El té matcha: el nuevo oro verde

El té matcha aporta una interesante y saludable novedad para los amantes de las infusiones. Ilustraciones: Jordi Català.

El té matcha: el nuevo oro verde

Este desconocido té secular japonés se ha convertido en objeto de culto gastronómico en un tiempo récord

Jordi Català

Jordi Català Infographics

27/07/2019 - 15:58h

Está de moda e inunda las redes, especialmente Instagram. El glamour lo ha hecho suyo convirtiéndolo en símbolo y son legión los famosos que lo adoran, como Gwyneth Paltrow, una de las primeras celebridades que lo puso de moda.

Otros confesos devotos de esta bebida son la modelo Alessandra Ambrosio o los actores Brad PittCameron Diaz Leonardo Di Caprio, entre muchos otros facilmente localizables en las redes al escribir una palabra japonesa, hasta ahora poco conocida. Estamos hablando del té verde matcha.

Además de fashion, saludable

En japonés, 'matcha' significa 'té en polvo', aún así este no es cualquier té, se trata de una variedad de té verde que se elabora desde hace siglos a partir del polvo extraído cuidadosamente de las hojas de té verde de la planta de donde procede, y que aporta múltiples beneficios para el cuerpo y la mente humanas.

La ciencia ha desvelado lo que en oriente ya era sagrado. Este tipo de té es beneficioso para el organismo gracias a sus virtudes como bebida antinflamatoria y antioxidante, para prevenir y retrasar el envejecimiento (en Kioto existe una de las poblaciones centenarias más importantes del mundo) por su capacidad para ayudar a perder peso, por su acción beneficiosa en el el metabolismo, la reducción del estrés, la relajación o el favorecimiento de la concentración y la sensación de calma. 

Té macha

Este té contiene zinc, selenio y magnesio y posee propiedades detox, es depurativo para el organismo, disminuye el colesterol y los triglicéridos, también el estrés e incrementa las defensas. Cada taza de té matcha contiene diez veces las cualidades beneficiosas de una taza de té verde convencional, sin incrementar la cantidad de cafeína.

Cada taza de té matcha contiene diez veces las cualidades de una taza de té convencional

Además de todo lo dicho cabe añadir que este oro verde es una fuente increíble de vitaminas (A, B2, C, D, E, K) y minerales como potasio, hierro o calcio, por lo que ayuda a reducir el deterioro de las células, ayuda a controlar los niveles de insulina y protege de enfermedades cardiovasculares al reducir la presión arterial.

A pesar de ser conocido como originario del país del Sol Naciente, el té matcha es original de China, y se populariza durante la dinastía Song (960 – aunque su verdadera popularidad se disparó al llegar al Japón, en donde comenzó a ser utilizado por monjes budistas Zen, que lo traían cuando volvían de instruirse en el país vecino. Los monjes destacaban como "un elixir para la conservación de la salud".

cat3

Ellos hicieron popular la tradición de tomar en Japón este té verde molido, pues lo ingerían cuando hacían sus meditaciones, lo que les ayudaba a estar atento, concentrarse y estar tranquilos a la vez. El té matcha tiene un bello color verde y un sabor amargo, a vegetales que se suele asociar a verduras como la espinaca, aunque depende del tipo de matcha, según sea su elaboración en origen.

Para prepararlo

El té matcha reina en las infusiones con agua a punto de hervir, pero su categorización como bebida de moda lo ha convertido en ingrediente, protagonista, o no de muchos otros productos entre los que predomina el "matcha latte" que utiliza la leche y/o la nata en múltiples maneras de servirlo, aunque en este caso el azúcar y las grasas de los lácteos hacen que el matcha pierda parte de sus virtudes al mezclarse con agentes tan distantes a sus cualidades.

Por otro lado también se puede encontrar en formas comestibles como magdalenas, bizcochos, pastelería de todo tipo, con zumos, en batidos, como galletas, tortas, etc.

Dónde encontrarlo

Aunque cada vez aparecen más cafeterías, granjas, teterías y tiendas donde lo sirven, para para los fans del matcha, o para iniciarse en el mundo de este té mágico existen en internet dos grandes nombres de referencia:

The Matcha House: tienda-herbolario consagrada por entero al arte del matcha, sus tés de calidad y el asesoramiento especializado. Fue fundada en el 2009 como la oficina de ventas europea de Aoi Seicha Co., Ltd de Japón, con el propósito de establecer operaciones de campo permanentes y estables de té verde Matcha fuera de Japón.

Se instalaron en Barcelona, ​​como un centro clave para atender a  clientes europeos y de América Latina. Además de la tienda-herbolario de Barcelona, pasaje Frigola, 3, tienda-herbolario en el barrio barrio de Gràcia, ofrece sus servicios de venta en internet

Matcha & Co: empresa fundada por dos emprendedores como Pepe Cabestany y Victor Abrines, para importar, vender y distribuir té matcha en España. Tanto los consumidores individuales como los negocios que deseen encontrar este té, o cualquier otra cosa relacionada con el matcha, sólo tienen que entrar en la web, -posiblemente la mejor web de matcha del mundo-, de esta empresa que ahora mismo ya abastece a más de una treintena de cafeterías de Barcelona, y que en poco tiempo tendrá presencia en las tiendas de Natura y en grandes cadenas de supermercados en la línea de productos 'gourmet'.

Su objetivo es penetrar en los mercados de Alemania, Gran Bretaña y los EEUU. El té que vende esta empresa es un matcha totalmente artesanal, 100% orgánico, sin azúcar y cultivado en Uji, en la prefectura de Kioto, una de las zonas de producción de referencia de Japón y que cuenta con siglos de tradición. 

Té Matcha

El té de moda

Este té de moda no es barato, no solo porque esté de moda, que también si no porque su elaboración e importación son costosas. El matcha es caro, pero, por el contrario, no se utilizan más que pequeñas cantidades para prepáralo, al menos como té -ver infografía- de manera que cunde mucho. 

Matcha & Co actualmente propone dos tipos de matcha: el normal, que tiene un coste de 9,5 euros por 30 g de producto, y el Premium, variedad que en Japón suele emplearse en rituales, por 14,95 euros por 30 g de producto. Ambos tipos darían aproximadamente para una taza diaria de matcha durante un mes.