La gastronomía más exclusiva se encuentra en las montañas

Interior del Ecco St Moritz, el restaurante de dos estrellas Michelin en el famoso centro de esquí.

La gastronomía más exclusiva se encuentra en las montañas

En los centros de esquí más distinguidos brillan restaurantes que presentan un equilibrio entre cocina tradicional y preparaciones de vanguardia

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

22/11/2017 - 04:55h

Esquiar no es sólo esquiar. Se trata de una experiencia de relax, de disfrutar el paisaje y de sentir cómo el frío da un pequeño azote al descender a toda velocidad. Y también de disfrutar de una experiencia gastronómica que, en muchos casos, no tiene comparación.

Los resorts de esquí más exclusivos del mundo cuentan con chefs galardonados con estrellas Michelin, y su selección de platos e ingredientes se cotizan entre los grandes restaurante del mundo. Estas son las cinco mejores experiencias gastronómicas en centros de deportes invernales de Europa.

chesery

5 Chesery -- Gstaad, Suiza

Tradicional punto de encuentro de aristócratas y nuevos ricos, Gstaad es uno de los centros de esquí más célebres de Europa. Entre sus cien restaurante es difícil decidirse por un uno, pero una de las opciones más seguras es apostar por Chesery, que como permite adivinar su nombre, era una antigua quesería que en 1962 fue comprada por el príncipe Aga Khan para reconvertirla en su vivienda en las montañas. El chef Robert Speth, con una estrella Michelin, es capaz de presentar platos como el tataki de atún con salsa de hierbas japonesas, la gamuza con arándanos, el queso brie de Meaux relleno de trufas y de postre, macarrones con almendras, arándanos y helado de canela.

St Hubertus San Cassiano

4 St Hubertus -- San Cassiano, Italia


El pequeño poblado de San Cassiano se ha convertido en la meca gastronómica de Los Dolomitas, la escarpada cadena montañosa al norte de Italia. En el hotel Rosa Alpina se encuentra el restaurante St Hubertus, dirigido por el chef Norbert Niederkofler, que busca dar un toque de elegancia a la tradicional cocina de la región. Para ello se vale de platos como eel carpaccio de ternera joven, con fondue y acelga, creaciones que le han llevado a obtener tres estrellas Michelin.

cheval

3 1947 -- Courchevel, Francia


En Courchevel se despliegan una serie de restaurante que, sumados, cuentan con ocho estrellas Michelin. De todos ellos, brilla 1947, en el hotel de cinco estrellas Cheval Blanc. El chef Yannick Alleno, especializado en innovadoras técnicas culinarias para presentar una cocina de vanguardia, ganó su tercer estrella este año. Entre sus platos se pueden degustar un entrante como la calabaza al vapor con semillas saladas y leche fermentada de espuma ligera; luego pasar al arroz regado con caldo de pollo de Bresse y culminar con un fondant de chocolate con tarta de merengue y galleta de algas marineras.

Ecco St Moritz

2 Ecco St Moritz -- Saint Moritz, Suiza


Con dos estrellas Michelin, el chef ejecutivo Rolf Fliegau despliega un sofisticado menú en Ecco St. Moritz basado en ingredientes de estación, creados tras su paso en primavera y verano por sus restaurantes de Ascona y Zurich. El establecimiento se encuentra en el hotel Giardina Mountain, en las afueras de este centro de deportes invernal, y en su menú degustación ofrece, entre otros platos, el hígado de ganso de Landes, las gambas rojas con crema de arroz y lima, y la ternera de Auverge.

La Bouitte Saint Marcel

1 La Bouitte -- Saint Marcel, Francia


Hace 40 años, Rene Meilleur abrió un pequeño restaurante en un campo de patatas cerca de Moûtiers, uno de los centros de esquí más importantes de Francia. Ahora, con su hijo Maxime, dirigen el restaurante con tres estrellas Michelin más alto de Europa: La Bouitte, un chalet estilo alpino con dormitorios y spa. La herencia de la cocina del antiguo reino de Saboya se refleja en platos como el crepe de foie gras con maíz dulce y miel de la región, que se ofrece en el menú desde la primera época del restaurante, o la trucha cocinada con mantequilla, zanahorias y sambayón.