Los mejores ‘fish and chips’ de Londres se devoran aquí

Del más clásico al más innovador, el 'fish and chips' es un plato que hay que comer sí o sí en Londres. Foto Poppies.

Los mejores ‘fish and chips’ de Londres se devoran aquí

Pese a su sencillez, es un símbolo gastronómico de la cultura británica. Su degustación, con una buena pinta, sube de categoría en estos rincones de Londres

Sergio Cabrera

Madrid

17/03/2019 - 17:20h

La receta original consistía en freír trozos de bacalao rebozados en harina, huevo y cerveza; un bocado que luego se acompañaba con patatas y que era el tentempié perfecto para acompañar a una buena pinta durante el mediodía o al atardecer. En su versión más clásica o la más actualizada, en lo que sí hay acuerdo es en que no se puede viajar a Londres y volver sin probar el fish and chips.

De hecho, la cultura del fish and chips trascendió el ‘clásico' y ahora se puede encontrar de merluza, lenguado o dorada y acompañarlo de salsas tan británicas como la de sal y vinagre o tan foráneas como el curry.

De orígenes inciertos, a día de hoy alrededor de 10.500 establecimientos sirven a diario unas 229 millones de raciones de 'fish and chips'

[Para leer más: Siete nuevos restaurantes que muestran que Sevilla tiene un sabor especial]

229 millones de porciones al día

No está claro cuándo comenzaron los ingleses a comerlo de forma habitual. Charles Dickens hace referencia a un almacén de pescado frito en ‘Oliver Twist’ (1838) mientras el presidente norteamericano Thomas Jefferson dijo haber comido “pescado frito al estilo judío” en una visita a Londres a finales del siglo XVIII.

Poppies 03
Poppies, Londres.

Las patatas fritas 'llegaron' desde la actual Bélgica a principios de ese siglo y también hay teorías que sitúan el nacimiento de este plato en Irlanda. Sea como fuere, su éxito se ha mantenido hasta la actualidad, con más de 10.500 establecimientos que lo sirven a diario (unas 229 millones de porciones, según estadísticas británicas).

Porque no son todos iguales y merece la pena la comprobación: recomendamos media docena de rincones que merecen la pena en Londres para comer 'fish and chips'

Así, con tanto donde elegir, resulta difícil a veces encontrar los mejores lugares en los que degustarlo. Pero haberlos, los hay. Solo en Londres ya podemos encontrar media docena de rincones que merecen la pena la visita y pedirnos una buena ración de fish and chips.

Una ruta del pescado frito en Londres

Un establecimiento que nunca falta en las listas de los mejores de la capital es Poppie's, que lleva sirviendo fish and chips desde 1952. Pat ‘Pop’ Newland abrió el negocio en el East End y hoy se puede encontrar en algunos barrios más (Spitalfields y Soho). Destaca por su decoración de aires retro pero, sobre todo, porque escogen pescado de calidad para que el corte sea sabroso.

The Golden Hind, Londres.
The Golden Hind, uno de los pioneros en el 'fish and chips. Londres.

Galden Hind, en el barrio de Marylebone, lleva sirviendo este plato desde 1914. ¿Su secreto? El pescado se fríe en aceite de cacahuete 

Claro que más antiguo aun es Golden Hind, que abrió sus puertas en Londres en 1914, en el barrio de Marylebone. Parte de su secreto es que fríen el pescado en aceite de cacahuete y se pueden pedir piezas desde las 9,50 libras (unos 11 euros).

[Para leer más: Diez destinos europeos para amantes del queso]

También tienen la opción de un fish and chips con aceite de oliva y orégano, aunque en su carta han añadido piezas de salmón, calamares e incluso bocados vegetarianos.

Si en vez de un tentempié queremos convertirlo en un menú completo no encontraremos problema, pues las raciones son generosas, y además tendremos una buena variedad de postres que incluyen un deliciosísimo pastel de ruibarbo (que se sirve junto a una bola de helado por 5 libras).

Hook, fish and chips con toques de la cocina internacional.
Hook, fish and chips con toques de la cocina internacional.

Algunos establecimientos se han decantado por renovar el clásico, como Hook, que incorpora sabores internacionales como el wasabi o la salsa cajún

Nuevos sabores actualizan el clásico

La renovación del fish and chips para darle un toque de calidad ha pasado por la incorporación de sabores de otras latitudes. Es lo que han hecho en Hook, un restaurante del barrio de Camden.

Presume de ser el mejor de la zona y, para ello, además de excelente bacalao, han decidido servirlo con toques de lima y wasabi, con salsa cajún o un rebozado que recuerda a la tempura japonesa... No todo a la vez, pues la forma de servirlo va cambiando cada semana, pero siempre con toques internacionales únicos.

Además, por 14 libras podemos pedir el 'sabor del mes', solo para los amantes de la creatividad gastronómica.

Bonnie Gull, Londres.
Bonnie Gull, Londres.

También toman inspiración japonesa para el rebozado en Bonnie Gull, unos restaurantes mágicos por su decoración marinera, que nos hace sentir como si estuviéramos en la costa británica.

En Bonnie Gull, además de uno de los mejores 'fish and chips' de la capital, encontraremos excelentes mariscos 

Su fish and chips con toque de tempura es de los más premiados en Londres, pero no solo tienen esta receta, ya que se puede comer el mejor marisco y platos mucho más gourmet y elaborados de pescado gracias a la cocina de su chef Christian Edwardson, curiosamente licenciado en Teología y Filosofía antes de ser cocinero.

Lo típico: en un pub y con una pinta

Sin embargo, para muchos londinenses, la experiencia no se entiende si no es en un escenario de pub, con una pinta de cerveza, muebles de madera oscura, espacios ruidosos y mucho ambiente.

St James Tavern
St James Tavern, para comer 'fish and chips' en pleno Piccadilly Circus.

Quien busque la experiencia original -en un pub y con una buena pinta de cerveza- debe decantarse por Toffs o St. James Tavern, en pleno Piccadilly Circus

Para ellos, la mejor decisión es ir a por un fish and chips a Toff's, que desde 1968 está sirviendo este platillo a sus clientes. Sirven pescado de pesca sostenible y lo sirven al modo tradicional, con patatas a medio camino entre la fritura y el interior cocido. Es posible degustar un plato desde las 14 libras.

Lo mismo tenemos, en pleno Piccadilly Circus, en la St. James Tavern. Perfecto para los que no tienen tiempo de moverse más allá del centro más turístico de Londres, y por un precio similar al resto (unas 14 libras), tendremos una buena ración de fish and chips (se sirven también con guisantes) y la oportunidad de acompañarlos con una pinta y el visionado de un partido de rugby.

Poppies 02

Una buena experiencia en la que, además de la buena comida, destaca el ambiente divertido.

Son solo algunos ejemplos. Y es que cuesta decidirse solo por media docena. Quién iba a imaginar que detrás de un platillo tan sencillo habría tantas posibilidades y, sobre todo, tanta pasión.