Este es el chef que demanda a Michelin porque quiere salir de su guía

El chef Eo Yung-gwon tildó a la guía de "corrupta" e "insana". Foto: Ristorante Eo.

Este es el chef que demanda a Michelin porque quiere salir de su guía

El chef Eo Yung-gwon denuncia legalmente a Michelin por incluir "a la fuerza" y "en contra de su voluntad" su restaurante en la famosa guía roja

Mar Nuevo

Madrid

22/11/2019 - 18:53h

Conseguir una -o varias- estrellas Michelin podría ser el sueño de cualquier chef. Lograr la admiración de sus inspectores y ostentar el preciado galardón suele ser objeto de alegría y orgullo. Pero también puede no serlo. Es el caso del chef Eo Yung-gwon, de Seúl, que ha denunciado a la guía por incluir su restaurante en contra de su voluntad.

Hay quien da saltos de alegría, quien se deshace en elogios para su equipo y quien lo considera que es uno de esos reconocimientos “que te llena y te hacen sentir que el esfuerzo y el sacrificio han valido la pena”, como señaló el único triestrellado de la presente edición de la guía en España y Portugal, el chef Jesús Sánchez, del restaurante Cenador de Amós.

Y hay quien, al ver el nombre de su restaurante inscrito en la guía acude a los juzgados.

El chef surcoreano acusa de "corrupta", "insana" y "cegada por el dinero" a la Guía Michelin

[Para leer más: La maldición de las estrellas Michelin: otro chef tira la toalla]

Ristorante Eo

El chef surcoreano Eo Yun-gwon demandó penalmente a Michelin por incluir su restaurante Eo en su guía de Seúl 2019. En su denuncia apela al insulto público, tipificado como delito en Corea del Sur -equivalente a los delitos por injurias y calumnias en la legislación española- .

Según CNN, el pasado 15 de noviembre Eo anunció en su perfil de Facebook -actualmente no visible- que había presentado una denuncia penal contra la Guía Michelin por haber incluido su establecimiento en la publicación “a la fuerza”, “en contra de su voluntad” y “sin un criterio claro”.

Según el chef, se trata de una “guía corrupta” y aparecer en ella es “una difamación hacia el personal de Eo y sus clientes”. El chef relata que pidió expresamente por correo electrónico no aparecer en la guía, tanto en esta ocasión como en el pasado, y que se incluyó pese a todo.

Dani García celebró su tercera estrella Michelin cerrando su restaurante. Foto: EFE.
Dani García 'celebró' su tercera estrella Michelin cerrando su restaurante. Foto: EFE.

Sin criterio claro

Las críticas del cocinero apuntan hacia la forma en que los inspectores evalúan a los restaurantes. En una publicación anterior en la misma red social, Eo señalaba que la guía había analizado tan solo 170 establecimientos en Seúl, cuando hay “miles de restaurantes que están al mismo nivel o que son incluso mejores” que los que finalmente figuran en la guía. A su juicio, se trata de una “triste broma”.

El chef cargó contra la forma en que los inspectores evalúan a los restaurantes. Para hacer la guía de Seúl, explicó, solo se habían analizado 170 establecimientos cuando hay "miles al mismo nivel o incluso mejores"

Por correo electrónico exigió conocer los criterios con los que se conceden estos galardones ya que, según explicó, hay numerosos restaurantes y personas “que están desperdiciando su alma (dinero, tiempo y esfuerzo) para perseguir el espejismo que es la estrella Michelin”.

[Para leer más: Guía gourmet de Seúl para amantes de la cocina callejera]

Un “sistema cruel”

Michelin lanzó su primera guía de restaurantes en Seúl en 2016. Ya en esa primera edición aparecía el Ristorante Eo, del que destacaba que “cada plato demuestra claramente su visión de la integridad y la simplicidad de la cocina italiana”.

En declaraciones a CNN, Eo denunció que la guía Michelin es un “sistema cruel” que obliga cocineros de todo el mundo a trabajar un año sin saber si obtendrá su preciada recompensa y la tildó de “insana”.

Añadió, además, que consideraba “humillante” ver su nombre incluido en una publicación “cegada por el dinero y carente de filosofía”.

Parece poco probable, sin embargo, que la demanda logre sus fines, ya que se debería considerar probado que los insultos menoscaben la posición social del afectado. En caso de considerarse culpable sí debería abonar una multa por daños y perjuicios de hasta 3 millones de wones (unos 2.300 euros).

Chefs como los españoles Dani García o Carme Ruscalleda renunciaron a las estrellas al cerrar sus restaurantes galardonados para explorar nuevas líneas de negocio

Más chefs enfrentados a Michelin

Más allá del desenlace, el nombre de Eo se suma al de una creciente lista de chefs que renuncia a las estrellas Michelin. En la lista figuran también desde los españoles Dani García y Carme Ruscalleda, en España, que cerraron sus restaurantes triestrellados para abrir nuevas líneas de negocio, hasta el taiwanés Andre Chiang, del Restaurente Andre, en Singapur, pasando por el francés Sébastien Brass o el equipo al frente del restaurante rural Checkers, en Gales.

También Magnus Nilsson, aclamado chef de Fäviken (Suecia) y galardonado con dos estrellas Michelin, que anunció el pasado mes de mayo que cerraba su restaurante para recuperarse “física y mentalmente”. El 14 de diciembre será su último servicio. El chef explicó en Instagram que se sentía “cansado del esfuerzo que supone sacar adelante un restaurante”.

Marc Veyrat es uno de los chefs que ha desafiado a la Guía Michelin. Foto: EFE.
Marc Veyrat es uno de los chefs que ha desafiado a la Guía Michelin. Foto: EFE.

Más combativo se muestra el chef francés Marc Veyrat, que acusó incluso a la guía Michelin de su depresión.

Desde que a principios de año le retirasen la tercera estrella a su restaurante La Maison des Bois, en los Alpes, los desencuentros han sido constantes.

Otros como el francés Marc Veyrat sí se han enfrentado agriamente a los responsables de la famosa guía roja

Lo que más le dolió, contó a la prensa, es que dijeran que su famoso soufflé de quesos franceses -reblochon, beaufort y tomme- sabía a cheddar. “Me han deshonrado, vi a mi equipo llorar”, explicó.

Después pasó al ataque: acusó a la guía de no haber enviado a los inspectores a su restaurante y exigió que lo sacasen de la famosa publicación.

En este caso sí la guía respondió. Y fue con un no rotundo. Al igual que han explicado en otras ocasiones los chefs no pueden renunciar a las estrellas. “Las estrellas de la guía Michelin no pertenecen a los chefs y no les corresponde devolverlas”, explicó al diario Le Monde el director internacional de la guía, Gwendal Poullennec.