El restaurante más alto de Nueva York abre sus puertas. Así se come

Peak es una de las aperturas más esperadas del año. Foto: Charissa Fay | Rockwell Group.

El restaurante más alto de Nueva York abre sus puertas. Así se come

Peak, el restaurante ubicado en el piso 101 de un rascacielos de Hudson Yard, ofrece una exclusiva carta a la altura de sus extraordinarias vistas

Mar Nuevo

Madrid

17/03/2020 - 11:45h

Competir con las vistas más impresionantes del mundo, que se elevan a 101 pisos de altura en el 30 de Hudson Yards, el barrio más nuevo de Manhattan, no es tarea fácil. Pero el restaurante Peak está decidido a hacerlo y ni siquiera el coronavirus ha hecho sombra a su apertura.

Situado un nivel por encima de Edge, el mirador público más alto de todo el hemisferio occidental, cuenta con el afamado Chris Cryer como chef ejecutivo, que plantea una carta basada en la cocina estadounidense más moderna, pero también con un interiorismo impecable que firma el estudio de arquitectura Rockwell Group.

Los platos tendrán que luchar por atraer la atención de unos comensales prendados de las extraordinarias vistas sobre Manhattan

[Para leer más: Así es el nuevo mirador de Manhattan que te dejará sin respiración]

Un destino gastronómico

Los objetivos de Peak son ambiciosos: nada menos que convertir este nuevo restaurante en un “destino gastronómico icónico”, según sus propietarios, que rivalice con las vistas incomparables y el fascinante skyline de la ciudad de Nueva York.

Desde todos los rincones las vistas son increíbles. Foto Charissa Fay Rockwell Group

Desde todos los rincones las vistas son increíbles. Foto: Charissa Fay | Rockwell Group.

Pero, ¿cómo atraer el interés de los comensales subyugados por las vistas y más pendientes de la foto perfecta para Instagram que de lo que hay en su plato?

Con una zona de comedor con capacidad para 110 comensales (y ventanas de suelo a techo), un bar de cócteles con 45 asientos, un reservado para 14 y un espacio para eventos con capacidad para 300 personas, la puesta en escena, sin embargo, tenía que estar acompañada por una cocina deliciosa que, en este caso, se centra en ingredientes sostenibles y de proximidad.

El chef sabe a lo que se enfrenta: “si estás embelesado pero disfrutas de lo que comes, entonces estoy satisfecho”, señala, “creo que la comida debe disfrutarse como cada uno elija hacerlo”. Y es que al final, la única pregunta que importa es esa: ¿has disfrutado la comida”.

Cabe destacar, además, que en la zona, de nueva creación, ya alberga restaurantes de José Andrés, Thomas Keller, David Chang y Stephen Starr, entre otros.

Langosta, Peak. Foto Charissa Fay

La carta, muy estacional, se basa en productores y proveedores locales. Foto: Charissa Fay.

[Para leer más: Así es Little Spain, el sabor español invade Hudson Yards]

Tierra, mar y jardín

Una gran barra de mármol curvada preside el espacio entre suelos de madera de roble, mesas de mármol blanco y madera de sicomoro, sillas tapizadas en mohair y un techo que brilla con destellos metálicos, que refleja la ciudad más allá de los cristales.

El menú también es reflejo, a su modo, de Nueva York. Inspirado en las estaciones y muy próximo a los productores y proveedores locales, se divide en tres categorías, algo así como tierra (carnes), mar (pescados) y jardín (verduras).

Entre los aperitivos se cuentan platos como caldo de pollo con raíz de apio, huevos de granja, tupinambo con trufas negras y rebozuelos, o pescado macerado con leche de trigre, polen de hinojo y aceite de manzana y albahaca.

Entre los platos principales no faltan la langosta del Maine asada con almendras y remolacha ahumada, o el pato Rohan a la naranja.

Peak. Foto Charissa Fay Rockwell Group

Peak. Foto: Charissa Fay | Rockwell Group.

Por supuesto, también hay opciones sin gluten y vegetarianas.

Bodega

Los platos podrán acompañarse con alguna de las 700 referencias de todo el mundo, cervezas artesanales del estado de Nueva York y creativos cócteles elaborados in situ, muchas veces con ingredientes producidos artesanalmente.

También los amantes del champagne estarán satisfechos, así como los fans de los whiskeys raros, el coñac, jerez , oporto, madeira y mezcal.

El horario de apertura es de domingo a jueves de 11.30 22.00 horas y viernes y sábado de 11:30 23.00 horas. A partir del 30 de marzo, si no entran en vigor nuevas restricciones, servirá también almuerzos.  

Peak está una planta por encima del mirador Edge. Foto: Related Oxford.

El mirador Edge se encuentra en Hudson Yards, el nuevo barrio de Manhattan. Foto: Related Oxford.