Los fashionistas ya tienen mesa para el postureo

Gucci Osteria será el nuevo lugar de lujo en la gastronomía de Florencia, Italia.

Los fashionistas ya tienen mesa para el postureo

Gucci abre su restaurante dirigido por un tres estrellas Michelin, y se suma a la tendencia que sigue el grupo de lujo LVMH y Tiffany’s

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

09/02/2018 - 18:22h

Cada vez son más las marcas de lujo que pasan de la alta costura a la alta cocina. Gucci no quería quedarse atrás en la nueva tendencia y ha decidido abrir un restaurante con capacidad para 50 personas. La cocina del Gucci Osteria, en Florencia, funcionará a cargo del chef de tres estrellas Michelin Massimo Bottura.

La casa de moda italiana, propiedad de Kering, no es la única compañía de lujo que incursiona en la comida; LVMH anunció a fines del año pasado que abriría una segunda sucursal de su tienda gourmet La Grande Epicerie en París.

Unos días después, Tiffany's & Co abrió su Blue Box Cafe en Nueva York. Un café que sirve desayunos aprovechándose de la fama que le dio la película “Desayuno con diamantes”, protagonizada hace más de 40 años por la legendaria Audrey Hepburn.

Un restaurante con firma de lujo

El restaurante de Gucci se encuentra detrás del edificio Palazzo della Mercanzia, que data del siglo XIV, y ofrece vistas a la Piazza della Signoria, la plaza más famosa de la ciudad de los Médici. Los visitantes pueden deleitarse con diferentes sabores como los de los tortellini Parmigiano Reggiano, tostadas de inspiración peruana, panecillos de cerdo y risotto de hongos por 20 o 30 euros por plato.

El restaurante Gucci Osteria es parte de "Gucci Garden", que incluye un área de exhibición, una boutique tipo bazar y una sala de cine.

Una industria en crecimiento

Gucci y sus rivales no esperan que estas inversiones produzcan retornos financieros significativos. Por ahora, pero se las ve como una estrategia para posicionar sus marcas. En algunos casos, los restaurantes también pueden ser una forma de aprovechar al máximo los grandes almacenes de la ciudad, ya que los clientes cada vez compran más en línea.

De acuerdo con el informe anual de Bain & Co, de los 1,2 billones de euros que logró el mercado mundial de lujo en 2017, las ventas de vinos y licores y alimentos de marcas elegantes, lograron ganancias por 120 mil millones de euros. Este sector de la industria creció un 6 % el año pasado, más que los artículos de lujo personales como bolsos, zapatos y ropa.