Cinco restaurantes que prueban que Málaga está para comérsela

Óleo Restaurante es uno de los abanderados de la cocina malagueña más actual. Foto: Óleo Restaurante.

Cinco restaurantes que prueban que Málaga está para comérsela

La cocina malagueña despliega su arte en José Carlos García Restaurante, Entremuros, El Restaurante del Candado Golf, Óleo Restaurante y Beluga

José Manuel Torres

Valencia

12/10/2019 - 18:10h

Nunca antes había destacado tanto la cocina de Málaga. Era conocida -y apreciada, sí- por sus espetos pero es ahora cuando la apuesta de muchos de sus restaurantes está logrando mostrar una calidad que va mucho más allá y que, por fin, está dando sus frutos.

Cocinas como las de José Carlos García Restaurante, Entremuros, El  Restaurante del Candado Golf, Óleo Restaurante y Beluga son algunos de los que lideran esta revolución en los fogones.

Aunque exquisitos, Málaga tiene mucho más que ofrecer que los espetos

[Para leer más: 48 horas en Málaga: la escapada definitiva a la ciudad feliz]

José Carlos García Restaurante

En el muelle 1 del Puerto de Málaga, un lugar de ocio cultural y gastronómico frente al mar Mediterráneo, luce la cocina de José Carlos García Restaurante, en su negocio con el mismo nombre. Es uno de los restaurantes más significativos de la capital malagueña, pues ostenta 2 Soles Repsol y una estrella Michelin.

El comedor de José Carlos García Restaurante es un espacio minimalista y refinado.
Cocina creativa y técnica en un ambiente minimalista y refinado. Foto: José Carlos García Restaurante.

José Carlos defiende una cocina creativa, tremendamente técnica y muy respetuosa con los productos autóctonos del mar y de la tierra, en propuestas sublimes que son pura reinterpretación del recetario tradicional malagueño y andaluz, con un ligero toque de otras cocinas y culturas del mundo.

Es uno de esos cocineros que aman el producto al máximo, y es muy fácil verlo por las mañanas en el mercado de Málaga, haciendo la compra diaria.

José Carlos defiende en su restaurante una cocina creativa, muy técnica pero que respeta al máximo los productos autóctonos del mar y de la tierra

La sala, un espacio minimalista y refinado que juega con elementos singulares como el cañizo, el acero y una cocina vista que no esconde nada, tiene un aire industrial, moderno y luminoso.

Galleta salada con queso azul y anguila ahumada. Foto José Carlos García Restaurante.
Galleta salada con queso azul y anguila ahumada. Foto José Carlos García Restaurante.

José Carlos brinda un menú degustación (110€),  con más de 20 creaciones, que como el mismo dice, “invita a viajar a través del sabor y los aromas creando un universo de ensoñación en cada una de las elaboraciones”. Óptimo servicio y una inmejorable carta de vinos completan una más que recomendable experiencia gastronómica.

Entremuros

Dentro del moderno y céntrico hotel Vincci Selección Posada del Patio de Málaga, podremos encontrarnos con el restaurante Entremuros, un espacio diáfano y acogedor que muestra un suelo acristalado en el que se observa la antigua muralla árabe de la ciudad, y cuya decoración ha estado a cargo de la afamada interiorista Alejandra Pombo.

El suelo acristalado del restaurante Entremuros deja ver la antigua muralla árabe
El suelo acristalado del restaurante Entremuros deja ver la antigua muralla árabe. Foto: Vincci Hoteles.

En los fogones se halla el talentoso chef Sergio Garrido, que propone un paseo denominado Entremuros. A culinary walk, en el que invita a dar un sabroso recorrido por las recetas de las distintas culturas que han participado en la historia de Málaga a través de los siglos, en un retorno a los orígenes de la urbe a través de los sentidos.

Sergio Garrido es el chef tras los fogones de Entremuros, ubicado en el hotel Vincci Selección Posada del Patio

La carta, con platos tan peculiares como el tomate en texturas, el canelón de foie, chutney de higos, quinoa frita y salsa de yogurt especiada, o la paletilla de chivo a las especias marroquíes cocinada a baja temperatura y couscous de verduritas al cajún, muestran las tres principales influencias gastronómicas de la ciudad: la romana, la musulmana y la Málaga más moderna. Sin duda, un viaje un viaje gastronómico en el tiempo que no deja indiferente a nadie.

Tomate en texturas (Entremuros)
Tomate en texturas del restaurante Entremuros. Foto: Vincci Hoteles.

El Restaurante del Candado Golf

En un edificio circular emplazado en la urbanización El Candado y formando parte del club de golf de Málaga se encuentra el Restaurante del Candado Golf. Un espacio en el que subyace el paisaje reinante y la vegetación en un ecosistema propicio para disfrutar de una buena cocina tradicional de mercado, servida en un confortable salón con vistas al campo de golf o en la terraza.

La mejor ensaladilla rusa de España se prepara en el Restaurante del Candado Golf, según el jurado del II Campeonato nacional de ensaladilla rusa, celebrado en el marco de San Sebastián Gastronomika

La cocina está a cargo del preparadísimo chef Javier Hernández, que hace una apuesta muy honesta por la cocina malagueña tradicional con un punto de creatividad, a lo que hay que sumar su virtuosismo a la hora de preparar todo tipo de sugestivos arroces (con rape, gambones y alcachofas, con bogavante, con chopitos en su tinta…).

La ensaladilla de El Candado Golf es la mejor de España
La ensaladilla de El Candado Golf es la mejor de España. Foto: El Candado Golf.

Los adeptos a la ensaladilla rusa deben saber que la que elabora Javier acaba de alzarse con el premio a la mejor ensaladilla rusa de España en el II Campeonato Nacional de Ensaladilla Rusa, celebrado recientemente en el marco de San Sebastián Gastronomika.

En la carta despuntan los productos ibéricos de bellota de la Dehesa de los Conteros, en Málaga, los huevos rotos con gambas de Málaga al pil-pil, el atún rojo de almadraba encebollado o la magnífica presa ibérica de bellota y sal de especias, entre otras viandas.

Carta de vinos notable con algunas óptimas referencias de cavas y champagnes.

El carro de quesos de El Candado Golf es uno de los mejores de Málaga
El carro de quesos de El Candado Golf es una deliciosa tentación. Foto: El Candado Golf.

Óleo Restaurante

Málaga es hoy una sorprendente metrópoli cultural de grandes museos y pinacotecas como el Museo Picasso, el Centre Pompidou o el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC), enclavado en el antiguo Mercado de Mayoristas de Málaga, y en cuyo entorno se encuentra Óleo Restaurante, un proyecto abiertamente llamativo de dos socios, amigos y cocineros –el malagueño Sergio del Río y el brasileño Rui da Mata– que han conseguido posicionar su restaurante en el epicentro de la mejor cocina creativa de Málaga capital.

Un chef malagueño y otro brasileño conjugan su buenhacer a los fogones para crear una de las cartas más sorprendentes de la ciudad

Ofrecen al comensal ávido de nuevas sensaciones propuestas gastronómicas muy personales que caminan entre la tradición malagueña mediterránea con toques de imaginación de Sergio, y el visual y gustoso sushi que prepara diariamente Rui.

Uramaki de steak tartar. Foto Óleo Restaurante.
Uramaki de steak tartar. Foto: Óleo Restaurante.

Una fusión de cocinas que atrapa porque denota entendimiento y muy buena mano por parte de los dos chefs.

Entre las elaboraciones dignas de ser probadas se cuentan el cochinillo confitado con puré de manzana a la vainilla, el nigiri de pez limón con caviar, el uramaki de steak tartar, o la apetecible ensaladilla rusa.

El comedor es moderno y espacioso, el servicio atento y muy cuidadoso y, además, Óleo Restaurante dispone de una agradable terraza.

Cochinillo confitado con puré de manzana a la vainilla. Foto: Óleo Restaurante.
Cochinillo confitado con puré de manzana a la vainilla. Foto: Óleo Restaurante.

La carta de vinos evidencia especial atención a las cada vez más sobresalientes elaboraciones de la tierra con referencias como el Payoya 2012 tinto de Bodega Finca La Melonera de la D.O. Sierras de Málaga o el Cloe 2013, de Bodega Doña Felisa (Chinchilla, Ronda), un vino blanco 100% chardonnay, equilibrado y elegante.

Beluga

En la emblemática Plaza de las Flores, en el centro de Málaga, el restaurante Beluga es un pequeño Edén para quienes persiguen la mejor cocina malagueña y andaluza ejecutada con creatividad y perspicacia.

El comedor del restaurante Beluga es moderno y espacioso
El comedor del restaurante Beluga es moderno y espacioso. Foto: Beluga.

Hay muchos motivos para visitar Beluga y disfrutar de la cocina que allí ha dispuesto el chef alicantino Diego Rene, un visionario que ha pasado por las cocinas de Martín Berasategui y María José San Román, y también por las de importantes restaurantes de Londres, Argentina y Francia, hasta establecerse en Málaga, donde fue distinguido el pasado año como uno de los 10 cocineros emergentes de de la ciudad.

En su carta destacan sagaces preparaciones enteramente mediterráneas como las croquetas de calamar en su tinta, el alioli de ajo negro y ralladura de limón, el salmón noruego, el chutney de mango y tagliatelle nero, el huevo ecológico a baja temperatura con crema de coliflor y parmesano, o el tremendo solomillo de vaca con batata en texturas y reducción de PX, entre otras exquisiteces.

Los platos del restaurante Beluga son muy visuales y gustosos. Foto: Beluga.
Los platos del restaurante Beluga son muy visuales y gustosos. Foto: Beluga.

Los más golosos no tendrán más remedio que sucumbir ante la pasmosa tarta de manzana caliente y helado de vainilla de bourbon.