El alucinante montaje de la Oktoberfest de Barcelona

En la Oktoberfest de Barcelona se esperan 100.000 asistentes. Ilustraciones: Jordi Català

El alucinante montaje de la Oktoberfest de Barcelona

La cerveza Paulaner consigue el milagro de convertir Barcelona en Múnich y cada vez se parece más

Jordi Català

Jordi Català Infographics

BARCELONA

15/10/2017 - 12:00h

La Plaza del Universo de Montjuïc acoge la sexta edición consecutiva de la Oktoberfest Barcelona, 12 días ininterrumpidos de celebración que empezaron el 11 y terminarán el 22 de octubre. La inauguración contempló la tradicional ceremonia de apertura del barril de cerveza Paulaner (marca que lleva la tradición bávara a 70 localidades) de la mano del actor y director catalán José Corbacho y el director gerente de la Cámara de Comercio Alemana para España Walther von Plettenberg.

Al grito de «O 'zapft is!» (ya está abierto) le ha seguido al unísono el de «Prost!» (salud) ante un público de 4.500 personas. Ataviado con el tradicional traje bávaro, José Corbacho se ha mostrado "alucinado con el nivel de respuesta" de Oktoberfest donde se esperan más de 100.000 personas que hacen que esta fiesta vaya mucho más allá de lo gastronómico para convertirse en un auténtico acontecimiento de cultura popular. Al brindar, Corbacho, ha tenido muy presente que en Baviera se brinda con cada vecino mientras se mira a los ojos, si no esperan más de 7 años de mal sexo.

El espectacular montaje de la Fira de Montjuïc reproduce al 100% la estética de las carpas de la fiesta muniquesa con sus coronas vegetales en el techo enlazadas con la bandera de Baviera Weiss un Blau (blanca y azul) que predomina también en el techo de la gigantesca carpa.

Oktoberfest Barcelona

Han sido necesarias 12 jornadas de montaje para que los 4.500 metros cuadrados de la carpa sean una réplica al detalle de la fiesta bávara: mismas luces, ambiente, olores y decoración, música en vivo, comida importada de Baviera y la misma cerveza, Paulaner Oktoberfest Bier, la más consumida en la Oktoberfest de Múnich, que se elabora, desde 1818, únicamente para esta fiesta y que solo podrá disfrutarse durante estos días en Barcelona.

La Oktoberfest es una celebración que tuvo su origen en la capital de Baviera del 12 de octubre al 17 de octubre de 1810 para celebrar las bodas del Príncipe Elector Luis I de Baviera con la princesa Teresa de Sajonia-Hildburghausen con una carrera de caballos en la 'Theresienwiese' (la 'wies'n'), una pradera justo al lado de la muralla de Múnich.

La fiesta ha ido creciendo hasta alcanzar hoy unas dimensiones que la convierten en un referente internacional, con seis millones de visitantes y siete millones de litros consumidos en solo dos semanas; es decir, el 30% de la producción anual de la cerveza muniquesa.

En Múnich solo las cervezas que cumplen con la norma Reinheitsgebot, con un mínimo de 13.5 Stammwürze pueden ser servidas en la Oktoberfest. Las cervezas deben ser además fabricadas dentro de los límites de la capital bávara. La cerveza que mejor se ajusta a estos criterios puede llegar a ser designada «cerveza Oktoberfest». Aunque Baviera posee más de 600 fábricas de cerveza a lo largo de su geografía solamente las cervecerías cuyas fábricas están en los límites de Múnich pueden servir (y montar carpa) en el Oktoberfest.

Oktoberfest Barcelona 2017.

Esas fábricas son Agustiner (1328), la más antigua de la ciudad que tiene como norma ni exportar ni hacer publicidad; Hofbräu (1589), sin duda la más popular, la cerveza real; Paulaner (1634), la más joven pero la más internacional; Löwenbräu (1524), la del león; Hacker-Pschorr (1417), con su tapón de botella a presión que monta una de las mejores carpas del Oktober y, finalmente, Spaten (1397), la menos popular aunque es muy conocida su Weiβbier, de trigo, Franziskaner.

En Barcelona,se celebra una de las más grandes Oktoberfest del mundo de la mano del promotor Eventop Carpas y protagonizada por Paulaner con su cerveza Paulaner Oktoberfest Bier (6,0º), aunque la marca alemana que comercializa Heineken en España también ofrece sus Paulaner WeissBier (5,5º), Paulaner Salvator Doppelbock (7,5º), Heineken Lager Sin (o,oº) y Cruzcampo Sin gluten (4,8º).

Las cifras son de vértigo: 200 profesionales (personal técnico, seguridad, camareros y camareras, cocineros y cocineras...) se encargarán de que más de 100.000 asistentes puedan disfrutar durante 12 días de 80.000 litros (7 millones en Múnich) de auténtica Paulaner Oktoberfest Bier y de un menú 100% bávaro compuesto por 50.000 salchichas, 5.000 codillos de cerdo, 5.000 pollos asados con patatas, 5.000 ensaladas o 15.000 bretzels. Todo esto amenizado con música en vivo todo el tiempo. El acceso es gratuito y se pueden reservar hasta 400 mesas.

Oktoboerfest. Jordi Catala