Cócteles de leyenda para elaborar en casa

El Dry Martini es uno de los cócteles más populares. Y es fácil de elaborar. Foto: Steve Smith - Unsplash

Cócteles de leyenda para elaborar en casa

El italiano Americano y el clásico Dry Martini son dos bebidas fáciles de elaborar estos días, con ingredientes que no faltan en los supermercados

Jordi Català

Jordi Català Infographics

Barcelona

04/04/2020 - 13:55h

Este es uno de los grandes cócteles italianos aunque se llame Americano, y se sirvió por primera vez en el bar del creador Gaspare Campari, Caffè Campari, en la década de 1860.

Es el descendiente directo del "Milano-Torino" que consistía en Campari, el licor amargo de Milán y Punt e Mes, el vermut de Turín aunque carecía de agua de soda. Esta bebida era también descendiente del "Torino-Milano", que consistía en partes iguales de Campari y Amaro Cora.

Otra leyenda explica que el Americano recibió su nombre en homenaje a los turistas estadounidenses que viajaban a Italia a finales del siglo XX y por la moda que se extendió por el país transalpino a principios del pasado siglo. 

AMERICANO Foto Campari

Americano, el cóctel nacido en Italia. Foto: Campari

Americano, pero de origen italiano

El Americano que está elaborado con ingredientes típicamente italianos como el Campari y el Vermut rojo está considerado como el padre de otro cóctel que representa universalmente a Italia, el Negroni, el cual se diferencia del primero por ser mucho más alcohólico a causa de la ginebra.

[Para leer más: Si dice Negroni, diga Campari, el homenaje a un clásico italiano]

El Americano también es de la familia del Negroni Sbagliato, que lleva Spumante en lugar de ginebra.

AAMERICANO

Infografía: Jordi Català

James Bond dio una gran fama al cóctel Americano, por aparecer en películas como ‘Casino Royale’

Una cuota importante de fama del Americano se debe a James Bond, pues es uno de sus cócteles favoritos en la película Casino Royale.

El Americano además, forma parte de la lista oficial de cócteles del IBA (Asociación Internacional de Bartenders) bebidas que solo pueden ser preparadas por los profesionales de todo el mundo siguiendo a rajatabla la receta original.

Martini: nombre italiano para un cóctel californiano

La historia más popular del origen del famoso cóctel Dry Martini, el rey de los cócteles según el barman Javier de las Muelas, comienza en San Francisco, California en 1862, durante la guerra de Secesión.

En un hotel junto a la estación del ferry que iba al pueblo minero de Martínez se creó un cóctel preparado para la gente que esperaba la embarcación para marchar.

DRY MARTINI

Infografía: Jordi Català

Otra versión introduce a Jerry Thomas, considerado padre de la mixología quien también elaboró el primer libro sobre cócteles que se escribió y a quien localiza en el año 1850 en su bar cercano al ferry, cuando un turista que se dirigía a la localidad de Martínez, le pidió algo innovador y desató la creatividad del legendario barman.  El cóctel gustó muchísimo y, en honor al destino del cliente, se le llamó Martini, aunque los ingredientes no eran idénticos a los actuales. 

Otra historia enlaza las anteriores con la aparición de la aceituna que no puede faltar en un Dry Martini. Un buscador de oro de la ciudad de Martínez, para celebrar un importante hallazgo decidió tomar champán en el bar Julio Richelieu for Champagne. En el local no había champán, a pesar de su nombre, y el encargado le sirvió la receta de Jerry Thomas, que aún no se llamaba Martini pero con una aceituna dentro. Gustó y lo llamaron Martínez por la localidad californiana. era 1870.

Aún en días de confinamiento se puede disfrutar de un Martini

Aún en días de confinamiento se puede disfrutar de un Martini

De EEUU al mundo

Pero fue la prohibición de beber alcohol en los EEUU y la facilidad para fabricar ginebra y martini blancos clandestinos lo que convirtió al Dry Martini en uno de los cócteles más importantes en los años 20.

[Para leer más: Cinco cócteles para alegrar una jornada de cuarentena]

Cuentan que el presidente Franklin D. Roosevelt, celebró con un Dry Martini el fin de la ley seca durante su mandato- cóctel que posteriormente se convertiría en uno de los combinados más importantes en los Estados Unidos a lo largo del siglo XX.