¿Creías haberlo probado todo? Descubre la cocina de Burgos

'Pollo escalmendrado' del restaurante La Jamada de Burgos, tapa ganadora en el Campeonato Nacional de Pinchos y Tapas 2019. Foto: José María Toro

¿Creías haberlo probado todo? Descubre la cocina de Burgos

Entre la tradición y la fusión, estos locales de la ciudad de Burgos son recomendados tanto para ir de tapas como para probar platos sofisticados

José María Toro

Blog Hedonista

Barcelona

22/12/2019 - 11:00h

En el mapa gastronómico y monumental de España surge Burgos, que fue declarada por la UNESCO en el 2015 como ciudad creativa de la gastronomía. Esta urbe castellana, con las huellas del Cid Campeador y de un valioso legado medieval, presenta una cocina contundente, ideal para que el frío ni haga acto de presencia.

Burgos es un destino turístico no saturado, responsable y sostenible, ideal para una escapada, y estos meses son ideales para saborear con sus colores ocres y rojizos, y sus platos de cuchara más nutritivos.

[Para leer más: El sorprendente descubrimiento de las viñas de Burgos]

Su rica gastronomía demuestra que hay vida más allá de la morcilla de Burgos, la olla podrida o el lechazo. Son manjares que no se pueden olvidar pero aquí interesantes opciones para descubrir. Por estos motivos, forma parte de la Red de Ciudades Creativas de la Gastronomía de la UNESCO, junto a 180 metrópolis del mundo.

De tapeo

La opción más popular y poder sentir el pulso de la ciudad es ir de tapas por la Calle de San Lorenzo. Seguramente que encontraremos la opción que más se adapta a nuestros gustos personales.

Que nadie se pierda la ceremonia de la Vermutería Victoria, que cada día a las 22:00 cantan el himno a Burgos aunque llueva o truene

La Vermutería Victoria es muy conocida por los residentes y turistas porque cada noche, a las 22:00 y con una puntualidad suiza, suena el himno a Burgos, y se canta este epinicio entre todos los parroquianos, con más entusiasmo que afinación.

Pincho Revilla. Foto: José María Toro.

Pincho Revilla. Foto: José María Toro.

Una vez acabado este solemne acto, volveremos a continuar con nuestro vermut y alguna de sus célebres tapas, como el pincho Revilla un mar y montaña de morcilla y la anchoa homenaje al presidente cántabro. También destacable el steak tartar y el delicioso bacalao en tempura.

En El Huerto de Roque se presenta una cocina de autor en un espacio con mucho encanto. Hay que probar los tigres «sorpresa», del que no revelaré su contenido. Con ellos, descubran las croquetas explosivas, bravas y rollitos vietnamitas que hasta aquí ha llegado las influencias asiáticas.

Croquetas explosivas. Foto: José María Toro.

Croquetas explosivas. Foto: José María Toro.

Buena cocina y mejor humor

La Bóveda es una cafetería con una amplia e irresistible selección de tartas y también bar de copas. Fácilmente reconocible por su fachada en madera pintada en azul celeste pastel.

Cecina de León. Foto: José María Toro.

Cecina de León. Foto: José María Toro.

Otro sitio recomendado es El Pez Gastrotiendas, con tres tiendas-bares en la ciudad, en las calles Santa Clara, San Lorezo y Sombrerería.

Son sitios para tapear con mucho sentido del humor en las pizarras que decoran los locales “Dime algo bonito, Bonito con pimientos”; “No hay gente fea, sino vino de menos” o “El Pez más que un bar un salón de belleza”, entre otras chanzas.

Influencias del mundo

En La Jamada su chef Antonio Arrabal hace cocina viajera, de sabores mediterráneos, mexicanos y asiáticos. Recientemente ha ganado el Primer Premio en el Campeonato Nacional de Pinchos y Tapas 2019 con su opción «Pollo escalmendrado» y el Premio Internacional «Cocinando con Trufa» 2019.

[Para leer más: La capital gastronómica de España bate récords]

Para paladares más sofisticados está Cobo Vintage, con una estrella Michelin y la única presencia de la famosa guía de tapas rojas en Burgos.

Cobo Vintage es el único restaurante de Burgos con estrella Michelin. Hay que descubrir las elaboradas creaciones de su chef Miguel Cobo

Su chef Miguel Cobo, define su cocina como tradicional con técnicas actualizadas. Une su Santander natal con Burgos su ciudad de acogida, siguiendo la Nacional 623. Destacable por presentación su snack de emulsión de roca y alga y el postre de merengue a la llama, babá de ron acidulado y su cremoso helado. Y de llorar su merluza, todo un tributo al restaurante El Vallés de Briviesca.

Snack emulsión de roca y algas. Foto: José María Toro.

Snack emulsión de roca y algas. Foto: José María Toro.

 ¿Qué tal una cerveza artesana?

La cerveza artesanal de Burgos se llama Cerveza Dolina y rinde homenaje a los descubrimientos arqueológicos de Atapuerca.

Se elabora con el agua de Burgos por su elevada calidad, levadura, malta y lúpulo. Se sirve sin pasteurizar para poder apreciar todos los matices en su consumo. Realizan visitas y experiencias que se pueden reservar en su web.

Cervezas Dolina. Foto: José María Toro.

Cervezas Dolina. Foto: José María Toro.

Es difícil sintetizar la variada oferta gastronómica de Burgos, pero si se quieren conocer más opciones, lo sugerido es explorar las recomendaciones de Burgos Gastronomy City. A no perder de vista.