Existe La Rioja y existe Muga

El recién aparecido La Flor de Muga Rosé 2017. Infografías: Jordi Català

Existe La Rioja y existe Muga

Muga presenta La Flor Muga Rosé 2017, un gran rosé ''por imperativo legal'' pero con cariño de clarete

Jordi Català

Jordi Català Infographics

BARCELONA

27/05/2018 - 04:30h

Las frases que encabezan esta pieza corresponen a dos grandes expertos como Siscu Martí Badía, uno de los dos alma mater de Vila Viniteca (la catedral de los vinos en Barcelona), y a Manu Muga Peña, vicepresidente de la bodega de Haro, en La Rioja.

Las frases hacen referencia a la personalidad de Muga al margen de la estructura clásica de los vinos de la D.O.C. Rioja y muy particularmente de la del recién aparecido La Flor de Muga Rosé 2017, transparente, cristalino, que surge con fuerza en una tierra preferentemente de tintos de calidad y en menor medida de blancos.

Muga se identifica con el respeto a la tradición, la pasión por la tierra y el afán por conseguir de ella un sabor y un aroma inigualables. Para elaborar los vinos, apuestan por procedimientos tradicionales, entre otros, como el proceso natural de la clarificación y la trasiega por el método tradicional de la gravedad. 

Isaac, Manu y Juan Muga.

Isaac, Manu y Juan Muga.

La Flor de Muga Rosé 2017, el gran joven rosado, que es la última creación de la Familia Muga, en las bodegas de la región de Haro en la Rioja Alta, presentó su segunda añada en sociedad. Esta bodega suele elaborar vinos fuera de lo común, de los que una parte importante se exporta a los Estados Unidos. 

La familia Muga regresó a Barcelona, por segundo año consecutivo, con el mejor de sus rosados. "Barcelona es un punto clave para presentar nuestro Flor de Muga, la referencia más reciente de nuestra familia" aseguró Manu Muga, vicepresidente de la bodega riojana.

Para su puesta de largo, el vino se rodeó de otros tres buques insignia de las bodegas riojanas, cada uno con sus particularidades y excelencias: Muga Reserva Selección Especial 2012, Muga Rosado 2017 y Muga Blanco 2017. Las expectativas creadas fueron cubiertas con creces. 

La Flor de Muga Rosé 2017. Infografías: Jordi Català

Este vino monovarietal rosado (100% garnacha), que ahora mismo está en plenitud de cualidades pero que va a dar una gran evolución ganando en melosidad en los meses de verano, sorprende por su complejidad, equilibrio, elegancia, suavidad y untuosidad.

Es un vino fresco que está destinado a ir más allá de una bebida fría de verano, que pueda acompañar lujosamente cualquier tipo de aperitivo. Es una 'flor' que se elabora en condiciones muy precisas.

La complejidad de este vino sorprende desde el primer momento en nariz por su elegancia, frescura y delicadeza. Nos muestra notas de fresa ácida y melocotón, al mismo tiempo que desprende aromas florales a rosa, persistentes en la copa.

La Flor de Muga Rosé 2017. Infografías: Jordi Català

Procede de pequeñas parcelas de las que se obtiene una escasa producción a partir de garnachas más que viejas (entre 70 y 90 años), se elabora fruto de una corta maceración del mosto flor a bajas temperaturas y una corta fermentación.

Además, se realiza una crianza con sus pieles, unas lías finas que acompañan hasta cuatro meses a un vino del que se puede aprovechar un 40% pero que va a estar dotado de una gran untuosidad. 

La crianza 'sobre lías' (una tendencia cada vez más en boga) proporciona a los vinos más volumen, untuosidad y carácter varietal, aporta complejidad y le dota una mayor sedosidad y volumen que convierten a este rosado en un vino con carácter excepcional, y que ya es uno de los grandes rosés del mercado.

La delicadeza de su extraordinario color rosado pálido que filtra la luz aporta una gran generosidad de brillos, y sorprende por proceder de una uva como la garnacha que no suele generar un color de esta tonalidad.

La Flor de Muga Rosé 2017. Infografías: Jordi Català

Flor de Muga Rosé 2017 es un vino gastronómico que, por su sorprendente personalidad, es apto para todo tipo de platos de gran calado, tanto de carnes como de pescados y pastas, especialmente fideuás y arroces marineros.

Bodegas Muga fue fundada en 1932 en Haro, una de las capitales vinícolas más importantes de España. Es la única bodega del país que cuenta con un maestro cubero y tres toneleros de la casa que elaboran sus propias barricas con el mejor roble, dándoles el tostado interior adecuado para conseguir riojas de carácter único y de altísima calidad.

Estas bodegas riojanas cuentan además de una intensa actividad vitivinícola con múltiples espacios dedicados a actividades enoturísticas y enogastronómicas.

La Flor de Muga Rosé 2017. Infografías: Jordi Català

Info Muga La Rioja 5.