Los cupcakes favoritos de Sexo en Nueva York aterrizan en Madrid

Los cupcakes preferidos de Carrie Bradshaw llegan al Gran Hotel Inglés  por tiempo limitado .

Los cupcakes favoritos de Sexo en Nueva York aterrizan en Madrid

Desde el 22 de marzo y hasta el próximo 14 de abril, la famosa pastelería neoyorkina Magnolia Bakery se instala en el Gran Hotel Inglés de Madrid

Mar Nuevo

Madrid

21/03/2019 - 13:42h

Por primera vez en su historia, Magnolia Bakery, la icónica pastelería que lanzase a la fama la serie 'Sexo en Nueva York' gracias al pastelito favorito de Carrie Bradshaw, encarnada por la actriz Sarah Jessica Parker, da el salto a Europa, concretamente a Madrid, donde estará en forma de pop up solo hasta el próximo 14 de abril.

El lujoso Gran Hotel Inglés (C/ Echegaray, 8) será el anfitrión de excepción de los deliciosos y coquetos cupcakes, entre ellos el de vainilla y crema rosa que pasará a la historia como ‘Carrie cake’, rebautizado en su honor por ser el favorito de la protagonista de la serie.

La famosa pastelería Magnolia Bakery aterriza en el Gran Hotel Inglés de Madrid por tiempo limitado

[Para leer más: Ocho hoteles para sentirse dentro de una película]

El pastelito preferido de Carrie se rebautizó con su nombre.
El pastelito de Magnolia Bakery preferido de Carrie se rebautizó con su nombre.

Se servirán de lunes a domingo –y también para llevar-, en horario de 10 a 20 horas, en el restaurante del hotel, en un espacio conocido como Seagram’ s NY Hotel y en el que la conocida marca de ginebras premium organiza diferentes eventos y propuestas efímeras.

Magnolia Bakery en Madrid

Directo desde el barrio de Greenwich Village, la pastelería Magnolia Bakery puede presumir de contar siempre con una cola de fans esperando a hacerse con alguno de sus exquisitos dulces, encabezados por las típicas magdalenas, con glaseados de colores pastel y coronados por la flor de magnolia que da nombre al establecimiento.

Los auténticos pasteleros neoyorkinos de Magnolia Bakery serán los encargados de crear y ofrecer sus exquisitos cupcakes, pero también otros de sus famosos productos, como el banana pudding, los brownies o las cookies

Ahora, los madrileños y visitantes podrán hacer lo propio en el Gran Hotel Inglés, en el corazón del barrio de las Letras, y además sentirse como las protagonistas de la serie mientras disfrutan del ambiente –recreado con la apariencia de la mítica pastelería-y de un delicioso cupcake de vainilla, chocolate o red velvet.

[Para leer más: Un visita a Storher, la pastelería más antigua de París]

Los auténticos pasteleros neoyorkinos de Magnolia Bakery serán los encargados de crear y ofrecer sus exquisitos cupcakes, pero también otros de sus famosos productos, como el banana pudding, los brownies o las cookies.

Fachada de la mítica Magnolia Bakery.
El espacio del Gran Hotel Inglés recreará la mítica pastelería de Manhattan.

Los pasteles que se comen con los ojos

La repostera Bobbie Lloyd, de Chicago, es la cabeza pensante tras este negocio, que cuenta ya con un total de 11 establecimientos en los EEUU.

Los cupcakes se siguen sirviendo recién horneados y en atractivos colores que abarcan toda la paleta del Pantone y que “entran por los ojos”

Entre los secretos de su éxito, además de sus apariciones en la serie 'Sexo en Nueva York' -cómo olvidar la escena en la que Carrie y Miranda hablan de sus parejas mientras comen estos preciosos cupcakes sentadas en un banco delante de Magnolia Bakery- o el programa Saturday Night Live, está el haber patentado la original cobertura de sus dulces.

Carrie Cake. Foto Magnolia Bakery.
Magnolia Bakery cupcakes. Foto Magnolia Bakery.

También, asegura, porque los siguen sirviendo recién horneados y en atractivos colores que abarcan toda la paleta del Pantone y que “entran por los ojos”.

Formada en la escuela de cocina Modern Gourmet, de la famosa chef francesa Madeleine Kamman, abrió sus propio restaurante (American Accent) antes de desembarcar en Magnolia Bakery, donde es desde 2006 la directora de repostería.

Bobbie and Steve en Magnolia Bakery.
Bobbie y Steve en Magnolia Bakery.