El Cordon Rouge sigue fiel a su emblema: "Sólo lo mejor"

El Cordon Rouge de Mumm repasa en bodega sobre rimas durante 30 meses. Infografías: Jordi Català

El Cordon Rouge sigue fiel a su emblema: "Sólo lo mejor"

El prestigio de Mumm, y de su Cordon Rouge en particular, llegó a cotas tan altas que la marca de la banda roja es un símbolo universal del champán

Jordi Català

Jordi Català Infographics

BARCELONA

19/05/2019 - 14:00h

Todos hemos visto alguna vez al final de un gran premio de Fórmula 1 el podio, los pilotos y "el vino con alas" que se dispara desde botellas con bandas rojas agitadas por los vencedores.

Durante mucho tiempo, la marca elegida fue G.H.Mumm, una leyenda del champán, un nombre cuya filosofía puede resumirse en la famosa frase de su fundador Georges Hermann: "Sólo lo mejor".

Origenes y triunfo real

En 1761, en Colonia, Renania −28 años antes de la Revolución Francesa−, Peter Arnold Mumm, un banquero que vió el futuro en la uva, creó una empresa de vinos. La calidad excepcional de su Schloss Johannisberg Riesling le proporcionó una gran fortuna.

Sus hijos Jacob, Gottlieb y Philipp fueron más allá que él y se unieron en 1827 a G. Heuser, para elaborar un champán en Reims, la capital del vino espumoso de Francia. En 1837, su champán se convirtió en el preferido del rey de Suecia y Noruega, Jean-Baptiste Bernadotte, que hizo de Mumm la marca proveedora de su real casa. 

Infografía: Cordon Rouge

La marca de Reims se fue convirtiendo gradualmente en proveedora oficial de muchos soberanos y gobiernos de todo el mundo. Fue en 1886 cuando Mumm empezó a abastecer oficialmente a la Corona de Inglaterra: la reina Victoria, Eduardo VII, Jorge V, Eduardo VIII y finalmente, en la actualidad, Isabel II. 

Como "Champagne des Souverains", el prestigio de Mumm, y de su Cordon Rouge en particular, alcanzó cotas tan grandes que acabó convirtiendo a la marca de la banda roja en símbolo universal del champán. 

La banda roja entra en la leyenda

En 1852, Georges Hermann Mumm, nieto de Peter Arnold, ya era el propietario único del Champán que llevaba su apellido.

Un cuarto de siglo después, en noviembre de 1876, Georges Hermann, para reafirmar visualmente la marca y asociarla a la calidad de su champán, decidió decorar las botellas con una cinta de seda roja en referencia a la Orden de San Luis y al Gran Cordón de la Legión de Honor y cerrarlas con un sello ovalado, registrando el nombre "Cordon Rouge". 

El éxito fue inmediato y la banda roja acabó siendo el signo distintivo, el logotipo y la imagen de la casa y de la personalidad de todos sus champanes, mientras que "Cordon Rouge" como marca se convirtió desde entonces en referencia universal del champán. 

Muy recientemente Ross Lovegrove, un diseñador mundialmente reconocido por sus diseños para Apple o Sony y que ya tiene obras en varios museos, fue el encargado de poner al día la imagen de Mumm con un diseño innovador que rompe con su clasicismo, pero no con su elegancia, y rinde homenaje a la banda roja del Cordon Rouge.

El Cordon Rouge sigue fiel a su emblema

Del terruño a la cava

Actualmente Mumm, propiedad del grupo Pernod-Ricard, posee 218 hectáreas propias 160 de las cuales están situadas en Grands Crus, todos ellos están representados (la Montaña de Reims, los Valles del Marnee y del Ardre, la Côte des Blancs, Sézannais, la Côte des Bars) principalmente en los ocho terruños de: Aÿ, Bouzy, Ambonnay, Verzy, Verzenay, Avize, Cramant y Mailly-Champagne, lo que le supone una clasificación media del 98% en la escala Crus. 

Muchos de los vinos utilizados para elaborar ls champañes de Mumm son Grands Crus y Premiers Crus. El viñedo propio de la casa G.H. Mumm abarca el 25% de las necesidades de producción, y el 75% restante es aportado por viticultores independientes pero vinculados a la marca de Reims. 

La combinación del viñedo propio y las variedades proporcionadas por estos viticultores "de toda la vida" permite que la Casa G.H. Mumm mantenga su estilo en los 25 km de subsuelos que almacenan 25 millones de botellas bajo el edificio diseñado por Ernest Kalas en Reims. 

El G.H.Mumm Cordon Rouge 

El famoso Cordon Rouge nació en el mismo 1876 de un ensamblaje de 77 crus, que siguen encarnando la calidad y la diversidad de los viñedos de la región de Champagne. Actualmente es el primer champán internacional de Francia y el tercero más vendido del mundo. 

El Cordon Rouge sigue fiel a su emblema

Cada etapa del largo y delicado proceso de elaboración de la cuvée del Cordon Rouge determina su calidad y perfección. Las cepas, los crus, se prensan y vinifican por separado con fermentación y maloláctica y un proceso de micro oxigenación en depósitos de acero inoxidable para obtener una vasta gama de aromas y sensaciones capaces de expresar la identidad de cada viñedo.

A continuación se mezclan con gran cuidado vinos del mismo año a los cuales se añaden entre un 25 y un 30% de vinos de reserva, conservados durante un máximo de cuatro años, para aportar complejidad y una mayor profundidad a la mezcla final. 

El coupage de Cordon Rouge presenta el predominio de la pinot noir, cepa histórica de G.H Mumm, que aporta estructura y fuerza, y se enriquece con chardonnay, que le presta delicadeza y elegancia y se completa con pinot meunier que le confiere sus características notas frutales, vivas y rotundas. 

La Cuvée G.H Mumm Cordon Rouge reposa en bodega sobre rimas durante 30 meses, más del doble del tiempo determinado por el Consejo Regulador de Champagne

El estilo G.H Mumm Cordon Rouge se caracteriza por el sutil y constante equilibrio entre frescura e intensidad, y para conseguirlo, el maestro bodeguero Didier Marotti, al frente de su equipo de enólogos, se encarga de que el coupage final del champán exprese la complejidad, la profundidad y la elegancia característicos de la marca.