Un Dom Pérignon tan sublime como el Nessun Dorma

Un Dom Pérignon tan sublime como el Nessun Dorma. Infografías: Jordi Català

Un Dom Pérignon tan sublime como el Nessun Dorma

Es uno de los vinos más difícil de elaborar en el mundo. La complejidad de su sabor solo es comparable al momento cumbre de una ópera

Jordi Català

Jordi Català Infographics

Barcelona

26/10/2019 - 14:45h

Ya es posible tener en las manos la joya de la corona del mejor champán francés, el Dom Pérignon Plénitude 2, o P2, de la añada 2002, “la mejor en 50 años”, como afirma Xavier Monclús, el Wine Education Manager del grupo LVMH (Louis Vuitton Moët Hennessy).

Este experto, quizás una de las personas que más sabe de Dom Pérignon en España, asegura que esta bebida es “el vino más complejo de elaborar del mundo”, y que la experiencia de saborear el P2 solo se puede comparar al “Nessun Dorma de Turandot interpretado por Giacomo Lauri Volpi en el Liceu de Barcelona, en los años 60”. Nada menos.

Cómo definir al Dom Pérignon Plénitude 2

Según el crítico de vinos Robert Parker el Dom Pérignon P2 2002 “es todavía un vino joven, pero comienza a desarrollar una complejidad apreciable, que se percibe en la copa con notas de yodo, pan caliente, frutos maduros, melocotón, aceite de cítricos, humo y turba”.

[Para leer más: De visita por las burbujas de oro de Champagne]

“En boca –agrega– es un vino de cuerpo medio a fuerte, amplio y carnoso, con un perfil textural y voluminoso, con burbujas puntiagudas y un final calizo y fenólico”.

Infografía 1: Dom Pérignon

Una alianza de éxito

Este champán de etiqueta negra, criado en una lenta maduración sobre lías durante más de 16 años, se compone de las variedades Pinot Noir, que le da vinosidad y es su columna vertebral; Pinot Meunier, que aporta musculatura; y Chardonnay que es la piel, la delicadeza, la elegancia y el toque artístico final.

El Dom Pérignon Plénitude 2 es elaborado con las variedades Pinot Noir, Pinot Meunier y Chardonnay

Dom Pérignon fue creado por la casa Moët & Chandon como homenaje al creador del espumoso francés, es la cuvée de renombre más célebre del mundo y personifica un estilo que se distingue por una fruta viva, un paladar seductor y una madurez elegante.

En el caso del Plénitude 2 se añade un envejecimiento sobre lías que confiere al resultado final una energía difícil de alcanzar de otro modo. Es la segunda vida, la segunda plenitud de una añada de Dom Pérignon que ha experimentado una transformación lenta y controlada de más de quince años en los que su longevidad se ha visto prolongada hasta el degüelle.

Foto interna (Dom Perignon

Este es “un champán que tiene un impresionante potencial de envejecimiento de 50 años y que deleita los sentidos en su punto más álgido de expresividad, intensidad y emoción” afirma Monclús.

Una crianza compleja y delicada

La complejidad aromática del P2 se debe a su lenta maduración,y se despliega cálida, dorada, tornasolada, de un exotismo oriental: fruta confitada, franchipán, suaves especias y cilantro fresco.

Es un champán sorprendente, con intensos aromas de avellanas, manzana horneada con canela y levaduras y un carbónico exquisitamente integrado. Al respirarlo, el azafrán se vuelve más gris y yodado, el buqué se ensombrece poco a poco, tornándose más sobrio, misterioso, apaciguado y tranquilizador.

[Para leer más: Viaje a las entrañas del champagne más exclusivo]

Su cuerpo, centrado siempre en el fruto, se transforma en una perturbadora correspondencia entre nariz y boca, la voluptuosidad se torna gradualmente más grave, más profunda: intensidad, elegancia, salinidad y un toque impreciso de regaliz.

Infografia 2

En boca se muestra especialmente cremoso y envolvente, con aromas persistentes que desembocan en un final ahumado, intenso y enérgico.

Maridado con habanos

Si se trata de maridar con un puro, José Andrés Colmena, Brand Ambassador de Habanos, propone para el P2 un maridaje a la altura, de campanillas, para descubrir los matices más enfáticos de un Cohiba Robustos (cepo 50/124mm), perteneciente a la Línea Clásica, que es sin duda uno de los cigarros favoritos de los aficionados y se ha convertido en todo un icono.

El cuerpo del Dom Perignon, centrado siempre en el fruto, se transforma en una perturbadora correspondencia entre nariz y boca

Cohiba es la marca de mayor prestigio en el mundo del tabaco. Fue creada en 1966 y durante muchos años estuvo destinada únicamente para regalo a las personalidades de gobierno, nacionales y extranjeras. Se fabrica en la prestigiosa fábrica El Laguito, en La Habana.

info 3

Desde 1982, año en que se presentó en diferentes países, Cohiba está disponible para los aficionados del mundo pero en cantidades limitadas.