Habanos y cervezas artesanales: un maridaje tranquilo

Un maridaje tranquilo entre habanos y cervezas artesanales es lo que ofreció el afterwork de Club Pasión Habanos y Balate. Infografías: Jordi Català

Habanos y cervezas artesanales: un maridaje tranquilo

Los habanos H. Upmann Magnum 46 y las cervezas artesanas y gastronómicas Balate protagonizan un afterwork singular con un maridaje tranquilo

Jordi Català

Jordi Català Infographics

06/11/2017 - 04:55h

Club Pasión Habanos ha organizado, junto con las cervezas artesanales gastronómicas Balate, afterworks en Madrid y Barcelona que han contado con la presencia del director comercial de Balate Santiago Luesma y el brand ambassador de Habanos en España José Andrés Colmena.

Durante el evento se probaron tres cervezas de la marca: Nil, Darro e Islay; todas muy diferentes entre sí. Las catas de las cervezas se acompañaron del cigarro H. Upmann Magnum 46, un cláico de la línea Magnum. Los asistentes fueron testigos de las explicaciones de los expertos y a su vez pudieron experimentar las sensaciones organolépticas y sus múltiples matices a partir de la combinación de las tres cervezas con cada uno de los tercios del Corona Gorda de H. Upmann. 

Las Balate, fácilmente reconocibles por el diseño de sus botellas oscuras de cuello largo y cuerpo ancho y su cuidadoso diseño, son cervezas artesanales premium. Se crean sin pasteurizar ni volver a fermentar en botella y no se añaden azúcares durante su elaboración. Los maestros cerveceros de la marca, formados en universidades cerveceras europeas, enfocan la línea de trabajo a partir de criterios gastronómicos y cervezas ideadas para maridar, experimentando e innovando constantemente, una tendencia de las grandes cervezas artesanas mundiales.

Un maridaje tranquilo entre habanos y cervezas artesanales. Infografías: Jordi Català

La empresa de Vilassar de Mar posee diferentes tipologías de cerveza, algunas son fijas y anuales como Ter, Nil y Darro, y otras van alternándose conforme avanza la temporada como Rhin, Bali o Islay, creadas con un propósito más específico y dedicadas a ediciones limitadas. De forma experimental también se elaboran recetas a medida del cliente, de producción muy limitada.

Durante la última edición del Concurso Internacional de Lyon las cervezas Balate Nil y Ter consiguieron las medallas de oro y plata respectivamente, entre más de 200 cervezas de 20 países del mundo evaluadas por 600 catadores. 

El cigarro favorito del expresidente de los Estados Unidos John F. Kennedy era el H. Upmann Petit Upmann (se vende bajo el nombre de Demi Tasse en EEUU). La noche anterior a la firma del embargo cubano, su ayudante Pierre Salinger compró todas las cajas que pudo reunir en Washington DC, un total de 1.200 cigarros de los que el presidente hizo acopio antes de no poder adquirirlos oficialmente.

En este caso se trataba también de un H. Upmann, un cigarro fiel a la personalidad de la marca, con fortaleza suave media, que ligaba perfectamente con los tres tipos de cerveza Balate por diferentes y múltiples razones en cada caso, como por ejemplo explicaba Colmena con respecto a la cerveza de edición limitada Islay: "la mineralidad, el ahumado, el sutil carbónico y el dulzor de fondo de la cerveza Balate Islay combinan muy bien con los matices tostados, terrosos, algo amargos, dulzones y especiados del habano''.

Un maridaje tranquilo entre habanos y cervezas artesanales. Infografías: Jordi Català
Islay es una cerveza dulce y de textura sedosa que deja el recuerdo a whisky iodado de los Highland escoceses. Nil, por su parte, presenta un carácter cítrico y frutal, con un prominente amargor de cuerpo ligero  que desarrolla en boca su dulzor y redondez afrutada.

En nuestro caso, elegimos para la cata visual la cerveza Balate Darro que mantiene un equilibrio de amargor, como sus antecesoras, y cuenta con una robusta personalidad de textura cremosa y carácter amargo y que desarrolla en boca notas de chocolate y naranja.

Intensidades, cremosidad, café, cacao, tostados, sensaciones dulzonas y matices cítricos son espacios que, precisamente comparten cerveza y puro, además del encaje en cuanto a la proporción entre volumen de alcohol y fortaleza respectivos lo que permite una relación tranquila durante la fumada, llena de matices complementarios y nada agresiva.

En su conjunto ambos, Magnum 46 y Balate Darro, consiguen un resultado muy equilibrado, armónico, elegante y sorprendentemente fresco con una persistencia nada desdeñable.