Cinco restaurantes para dejarse conquistar por Granada

Sí, las tapas están muy bien, pero también hay restaurantes que merece la pena descubrir. Foto: Sibarius.

Cinco restaurantes para dejarse conquistar por Granada

Mucho arte y productos ejemplares como las verduras de la Vega, las carnes de Sierra Nevada y los pescados de Motril hacen de Granada un destino suculento

José Manuel Torres

Valencia

22/02/2020 - 18:15h

La cocina que se saborea en Granada es sencilla y a la vez muy evolucionada. Se asienta en la calidad de los excelentes alimentos que se producen en su provincia como las verduras de la Vega, las carnes de Sierra Nevada, especialmente la sabrosa vaca pajuna, y la variedad de pescados de la costa de Motril.

Con todos estos productos, y otros más, cocineros de probada competencia elaboran sus platos en restaurantes como La Fábula, Casa de Comidas Atelier, Oleum, Carmen de San Miguel y Sibarius.

Y es que, aunque muchos consideren Granada como sinónimo de tapas -y muy buenas-, hay vida más allá. Y estos restaurantes son algunos de los mejores para descubrirlo.

Elaboraciones gustosas y visualmente sugestivas en La Fábula. Foto Hotel Villa Oniria.

Elaboraciones gustosas y visualmente sugestivas en La Fábula. Foto: Hotel Villa Oniria.

[Para leer más: Guía para comer (muy bien) en Andalucía]

La Fábula

La Fábula, restaurante situado en el céntrico Hotel Villa Oniria es el lugar de trabajo del chef madrileño Ismael Delgado, quien cocinó en importantes establecimientos del fallecido chef Santi Santamaría como Santceloni y Tierra de Toledo, donde obtuvo una estrella Michelin como jefe de cocina.

Alejado completamente de los menús turísticos, Ismael Delgado ofrece en La Fábula una cocina muy respetuosa con el terruño, tanto en recetas como en materias primas

Ahora ha conseguido que La Fábula sea un referente de la mejor gastronomía granadina, fundamentalmente por su voluntad en concebir una cocina muy respetuosa con el terruño, dando especial importancia a la materia prima local.

Delgado deja completamente de lado los habituales menús turísticos, centrándose en construir una sabrosa cocina basada en los productos de temporada locales.

Y aunque en su restaurante se puede pedir a la carta, lo mejor es demandar alguno de sus dos menús degustación; La Fabula (11 pasos por 80 euros) y Samaniego (14 pasos por 95 euros).

Crujiente y cremoso de jarrete, pescado de roca con alcachofas y almendras, o ave de corral, venere y ras el hanout son algunos de sus platos más celebrados.

El restaurante nos espera dentro del Hotel Villa Oniria. Foto Hotel Villa Oniria

El restaurante nos espera dentro del Hotel Villa Oniria. Foto: Hotel Villa Oniria.

El espacio del comedor es elegante, cómodo y seductor. Cuenta además con una tranquila terraza. Buen servicio y una bien provista carta de vinos.

Casa de Comidas Atelier

En el barrio de los Alminares, el cocinero Raúl Sierra, que se ganó la vida durante más de 20 años en restaurantes de dentro y fuera de nuestro país, abrió hace un par de años Casa de Comidas Atelier, su propio negocio de alta cocina informal, en el que ejecuta una culinaria renovada basada en las recetas de la cocina andaluza tradicional, con interesantes toques viajeros.

Cada mes Raúl Sierra cambia una decena de platos de la carta en Casa de Comidas Atelier

Sierra, que consiguió el pasado año el premio de Restaurante Revelación 2019 en Andalucía Gourmet, y en este 2020, la guía Michelin le ha concedido una merecida Bib Gourmand, practica una cocina muy personal, en una carta estacional que incluye 10-12 propuestas, y 7 o 8 platos más como sugerencias mensuales.

Sabrosos platos de cocina andaluza tradicional con un toque de vanguardia. Foto Casa de Comidas Atelier

Raúl Sierra firma sabrosos platos de cocina andaluza tradicional con un toque de vanguardia. Foto: Casa de Comidas Atelier.

Además, elabora platos estrella a los que es imposible renunciar. Hablamos de creaciones como el tartar de corvina con mayonesa de lima y codium, los ravioli rellenos de centolla, o el croissant relleno de rabo de toro con salsa bearnesa y queso artesanal granadino, entre otros.

El restaurante, de apenas 50 metros cuadrados con cinco mesas, y otras cinco más que se distribuyen en el exterior cuando llega el buen tiempo, evoca a un bistró francés, pero con la entidad andaluza de las tabernas de siempre.

Madera, hierro forjado y azulejos artesanales que recuerdan a La Alhambra son su seña de identidad. En la carta se ofrecen estupendos vinos por copas de Jerez y de Montilla Moriles. Excelente ambiente y servicio. Precio medio: 25-30 euros.

En este 2020,  Michelin le ha concedido una merecida Bib Gourmand al restaurante Casa de Comidas Atelier

En 2020, Casa de Comidas Atelier ostenta un Bib Gourmand Michelin. Foto: Casa de Comidas Atelier.

Oleum

Gregorio García y su hijo con el mismo nombre, son el alma mater de Oleum, uno de los restaurantes de Granada con más renombre.

No hay secretos en sus fogones, más bien experiencia, comprensión y sabiduría culinaria, pues la carta que se plantea se justifica en una elaborada cocina andaluza del recuerdo, que aúna con perfección las recetas tradicionales con la vanguardia bien entendida.

El mejor aceite de oliva virgen extra y los productos frescos de proximidad son las señas de identidad de Oleum

Ingredientes frescos y de temporada, productos locales y el mejor aceite de oliva virgen extra son la esencia de una cocina que presenta platos de esmerada prestancia como el tartar de aguacate de Motril, las alcachofas salteadas con gambas al aroma de manzanilla, el arroz meloso con costillas o el secreto ibérico con calabaza cortijera, entre otros.

Oleum, el nombre del restaurante, que en latín significa aceite, es un homenaje de Gregorio García a uno de los alimentos que mejor se identifican con España. “Mis investigaciones, mis pensamientos, mis ideas y mi trabajo sobre nuestra cultura mediterránea desembocan constantemente en el aceite de oliva, que es fuente de vida y uno de los más importantes ‘fármacos’ para nuestra salud por sus innatas propiedades”, subraya.

Medallón de solomillo de cerdo con salsa Pedro Ximénez. Foto Oleum

Medallón de solomillo de cerdo con salsa Pedro Ximénez. Foto: Oleum.

El restaurante posee varios espacios bien diferenciados: terraza, bar, un amplio comedor para todo tipo de eventos y celebraciones y un coqueto reservado. Interesante carta de vinos, postres artesanales y servicio muy atento.

[Para leer más: Cinco restaurantes que prueban que Málaga está para comérsela]

Carmen de San Miguel

Nadie en Granada imagina un restaurante con mejores vistas que Carmen de San Miguel, pues se ubica en la parte alta del barrio del Realejo, antigua judería de la ciudad, a los pies de las Torres Bermejas, y con vistas al bosque de La Alhambra. Y por si esto fuera poco, está emplazado a menos de 120 metros de los famosos baños de la corte andalusí.

Jorge Matas, su experimentado cocinero y propietario, seduce con su capacidad a la hora de reinterpretar la cocina tradicional de la zona, siempre con total respeto, y utilizando para sus fines las técnicas más modernas, así como los principales ingredientes locales de producción ecológica.

Las vistas desde la terraza quitan el hipo. Foto Carmen de Sanmiguel.

Las vistas desde la terraza quitan el hipo. Foto Carmen de Sanmiguel.

El menú recoge una destacada cocina andaluza elaborada con productos de la tierra, en la que aparecen tapas tan ricas como las croquetas de cocido y pescado con ensaladita de pimientos a la vainilla, entrantes como los canelones de berenjena y queso de cabra con salsa de tomate a la albahaca, arroces de tan buena factura como la paella vegetal de espárragos, habas y alcachofas, pescados como el lomo de salmón escabechado sobre crema de hinojo, y carnes tan ensalzadas como el gustosísimo estofado de ciervo con setas y ñoquis de calabaza.

Un buen consejo es que, aunque en cualquiera de los espacios del restaurante se come muy a gusto, es satisfactorio pedir una mesa en el salón Mirador o en la terraza, pues ambos espacios poseen vistas que quitan el hipo.

Los platos de Carmen San Miguel son un buen ejemplo de la mejor cocina andaluza (4)

Los platos de Carmen San Miguel son un buen ejemplo de la mejor cocina andaluza.

Sibarius

Uno de los grandes establecimientos de restauración de Granada dedicados a la cocina mediterránea fusionada con la oriental, especialmente con la nikkei y también con la peruana, es el gastrobar Sibarius, toda una grata experiencia gastronómica que viene de la mano del  joven cocinero Javier San José, que cocina maravillosamente bien pescados únicos como el atún rojo salvaje de las almadrabas andaluzas.

Fusión de cocinas oriental y mediterránea, si hay un pratagonista clave en Sibarius es, sin duda, el atún rojo 

Con este productazo elabora asiduamente más de 10 platos diferentes y le dedica unas jornadas gastronómicas anuales.

Javier San José es el joven chef Sibarius

Javier San José es el joven chef Sibarius. Foto: Sibarius.

Por otra parte, Sibarius, que cuenta además con un sushi-bar que hace las delicias de los amantes de la cocina japonesa, fue recomendado en el año 2017 por The New York Times como restaurante imprescindible en una visita a Granada.

En su menú encontraremos delicadezas como los arroces mediterráneos, tempura de verduras y langostinos, tartar de atún rojo de almadraba, ceviche de vierias o de lubina, cocochas de merluza, burger de buey, cordero segureño, ostras frescas, el mejor sushi y reconfortantes cócteles.

La decoración de Sibarius es moderna y contemporánea. Consta de dos plantas y una coqueta terraza. El servicio es muy atento y la carta de vinos encierra en su interior más de 100 referencias, con especial atención a las notables elaboraciones de la provincia de Granada.

Tataki de atún rojo salvaje de las almadrabas andaluzas con soja y jenjibre

Tataki de atún rojo salvaje con soja y jenjibre. Foto: Sibarium.