Habla o cómo un sueño se convirtió en una bodega exclusiva

Bodegas Habla logró situar Extremadura en el mapa vinícola español. Foto: Manena Munar.

Habla o cómo un sueño se convirtió en una bodega exclusiva

La tenacidad del empresario Juan Tirado y la maestría en el diseño de Valentín Iglesias hicieron de Habla una apuesta vitícola exclusiva (que no excluyente)

Manena Munar

Madrid

03/11/2019 - 16:00h

Cuentan que cuando Miguel Ángel terminó su grandioso Moisés le pareció tan perfecto que, lanzándole un martillo sobre la rodilla, exclamó ¡Habla! A propósito de la tenacidad y búsqueda de la perfección del artista nace el sello Habla.

La historia de las bodegas va a unida a la historia y al sueño de un hombre, Juan Tirado Agudo, su presidente y visionario que adivinó en los campos extremeños de arcilla y pizarra, a orillas de Trujillo, un filón donde plantar 200 hectáreas de viñedos divididas en 42 parcelas que acabarían convirtiéndose en los vinos rompedores y de calidad que son hoy.

Con sus vinos de calidad, Bodegas Habla logró situar Extremadura dentro del mapa vinícola español

[Para leer más: Cinco bodegas españolas para saborear la vendimia]

Y es que Habla representa el concepto de excelencia dentro de un lujo asequible, extrayendo de sus uvas lo genuino y hechicero de la naturaleza que las nutre y el amor de aquellos que las cuidan.

Restaurante Bodegas Habla con vistas al viñedo. Foto: Bodegas Habla.
Restaurante de las bodegas con vistas al viñedo. Foto: Bodegas Habla. 

Su proyecto logró además poner a Extremadura en el mapa vitícola, antes apenas conocido como tierra de pitarra. Y eso a pesar de que el presidente de Habla mantiene que Extremadura ha tenido y tiene buenos vinos; solo le ha faltado darlos a conocer.

Veinte años de historia

Cuando se llega a las bodegas es difícil creer que el patrimonio de Habla apenas tiene veinte años. Y es que no solo abarca la uva, la cría caballar de equinos de pura raza española (PRE) de la yeguada JT, una de las más prestigiosas de España, es otro de los proyectos de Juan Tirado.

Magníficos ejemplares llenan las cuadras tras su entrenamiento diario. A su lado, entre una vegetación exuberante, se encuentra la casona, de aspecto solariego, pero que tiene los mismos años que la bodega, además de espacios para eventos, bodas y todo tipo de celebraciones.

Yeguada Juan Tirado. Foto: Manena Munar.
Yeguada Juan Tirado. Foto: Manena Munar.

La vendimia es el momento ideal para acompañar al enólogo Eduardo de José quien, mientras supervisa la recogida de la uva, su transporte a las bodegas y hasta el más mínimo detalle, explica variedades, propiedades del suelo y otros pormenores que han hecho de Habla una marca exclusiva. 

Habla elabora anualmente 1,5 millones de botellas que se venden en 40 países

Y es que desde sus comienzos en el año 2000, Habla ha logrado situarse como una de las bodegas más prestigiosas y punteras de España, exportando sus vinos a más de 40 países.

Clásicos a la vanguardia

Las bodegas tienen una estructura moderna de acero oxidado que le lleva a fundirse sabiamente con su entorno, y que logró el premio de Arquitectura de Extremadura 2000-2005, concedido por el Colegio de Arquitectos.

Bodegas Habla
Foto: Bodegas Habla.

Al traspasar sus cristalinas puertas, el buen gusto salta a la vista. Se palpa en la ambientación de sus interiores, decoración y en los diseños únicos de las botellas.

Esto último es obra del diseñador y especialista en marketing Valentín Iglesias, creador de la marca Habla, quien comenzó por diseñar cuatro extraordinarios libros de fotografías, uno de flores, otro de frutas y uno más de plantas del bosque. El último lleva sobres de semillas de los viñedos. Los libros van acompañados por un CD de música clásica antigua.

Una forma hermosa y sabia de dar a conocer los sabores y aromas de las uvas Habla y que se integran en este espacio intimista, repleto de piezas y alusiones a los clásicos -no solo en cuanto a vinos, sino también al arte y la moda- del renacimiento y el barroco.

La bodega alberga 700 barricas y tiene capacidad de producción de 1.500.000 botellas al año que solo salen a la venta, aseguran, cuando están es su momento óptimo.  

Sala de barricas. Foto: Bodegas Habla.
Habla emplea las variedades tempranillo, cabernet franc, sauvignon, syrah, malbec, petit verdot y sauvignon blanc y chardonnay. Foto: Bodegas Habla.

Arte y vino

El arte está tan implícito en Habla que sus vinos se conciben como piezas de edición limitada, fermentados en viticultura ecológica con las últimas tecnologías y uvas que alternan entre tempranillo, cabernet franc, sauvignon, syrah, malbec, petit verdot y sauvignon blanc y chardonnay.

Habla del Silencio, Habla de la Tierra, Habla de Ti y Habla Duende integran los vinos 'Pret a Porter' de la bodega

Según su concepción, que recuerda más al mundo de la moda que al de la vitcultura, las joyas de Habla son sus vinos de ‘Alta Costura’ que llevan el número de la edición. Por ejemplo, Habla 15 con notas de mora y tomillo, Habla 16 tinto doce meses de crianza con matices de papaya o Habla 17 del que se extraen sabores de tomillo y grosella, famoso por su excelente añada.

Estas ediciones únicas -que tienen incluso su certificado notarial-, pueden pasar a ser objetos de coleccionista (con un precio bastante más alto que el primario).

Vinos Alta Costura. Foto: Bodegas Habla.
Vinos numerados entrañan las colecciones de 'Alta Costura'. Foto: Bodegas Habla.

Luego están los vinos ‘Pret a Porter’ como Habla del Silencio, con 6 meses de crianza, o el joven Habla de la Tierra nacido durante la crisis. También los blancos Habla de Ti que se cierran con un tapón de cristal de swarovski, y Habla Duende fermentado en barrica, con tapón de cristal y serigrafía en polvo de oro. 

Acuático y sensual

Rareza exótica, Habla del Mar madura durante 6 meses en depósitos submarinos en los mares atlánticos de San Juan de Luz a 15 m de profundidad, supervisado por el enólogo francés Florent Dumeau, que cuenta con una larga experiencia en bodegas de Francia, España, Italia, Sudáfrica y Hungría.

Habla del Mar tiene matices marinos, connotaciones a algas, sal y yodo, y sus botellas recuerdan a un faro marino con un delicado esgrafiado de coral

Por su parte, el rosado pálido Rosé-Côte de Provence, Rita, con uva syrah y garnacha, alude a la sensualidad y elegancia de la protagonista de Hilda, Ryta Hayworth

Moses No. 1 Champagne Cru Blanc elaborado con uva chardonnay en los viñedos franceses de Côte des Blancs con una crianza de 3 años destaca por su armonía y equilibrio. 

Moses es el champagne de Bodegas Habla.
Moses es el champagne de Bodegas Habla. 

Lo espléndido de su ‘vestuario

Vinos de testa categoría necesitan, claro, un recipiente a su nivel. Por eso cada botella está inspirada en motivos artísticos. Así, Habla 17, elaborada a partir de cabernet franc, viste una botella de cristal negro italiano inspirada en la alta perfumería de Chanel. La rosada Rita es de un diseño suave y curvilíneo.  

Aludiendo el origen histórico del epíteto Habla los clásicos gozan de un lugar privilegiado en su comunicación. Para ello en 2017 se lanzó una campaña de imagen con personajes de pintura barroca y neoclásica, vestidos con diseños de figuras relevantes de la moda española como el tándem Alvarno y Ulises Mérida. Más tarde se unieron a la campaña de imagen Habla Palomo Spain, María Escoté, Antonio Silicia, Felipao

El fin de la visita a las bodegas de Habla que se hace con cita previa los fines de semana (para mayores de 12 años) no puede ser otro que acercarse a la bella ciudad de Trujillo y disfrutar de sus muchos atractivos.