentes propuestas que se componen de proteínas, hidratos de carbono y verduras.

La coctelería Amazónica transforma las tardes de Mandioca con sus propuestas elaboradas con siropes naturales y frutas exóticas (sin azúcares añadidos)

Cualquiera de los platos se puede tomar en el propio restaurante o donde queramos, ya que disponen de servicio para llevar. Podemos probar, por ejemplo, la jugosa pechuga de pavo en salsa casera de tomate huerta, puré ahumado de maíz y ensalada caliente thai al horno con diversidad de vegetales y semillas.

Por las tardes Mandioca se transforma gracias a su coctelería Amazónica, trabajada con siropes naturales y frutas exóticas, evitando siempre los azúcares añadidos.

Mandioca luce una decoración colonial tropical con aires brasileños
Mandioca luce una decoración colonial tropical con aires brasileños. Foto: Mandioca.

En el momento de las cenas, el chef Molina da rienda suelta a su imaginación en platos tan brillantes como los pout pourri de patés vegetales especiados con influencia oriental y amazónica, el curry balinés, la quinoa burger o delicados postres como la tarta de lima con suave merengue horneado.

Superchulo

Hay que ir al vibrante barrio de Malasaña para conocer la cocina de Superchulo, el restaurante de Rebeca Toribio. Si algo tiene claro su propietaria es que comer bien es fundamental en nuestra vida y por eso su cocina es cien por cien plant based o, lo que es lo mismo, sus productos son todos de origen vegetal.

Rebeca Toribio y Ainhoa Romero, propietaria y jefa de cocina de Superchulo, firman la divertida y sugerente carta de Superchulo

Al frente de los fogones y siguiendo esta filosofía se encuentra la jefa de cocina Ainhoa Romero, que comanda un equipo joven e ilusionado por seguir creciendo y por crear platos suculentos, saludables y tradicionales de diferentes gastronomías, utilizando siempre en sus preparaciones, ingredientes sostenibles y naturales.

Tennessee Baos. Foto Superchulo.
Tennessee Baos. Foto Superchulo.

La carta de Superchulo es divertida, sugerente y muy atractiva. Podemos encontrar desde piscolabis tan sabrosos como las patatas chulapas o la berenjena campera, pizzas -buenísima la trufada-, o lo que ellos denominan food porn, probablemente por lo que tiene de excitante e irresistible.

Hay que probar la pasta a la Malasaña o el dear boniato para comprenderlo, los Buddha bowls, el hot cazuela y el burger corner, que incluye el pepito hipster, que contiene un filete vegano.

Si nos pierde el dulce debemos pedir el lemon pie o el brownie brown. Dentro del apartado de las bebidas, Superchulo ofrece vinos ecológicos, naturales y con certificación vegana.

Superchulo Madrid
Como su nombre indica, su local también es muy 'cool'. Foto: Superchulo.

El Invernadero

Hablar de El Invernadero es referirse al chef Rodrigo de la Calle, uno de los cocineros más significativos e innovadores de nuestro país.

El Invernadero fue el primer restaurante español en lograr una estrella Michelin sin ofrecer carne o pescado en su carta

Su preparación y aprendizaje como cocinero pasa por lugares emblemáticos como Mugaritz, El Poblet y Lasarte, entre otros.

El Invernadero, Madrid
Rodrigo de la Calle dirige la cocina de El Invernadero. Foto: El Invernadero.

Su restaurante El Invernadero, en la calle de Ponzano, 85, es un templo de la cocina sana, y es el primero de la historia de la gastronomía española en conseguir una estrella Michelin sin ofrecer en su carta pescado ni carne y en el que servicio de sala corre a cargo del equipo de cocina. Posee, además, 2 Soles Repsol.

Premio al Cocinero Revelación en Madrid Fusión 2009, en su restaurante aplica precisamente el concepto de gastrobotánica que le hizo merecedor de esta distinción y se refiere a la investigación de nuevas especies o el rescate de variedades olvidadas del reino vegetal, así como el estudio de componentes de las plantas (raíces, tallos, hojas, flores, frutos, semillas) para el uso y aplicación en cocina.

En El Invernadero existen varios menús, entre los que destaca el Menú Vegetalia por 135 euros, que muestra las últimas creaciones del chef.

Para acompañar los creativos platos se ofrecen zumos, jugos, infusiones, fermentados, espumosos, hidromiel, cervezas y hasta su propio vino.

Vainas y trufa. Foto: El Invernadero.
Vainas y trufa. Foto: El Invernadero.

[Para leer más: Seis restaurantes para disfrutar de la cocina al carbón en Madrid]

Elektra

En Santa Engracia, 108, en el barrio de Chamberí, despunta la cocina del restaurante Elektra, gracias a su impecable propuesta de platos saludables, sostenibles y sabrosos.

Entre sus principales atractivos se cuentan la sala, moderna, luminosa y de diseño industrial, así como sus tés y cafés, buena música y un ambiente muy agradable que se suman, claro a una gastronomía de calidad.

Su cocina está basada en productos de temporada y no es estrictamente vegetariana, ya que también incluye pescados -por ejemplo, productos con el sello Alaska Seafood- y carnes de la finca Jiménez Barbero, en lo que supone un compromiso constante con el producto fresco, saludable, sin química y de producción sostenible.

Cheese cake crudivegana con dátiles, almendra y chocolate. Foto: Elektra.
Cheese cake crudivegana con dátiles, almendra y chocolate. Foto: Elektra.

En cocina se preparan platos que fusionan la cocina tradicional con las últimas tendencias culinarias internacionales y se le da una especial importancia a los platos del día y a sus dos principales menús degustación, el omnívoro y el vegano a 42 euros cada uno.

Magnífico el bacalao con ajoblanco y arándanos frescos, la tempura de verduras al curry con salsa de yogur de almendra y de soja, o el brownie de chocolate negro, aguacate y plátano con helado de naranja.

Además, Elektra presenta en esta nueva temporada dos nuevos brunch para los domingos, uno de ellos vegano y sin gluten, que completan con bufé libre y, por otra parte, una carta de tapas para las tardes, un menú degustación y nuevas creaciones para este otoño.

Restaurante Elektra
Foto: Restaurante Elektra.

Abolea

Entre los barrios de Malasaña y Trafalgar encontramos la cafetería-restaurante Abolea, que destaca por su decoración moderna y amplios ventanales que dejan entrar la luz.

Aquí se viene fundamentalmente a disfrutar de sus cafés de gran calidad y de su comida sana servida en boles, tan de moda en Australia y en Estados Unidos.

Todos los platos de Abolea se elaboran con productos de proximidad, sin conservantes ni azúcares añadidos
Los platos se elaboran con productos de proximidad, sin conservantes ni azúcares añadidos. Foto: Abolea.

En su carta, en cuya realización colaboran nutricionistas, hay propuestas con proteínas, verduras, frutos secos y legumbres, combinados según los gustos del cliente. Productos siempre de proximidad, de temporada, sin conservantes ni azúcares añadidos.

Muy sabroso el bol Sol Mediterráneo compuesto por falafels caseros, tomate y cebolla, taboulé de couscous, chips de kale, tomates cherry, col lombarda y alioli suave vegano.

Si además te gusta conversar con extraños este es tu sitio, pues las mesas son corridas y siempre se crea muy buen ambiente. Disponen también de una carta de zumos naturales elaborados al momento con frutas y verduras frescas.

Decoración moderna y amplios ventanales en Abolea.
Decoración moderna y amplios ventanales son el sello de Abolea.