La Vinyeta: llegan los reconocimientos para un gran trabajo

La bodega La Vinyeta fue nombrada la mejor de 2018 por la Asociación Catalana de Sumilleres. Infografías: Jordi Català

La Vinyeta: llegan los reconocimientos para un gran trabajo

La Vinyeta, la joven bodega del Empordà, triunfa sobre sus tres columnas: vinos de calidad, la despensa y las experiencias enoturísticas

Jordi Català

Jordi Català Infographics

BARCELONA

05/05/2019 - 13:42h

La Vinyeta fue nombrada como la Mejor Bodega 2018 por los 600 miembros de la Asociación Catalana de Sumilleres en "La Noche de los Sumilleres".

Entre las cuatro bodegas que destacaron el último año. recientemente, esta bodega del Alt Empordà ya había obtenido el Premio Nacional de Enoturismo, al destacar por su gran compromiso con el territorio y la riqueza de sus propuestas enoturísticas. 

La versatilidad de la Vinyeta

La Vinyeta, la bodega de los Asteriscos, cuya pluralidad refiere a la versatilidad de sus creaciones, es una joven explotación de viña, olivo y productos agrarios ubicada en el Alt Empordà, cercana a los Pirineos, en Girona. 

Info 1: La Noche de los Sumilleres

Josep Serra y Marta Pedra (también nombrados referentes de las bodegas de Cataluña en el 2018) son los actuales propietarios y almas mater de la bodega de Mollet de Peralada. Todo empezó en el 2002 cuando Josep con su padre -y sin el mínimo conocimiento de viticultura- decidieron comprar dos hectáreas de viñas viejas de cariñena y garnacha de entre 55 y 80 años y unos cuántos olivos.

"Estáis locos. Aquí no ha habido nunca viña. No crecerá nada", les dijeron los lugareños. Josep, que entonces estudiaba ingeniería agrónoma, confió en el antiguo propietario de las viñas para que las cuidase desde el principio y le enseñase todo lo que tenía que saber en materia de viticultura.

El viento del Empordà, aliado de La Vinyeta

Para empezar contaban con la tramontana, el viento del Empordà, un gran aliado para el cultivo de la viña porque esparce las humedades y deshidrata los grandes racimos de uva. Al dinamismo e iniciativa de Serra y Pedra, enólogos y propietarios de La Vinyeta, se le añade la creatividad y el ingenio de Lluís Serra, hermano del primero, diseñador gráfico y responsable de un cuidado exquisito por la imagen y el packaging).

El trabajo de los tres y un equipo de colaboradores que comparten los mismos credos han situado La Vinyeta, en muy pocos años, en las primeras posiciones del panorama vitivinícola de una denominación de origen, la DO Empordà, que a su vez ha estado creciendo en cuanto a calidad y reconocimientos.

Info 2: La Noche de los Sumilleres

Así lo indica un estudio encargado por el Consejo Regulador que confirma que un 40% de los restaurantes de gamma alta de Barcelona incluyen vinos de la DO Empordà en sus cartas y entre ellos y cada vez más solicitados los vinos de La Vinyeta, uno de los cuales, el Puntiapart, envejecido 12 meses, también se sirve en el Celler de Can Roca.

La multiplicidad de variedades que se utilizan para crear los vinos de La Vinyeta, la mayoría autóctonas del Empordà, es una característica de la bodega. Los nombres de los vinos responden a lógicas creativas como Heus, Llavors, Puntiapart, Microvins o Mig Mig, etc.

La transversalidad de creaciones van desde un vino de gama alta como Puntiapart envejecido 12 meses, hasta los muy singulares Microvins (viñas de 100 años, con microclimas), y otros vinos muy especiales: dulces, generosos, mistelas y un original, novedoso e interesantísimo vino de aguja con malta cervecera, el Fil.

Cabe destacar que una rama de la casa conducida por Marta Pedra ya lleva tiempo produciendo vinos fieles a los principios filosóficos de La Vinyeta pero arraigados en las características de la D.O. Conca de Barberà, donde se ubican los terruños que producen la línea de Vins de Pedra.

Vinos, rebost y enoturismo de La Vinyeta

El respeto por la naturaleza y el paisaje son el eje transversal que ha permitido a La Vinyeta conseguir la distinción de Producción Integrada a partir de un proyecto sostenible donde, por ejemplo, se utilizan difusores de feromonas femeninas en lugar de insecticidas, además del impulso ecológico con la implantación de colmenas entre pinos y olivos para recuperar abejas y contribuir a la polinización y la adaptación a las viñas de las Terreras, un pájaro en peligro de extinción.

Actualmente La Vinyeta se sustenta sobre tres grandes columnas que la dotan de una personalidad excepcional: los vinos, el rebost y las experiencias enoturísticas.

Info 3: La Noche de los Sumilleres

En cuanto a los vinos hay que mencionar como última creación, la añada 2018 del Heusss*, un vino sin sulfitos, vegano y que lleva, por primera vez, el sello de la Producción Ecológica de La Vinyeta. El Heusss* es un vino de mínima intervención, fresco y afrutado, con cupaje de Garnacha y Cariñena. 

Hay que mencionar también los vinos Los Monos* de La Vinyeta, elaborados para colaborar con la Fundación Mona en la conservación de los primates. Esta entidad se dedica a la custodia y recuperación de animales, fundamentalmente chimpancés y macacos.

Se trata de dos vinos monovarietals de variedades recuperadas en el Ampurdán, la monastrell y la malvasía. Los dos vinos se ilustran con animales de la fundación que además dan el nombre a la añada. Dos producciones pequeñas pero con mucha alma.

En cuanto al rebost (despensa),, hay que mencionar L'Olivar Fosc, una plantación de olivos de Argudell -variedad autóctona de la comarca- de la que se elabora el Aceite de Oliva Fosc un aceite extra virgen de color verde intenso, el vinagre Oju*, los huevos de la gallina ampurdanesa aperdziada, especie recuperada, quesos y conservas.

En cuanto a las experiencias enoturísticas hay que destacar las visitas guiadas con catas, el picnic entre viñas (cómo empezar el día con un buen desayuno de campo de campesino, que acabará con una visita y cata de vinos), además de las noches de vinos, conciertos en vivo, cenas bajo las estrellas, actividades infantiles y otras como el yoga entre viñas.