Las mejores terrazas gastronómicas para disfrutar del verano

Comer al fresco sí, pero con las mejores propuestas gastro. Foto: Populi Bistro.

Las mejores terrazas gastronómicas para disfrutar del verano

De Valencia a Ribadesella y de Menorca a Marbella pasando por Madrid y Toledo, fichamos las terrazas con las mejores propuestas gastro del verano

Macarena Escrivá

Madrid

20/06/2020 - 13:00h

¿Será el verano de 2020 el verano más nacional de los últimos años? Todo parece apuntar a que, por lo menos durante el primer mes, así será. Finaliza el estado de alarma y, tras casi tres meses en pausa, no podemos esperar ni un minuto más para volver a recorrer las maravillas que nos ofrece España. Diversidad de paisajes, cultura, desconexión, amabilidad a raudales y, por supuesto, una cocina que nos ha posicionado como destino gastronómico mundial.

Las terrazas, esas que han permitido la tímida reapertura de los restaurantes en las primeras fases de la desescadala, son las aliadas perfectas para el verano.

Entre las que no podemos perdernos las hay nuevas o veteranas, vanguardistas y más clásicas, pero te aseguramos que de todas ellas saldrás satisfecho por la buena mano de sus chefs y lo idílico del lugar.

[Para leer más: Diez terrazas en Madrid para vivir al fresco la ‘nueva normalidad’]

Terrazas con estrella

¿Comer en la terraza de un estrella Michelin? Es con lo que arrancó el valenciano Ricard Camarena. La alta cocina tiene planeada su vuelta, en la mayoría de los casos, para el mes de julio. Contra todo pronóstico, el pasado 23 de mayo y cuando Valencia todavía estaba en Fase 1, el natural de Barx decidió acondicionar una zona que hasta ahora no había explotado, la terraza de su restaurante con 2 estrellas Michelin ubicado en el centro de arte Bombas Gens.

Esta terraza se encuentra junto al restaurante, en una coqueta zona ajardinada, que ahora complementará a la oferta de sala, un “pequeño oasis dentro de la anormalidad en la que vivimos”, como él mismo la ha definido.

Ricard Camarena

Ricard Camarena y su refugio en Bombas Gens (Valencia).

A la luz de luna de Valencia, todo sabe mejor y más si lo prepara este talento de los fogones. Su propuesta habla del Mediterráneo, pero mucho más de la huerta y de los frutos que ofrece la tierra, tratándose de todo un abanderado del consumo de producto local y de cercanía.

Sabor mediterráneo

No muy lejos de allí, concretamente en la localidad alicantina de Cocentaina, se encuentra L'Escaleta, con el chef Kiko Moya y el sumiller Alberto Redrado al frente, que este 2020 cumple la friolera de 40 años. Estrenan cocinas y la propuesta podrá disfrutarse en su terraza de verano.

En la mesa, nos esperan los bocados de la 'montaña mágica', testigos de un entorno que inspira al chef con dos estrellas Michelin. ¿Sabías que fue el creador de los arroces al cuadrado? Con la ayuda de una placa especial, cocinan una sola capa de arroz que consigue concentrar todo el sabor en apenas unos bocados.

Arroz al cuadrado L'Escaleta

El famoso arroz al cuadrado de L'Escaleta.

Si existe una terraza puramente mediterránea, esa es la de Pópuli Bistró, en Alicante. Perteneciente al grupo Gastronou (Piripi, Nou Manolín), arropada bajo un pinar y completamente al aire libre, nos deleitará con veladas tranquilas y sosegadas, donde, de lo único que habrá que ocuparse, será de elegir entre su extensa carta, repleta de platos sabrosos y elaborados con productos de temporada y de mercado.

Paraíso cantábrico

Nadie pone en duda que Asturias es un verdadero paraíso y, tras unos meses complicados, lo que queremos es disfrutar junto al mar. Para ello nos iremos hasta Ribadesella, a una de las zonas preferidas por los surfistas como es Playa de Vega. Allí se encuentra el restaurante Güeyu Mar. Cada día, desde su terraza, se asiste al imponente espectáculo de la puesta de sol, que se esconde tras el gigante azul.

Salpicon Gueyu Mar

Salpicon en Gueyu Mar.

En la mesa, gracias a la maestría de Abel Álvarez en las brasas, se disfruta del producto en estado puro. Su propuesta es eminentemente marinera, con marisco y producto fresco del día. Uno no puede irse de allí sin probar su salpicón de bogavante, el Rey a la brasa y un poco de queso gamoneu de postre.

Próximo destino, Menorca

Para seguir disfrutando, esta vez junto al Mediterráneo, nos vamos a Menorca. La isla más tranquila de las Baleares nos ofrece playas de infinita belleza y una gastronomía propia. Café Balear, en el puerto de Ciutadella, es uno de los mejores ejemplos.

Abría sus puertas allá por los años 70, como un barecito para pescadores. Hoy es uno de los mejores restaurantes de la isla que, además, cuenta con barca propia, la Rosa Santa Primera, que día sí y día también faena en el mar para obtener los pescados y mariscos de mejor calidad. Son especialistas en langosta, que se puede probar en caldereta, con huevos y patatas, a la plancha, encebollada... Y lo mejor, es poder disfrutarlo en su terraza junto al canal por el que entran los barcos: sencillamente perfecto.

Nuestro idilio con las terrazas gastronómicas junto al mar termina en La Milla, en Marbella. Este restaurante con alma de chiringuito de playa está capitaneado por el chef Luismi Menor. Lo encontrarás en plena playa, entre los míticos Marbella Club y Puente Romano y en su carta te esperan los mejores productos frescos llegados de Cádiz, Tarifa, Almería o Málaga, las costas cercanas. No faltan en el menú clásicos como los langostinos con pil-pil, el carabinero a la brasa con patatas chips, huevo frito y caviar, fritura tradicional andaluza o espetos de sardinas. Además, este año se renueva y cambia de cara con el fantástico trabajo de la diseñadora de interiores Marta Zarzalejos

La Milla, Marbella

La Milla estrena interiorismo firmado por Marta Zarzalejos.

[Para lee más: Personas, planeta y productividad: Mo de Movimiento reformula el ocio]

Terrazas mar adentro

Por supuesto, hay vida mucho más allá de la costa y así la evidencian terrazas ya míticas en la capital. Una de las veteranas es la de Sacha. Cuando comienza el buen tiempo, el restaurante traslada su actividad al exterior. El enclave no puede ser más apetecible: es estar en Madrid como si no lo estuvieras, ya que se ubica en una zona ajardinada, iluminada con pequeñas lámparas.

El verano trae a Sacha platos como su mítica falsa lasaña de txangurro, su tortilla vaga de morcilla y piparras o alguna de las novedades de la carta, la vaca a la moda o una ventresca de atún con una lámina de papada ibérica por encima.

Sacha. Foto Macarena Escriva

Sacha. Foto: Macarena Escriva

Añoramos Francia. Y lo hacemos mucho. Si por una noche queremos trasladarnos y disfrutar de una suculenta cena à la française, la opción clara será la Brasserie Lafayette. Sebastien Leparoux, con su coqueta terraza en El Viso, nos ha conquistado.

En la carta encontrarás platos clásicos de la cocina tradicional francesa como ostras bretonas, foie gras mi-cuit con pan brioche, magret de pato con coulis de frutos rojos o una espectacular bouillabaisse limpia, con el pescado listo para comer.

Terraza Lafayette

Terraza Lafayette

Y hay más opciones de interior. Por ejemplo, los hermanos Sandoval acaban de inaugurar una terraza en el jardín de su espacio de eventos La Romané, el Bistró de Mario Sandoval. Allí servirán su nuevo menú Constelación, con platos como una ensalada de perdiz escabechada con granada, chalota y rúcula, unas cocochas de merluza gallega con ajetes tiernos y huevo campero o un clásico de la casa, el cochinillo lechón asado a la leña, con su piel crujiente.

Un último salto nos conduce a Toledo. Allí el chef Iván Cerdeño ha decidido posponer la apertura de su estrella Michelin a septiembre, lo que no significa que hasta entonces no podamos disfrutar de su buen hacer. Para los meses de verano, el cocinero ha ideado un nuevo proyecto en su deliciosa terraza junto al Tajo y con vistas a la ciudad.

El Bistro de Mario Sandoval

El Bistro de Mario Sandoval.

El Cigarral del Ángel abre, por primera vez, todos sus espacios y jardines para convertirse en Las Noches del Ángel. “Teníamos tantas ganas de volver al cigarral que lo haremos con un formato desenfadado e informal: tapas, platos de temporada, copas, cocktails y música. Este verano tiene que venir cargado de cosas buenas”, ha explicado el propio chef. El plan no puede sonar más apetecible.