Diez comidas que debes probar en Japón (y no es sushi)

La gastronomía japonesa despliega sabores que no son tan conocidos para el paladar occidental.

Diez comidas que debes probar en Japón (y no es sushi)

Al visitar Japón no se puede dejar de descubrir estos platos tradicionales, nutritivos, algo picantes pero sabrosos

Mochi

Los japoneses consumen un promedio de cuatro kilos de mochi cada año, sobre todo en enero. Se trata de un pastel elaborado con mochigome, un grano de arroz glutinoso que se machaca hasta convertirlo en una pasta. Se lo come en las fiestas de Año Nuevo, rociadas con soja dulce, envueltas en algas secas o cubiertas con semillas de sésamo.

mochi

Ramen

Esta sopa de fideos se remonta a la inmigración china en el país, pero ahora se ha convertido en un boom con comensales que hacen colas por horas en puestos callejeros, y es el vehículo para la promoción de chefs aspirantes a estrellas Michelin.

La mayoría de los tazones tienen caldos con base de cerdo, pollo o miso, con una cucharada de la potente salsa tare. Además cuenta con trozos del vientre de cerdo, los tradicionales fideos, huevos duros, nori y vegetales en conserva. En el norte de Japón, se le agrega mantequilla y maíz.

ramen

Soba

Los amantes de los fideos como el citado ramen o los udon, no pueden dejar de lado estos fideos elaborados con trigo sarraceno. Se puede comer caliente, pero también fríos, como si fuera una ensalada junto con una salsa llamada mori o zaru soba, dentro de un recipiente con caldo de pato combinado con puerros. O también se sirve como acompañamiento de tempura.

soba

Onigiri

Son bolas de arroz rellena con otros ingredientes, como trozos de verdura, pescados a la parrilla, algas marinadas o ciruelas en vinagre. Se las recubre con una tira de alga nori, y si parece un poco soso, se le puede dar un poco de sabor con furikake, un condimento deshidratado.

Onigiri

Tempura

En Occidente se confunde la palabra como si fuera una preparación, como los ‘camarones a la tempura’. Pero en Japón es un plato, ya sea de mariscos o vegetales (o ambos) recubiertos con una masa crujiente de harina, sésamo y agua helada. Se fríe hasta tomar el tradicional color dorado y se sirve como acompañamiento de fideos soba, salsas y col rallado.

Tempura 2

Sukiyaki

Estas tiras delgadas de carne, de sabor agridulce, se sazonan con azúcar, shoyu (similar a la soja) y mirin (condimento dulce). También se le agrega puerro japonés (naganegi), verduras, setas, tofu y fideos.

sukiyaki

Kani-nabe

Esta olla, popular en invierno, tiene al cangrejo como principal ingrediente. Se cocina en un caldo sazonado con la citada salsa shoyu, además de verduras como calabaza y cebollas. Los más populares son los cangrejos rey, ‘crines de caballo’ y los cangrejos de nieve.

Aka Kani Nabe

Yakitori

El pollo a la parrilla, como si fueran pinchos, se está exportando con éxito en los últimos años. Se sazona con salsa similar a la soja, con abundante sal, y entre los trozos de la carne, se le inserta vegetales como el puerro. Hay quienes prefieren condimentarlo con pimienta caliente o el sansho (pimienta japonesa), pero hay que tener cuidado porque puede ser muy potente.

yakitori

Tonkatsu

Como la tempura, pero con carne de cerdo, este plato es un clásico tentempié en estaciones de trenes o restaurante de comida rápida. Se trata de una chuleta de lomo o solomillo, rebozada y frita, que en su abanico de variedades, están las que se sazonan con curry (katsu-kare), las que se combinan en un cuenco con arroz, huevo y cebolla (katsudon), como un sándwich de toda la vida (katsu sandon).

Tonkatsu

Okonomiyaki

Esta especie de panqueque se elabora con carne, verduras (repollo y cebollas verdes) y huevos. Se vierte el contenido en esferas planas y se recubren con una llovizna de la mayonesa Kewpie. También se combina con gambas, pasta tempura y carne de cerdo mechada.

okonomiyaki