El Gran Reserva de Vegafina vuelve para quedarse

Vegafina presenta un cigarro añejado elaborado a mano con hojas de tabaco dominicano y nicaragüense. Infografías: Jordi Català

El Gran Reserva de Vegafina vuelve para quedarse

Aterriza un cigarro añejado de Vegafina con exquisitos sabores y aromas, fruto de cinco años de envejecimiento, para convertirse en referente

Jordi Català

Jordi Català Infographics

BARCELONA

06/04/2019 - 15:00h

Tras el éxito de su primera Gran Reserva, lanzada en 2018 con motivo de la celebración de su 20 aniversario, en 2019, Vegafina ha decidido arraigar el concepto de Gran Reserva como su edición limitada más exclusiva.

Este año vuelve a incorporar a su vitolario un nuevo Gran Reserva, con tres propuestas claras para ofrecer, año tras año, un buque insignia de la marca: primera, lanzar una Edición Limitada (5.350 estuches en el 2019); segunda, que sea Gran Reserva (cinco años de añejamiento); y tercera, darle consistencia a esta ligada específica para crear una referencia de alta calidad. 

Será un gran reto para Vegafina, porque lanzar al mercado un mismo cigarro cada año buscando la homogeneidad y una misma factura de calidad requiere un gran esfuerzo y dedicación en los Maestros de Tabacalera de García para conseguir ligadas que proporcionen esos sabores y características semejantes que hagan que el Gran Reserva siga siendo a partir de ahora, y todos los años, ese cigarro representativo que la marca dominicana se ha propuesto que sea. 

Vegafina Gran Reserva 2019

Con una vitola distinta de la del Gran Reserva del 2018, pero muy cercana en formato, la Toro (cepo 52 x 146 mm) y con la que ya es su característica terminación pigtail (colita de cerdo), Vegafina ofrece un cigarro elaborado a mano con hojas de tabaco dominicano y nicaragüense que cuentan con un añejamiento mínimo de 5 años.

Es un delicado proceso que permite asentar mejor la ligada del cigarro y así alcanzar un perfecto equilibrio en las notas de aroma y sabor cuyo resultado es un cigarro muy rico que se disfuta de principio a final, caracterizado por su suave sabor a madera, un sabor rico y equilibrado y su suave aroma dulzón, marcas de a casa, pero en más.

Vegafina Gran Reserva 2019 se presenta en un estuche lacado en negro en la nueva línea de diseño vistoso y elegante de la marca. Cada uno de los diez cigarros que contiene incorporan una doble anilla con un diseño distintivo para la ocasión. 

Esta edición limitada consta solamente de 5.350 estuches numerados para todo el mundo, lo que quiere decir que a España le corresponde una cuota y que, posiblemente, como ya pasó con el Gran reserva del 2019, se acabe en poco tiempo.

Infografía: Vegafina

El legado de Vegafina

Vegafina es uno de los mejores ejemplos de marcas de cigarros premium que han sido capaces de transformarse y renovarse, logrando así un crecimiento sobresaliente a nivel mundial.

Fue creada en 1998 en España (una de las cinco primeras marcas del mercado español), con el objetivo de ofrecer a los aficionados a los cigarros puros de primera calidad que pudieran competir con las grandes marcas cubanas que se venden en el mercado español.

El origen del nombre proviene de las "Vegas Finas" (llanuras finas), tierras únicas donde el sol, la humedad y la composición del suelo se combinan perfectamente en un ámbito único para cultivar las hojas de tabaco que proporcionan un resultado más exquisito.

Hoy en día, Vegafina está presente en más de 45 países de los cinco continentes, siendo la marca no cubana número uno en el mundo (excluyendo EE UU).

Es la marca de cigarros prémium más vendida en España en 2017 –y España es el segundo mercado mundial después de EEUU– y también tiene una creciente presencia en otros mercados clave como Alemania, Francia o Suiza, con una importante expansión en áreas como Asia.