Decir vino malbec es decir Argentina

El Viñedo Adrianna, de Catena Zapata, está a más de 1.500 m de altitud. Foto: Catena Zapata.

Decir vino malbec es decir Argentina

Un vino que traduce tan bien los paisajes en los que crece que se ha convertido ya en recorrido por la Argentina

Jordi Català

Jordi Català Infographics

Barcelona

10/05/2020 - 16:00h

El fenómeno que une la uva malbec a Argentina es un caso extremadamente singular; se trata de un país que logra una asociación directa con una sola variedad, la rescata del olvido (y casi de la desaparición) y la convierte en su enseña nacional a nivel vitivinícola, creando un paradigma de sus vinos de altísima calidad en el panorama mundial. 

El impulso de la viticultura argentina logró, además, que el vino malbec haya revelado su auténtico potencial: versatilidad, elegancia y opulencia, convirtiéndose en el centro de las más audaces innovaciones durante los últimos veinte años, como la de su cultivo en los Andes a alturas de más de 1.500 metros. 

Argentina es el primer productor mundial de malbec, con más de 44.000 hectáreas cultivadas (el 86% en Mendoza)

[Para leer más: Cafayate, enoturismo de lujo en el norte argentino]

La uva más cultivada

Malbec es también de lejos la uva más cultivada en Argentina, su actual primer productor mundial, con más de 44.000 hectáreas, de las que un 86% están en Mendoza, aunque también se produce en La Rioja, Salta, San Juan, Catamarca, Jujuy, La Pampa, Neuquén, Río Negro y Buenos Aires. 

Atlas del Malbec. Infografía Jordi Catala

Atlas del Malbec. Infografía: Jordi Català.

Mientras esto sucede en Argentina, la misma variedad vive el mayor de los declives en Francia, la tierra que la vio nacer, y en la que ahora apenas se cultivan 3.000 hectáreas.

Un poco de historia

La malbec es originaria de la antigua provincia de Quercy, cerca de Cahors, en el sudoeste de Francia, edonde es conocida como côt y surge de un cruce entre magdeleine moir de Charentes (uva de mesa muy popular en el medievo) y la prunelard.

La malbec sigue siendo el tinto varietal de Cahors con una Appellation d'Origine Contrôlée (AOC). Según una versión, un tal Monsieur Malbeck (de origen húngaro) la introdujo en Sainte-Eulalie d'Ambarès, cerca de Burdeos, desde donde ya entrado el siglo XIX conquistaría el paladar y el mercado inglés.

A finales de siglo, sin embargo, la plaga de la filoxera, que destruyó la viticultura francesa, la hizo caer en el ostracismo.

El segundo descubrimiento de América

La cepa llegó a la Argentina de la mano del francés Michel Aimé Pouget, -que ya la había plantado en Chile-, un agrónomo contratado por Domingo Faustino Sarmiento para llevar adelante la dirección de la Quinta Agronómica de Mendoza, cuyo proyecto de creación se presentó ante la Legislatura provincial el 17 de abril de 1853, y es origen del actual Día Mundial del malbec.

El malbec es el vino argentino por excelencia. Foto Francisco Deane Unsplash

El malbec es el vino argentino por excelencia. Foto: Francisco Deane | Unsplash.

La historia de amor que estuvo a punto de no ser

A fines del siglo XIX y de la mano de los inmigrantes italianos y franceses, la vitivinicultura argentina creció exponencialmente y con esta, el malbec, que se adaptó rápidamente a los diversos terruños y se desarrolló incluso mejor que en su región de origen.

Pero durante la crisis económica del siglo XX, muchas plantaciones de malbec fueron arrancadas para producir vinos de mesa con las variedades criolla grande y cereza. 

La uva fue redescubierta después y reincorporada por bodegueros singulares, como los Catena Zapata, a finales del siglo XX y la industria vitivinícola argentina empezó a crecer, desarrollarse y producir vinos premium para la exportación.

El atributo que hace justicia a la malbec

El 86% del malbec argentino se encuentra en la provincia de Mendoza, y más concretamente se reparte en cuatro regiones vitivinícolas entre las que destaca Luján de Cuyo que se convirtió, en 1989, en la primera denominación de origen de vinos de toda Latinoamérica, para proteger prioritariamente a los vinos de la variedad malbec.

20 Mejores Malbec. Infografía Jordi Català.

20 Mejores Malbec. Infografía. Jordi Català.

Malbec fue precisamente la primera uva cultivada en Luján de Cuyo, hace más de 200 años, y la que le dio su actual prestigio como región viticultora a nivel mundial.

Con el paso del tiempo se ha convertido también en la primera Denominación de Origen Controlada (DOC) de América. 

Algunas de las bodegas más antiguas del país y las de mayor prestigio en la elaboración de malbec pertenecen a la DOC Luján de Cuyo: Catena Zapata, Luigi Bosca, Norton, Achaval Ferrer, Altos Las Hormigas, Terrazas de Los Andes, Alta Vista, Benegas, Weinert, Carmelo Patti, y Casaren, entre otras. 

La normativa estipula un mínimo de crianza de 24 meses, de los que al menos 12 deben de ser en madera y el resto en botella. Existen solo dos DOC en Argentina, -como hay dos en España, DOC Rioja y DOC, Priorat-y ambas se encuentran en la provincia de Mendoza: la DOC Lujan de Cuyo (2005) y la DOC San Rafael (2007). 

La personalidad americana y andina de la malbec

Entre los malbec argentinos y los franceses existen grandes diferencias, pues la malbec es muy plástica y sus características varían mucho con los terruños, aunque también podría ser que los esquejes traídos por Pouget y por los inmigrantes franceses fueran de un clon singular extinguido en Francia a causa de heladas y filoxera. 

Por otro lado, los malbec franceses son muy irregulares:  en los años secos estructurados, con taninos potentes y mucho color, y por el contrario dan vinos diluidos en los años lluviosos.

Al contrario de la malbec francesa, la argentina presenta racimos más pequeños y apretados, da también frutos más pequeños y sus vinos son siempre mucho más frutales, con taninos maduros y finales aterciopelados. 

Malbec. Infografía Jordi Català.

Malbec. Infografía Jordi Català.

Un vino de grandes alturas

En las regiones vinícolas de Luján de Cuyo y el Valle de Uco, al pie de los Andes, y a grandes alturas entre 800 y 1500 metros se producen los malbec más prestigiosos del país.

Entre las bodegas destaca Catena Zapata, proclamada recientemente como la marca de vinos más admirada del mundo ‘The Most Admired Wine Brands 2020’, según Drinks International. En esa misma clasificación la española Familia Torres ocupa el tercer lugar, siendo además la marca más admirada de Europa; Vega Sicilia es la número 9, Ramón Bilbao la 17 y Cune la 23.

Catena Zapata

El viticultor de Mendoza Nicolás Catena Zapata protagonizó en primera persona grandes iniciativas para elevar el estatus de la malbec, como el desarrollo de clones de la malbec argentina.

Viñedo Adrianna con los Andes al fondo. Foto Catena Zapata.

Viñedo Adrianna con los Andes al fondo. Foto: Catena Zapata.

Pero fue principalmente su revolución de los vinos de altura la que culminó con un nuevo terroir, cultivado a alturas impensables para cualquier viña. Catena fue el primer viticultor que plantó un viñedo (de malbec) en donde nadie pensaba que pudiera madurar nunca, a casi 1.500 metros de altitud, se trata del prestigioso Viñedo Adrianna.

A medida que el malbec conquistaba posiciones han sido muchos los expertos de todo el mundo que se han interesado por él. Paul Hobbs, Michel Rolland, Herve Joyaux-Fabre, Roberto Cipresso y Alberto Antonini son algunos de ellos.

Hoy hay varios vinos de malbec de la región con 95 puntos en Wine Spectator y en Robert Parker’s The Wine Advocate. El prestigioso Herve Joyaux-Favre ha llegado a decir que "las uvas malbec de la zona son las mejores del mundo".