Mapa de los destinos estrella para el turista gastronómico

Jordi Cruz, uno de los exponentes de la alta cocina española, con tres estrellas Michelin.

Mapa de los destinos estrella para el turista gastronómico

Andalucía, Galicia, País Vasco, Madrid y Asturias lideran el ranking de los destinos gastronómicos preferidos por los españoles

Restaurantes con estrella Michelin, recetas tradicionales, bares de tapas y mercados locales se alían para hacer de España una potencia en turismo gastronómico. Un segmento que contribuye a la desestacionalización, alivia la masificación, aporta valor añadido y, además, garantiza disfrute y felicidad para el viajero.

En palabras de Josep Plà, “la cocina es el paisaje llevado a la cazuela”, y es que un plato puede concentrar la esencia de un territorio, su historia, sus singularidades, su clima y sus tradiciones. La gastronomía se convierte así en el perfecto exponente de la cultura local.

Con la gastronomía como primera motivación, alrededor de un 15% de los turistas internacionales visitan nuestro país, según señala el informe Turismo gastronómico y enoturismo en España elaborado por Ostelea, lo que daría una cifra de 12,3 millones de turistas en 2017.

Los 11 millones de turistas gastronómicos que acudieron a España en 2016 realizaron un gasto total de más de 11.000 millones de euros, lo que arroja una media de 1.000 euros por visita

El filón del turismo gastronómico

En esta misma línea, la Federación Española de Hostelería (FEHR) sostiene que los 11 millones de turistas que acudieron a España por este motivo (el 15% de los 75 millones registrados en 2016) realizaron un gasto total de más de 11.000 millones de euros, lo que arroja una media de 1.000 euros por visita.

Según un reciente informe de la OMT, la experiencia gastronómica es hoy tan importante para los turistas a la hora de viajar como visitar un museo o admirar la arquitectura de un destino, y se coloca en la tercera posición entre las motivaciones que llevan a los turistas a escoger un destino, por detrás de la oferta cultural y la naturaleza.

Por ello, es un segmento que ofrece un “enorme potencial” para estimular las economías locales, regionales y nacionales, además de promover la sostenibilidad y la inclusión.

Turismo gastronómico. Informe Dinamiza
El 76,2% de los turistas españoles ha realizado un viaje gastronómico en los últimos dos años.

También los españoles se desplazan motivados por la gastronomía. Así, según el II Estudio de la demanda de turismo gastronómico en España realizado por la consultora especializada Dinamiza, el 76,2% de los turistas nacionales ha realizado algún viaje o escapada gastronómica en los últimos dos años.

Un 28,7% además considera la gastronomía como el motivo principal de su desplazamiento, frente a un 62,4% para el cual este factor influye “en gran medida” en la elección del destino.

Prueba de que España es un destino gastronómico de primer nivel es que el país cuenta con 195 estrellas Michelin, con Cataluña a la cabeza en cuanto a número de reconocimientos (54), seguido por el País Vasco y Madrid

España en el mapa gastronómico mundial

Prueba de que España es un destino gastronómico de primer nivel es que el país cuenta con 195 estrellas Michelin, con Cataluña a la cabeza en cuanto a número de reconocimientos (54), seguido por el País Vasco y Madrid.

El viaje, la producción, la degustación y la cultura se unen en una modalidad de viaje en auge y que, según afirmó el secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, en el cuarto Foro Mundial de Turismo Gastronómico celebrado en junio en Bangkok, aún tiene por delante un "amplio recorrido en cuanto a su aprovechamiento como patrimonio cultural inmaterial".

Destinos estrella en España

Andalucía se sitúa como la región favorita para realizar viajes y escapadas gastronómicas para los viajeros nacionales, seguida de Galicia y País Vasco. La Comunidad de Madrid y el Principado de Asturias ocupan el cuarto y el quinto puesto respectivamente del ranking elaborado por Dinamiza.

pintxos teleferic
Dos de las tres capitales de Euskadi están entre los cinco primeros destinos gastronómicos nacionales.

A nivel local destaca la ciudad de San Sebastián como el principal destino de turismo gastronómico, seguido por Madrid. En el tercer lugar se sitúa Barcelona, mientras que Bilbao y Logroño ocupan los puestos cuarto y quinto respectivamente.

Así, el top 5 de ciudades gastronómicas queda integrado por las dos grandes ciudades de España, en las que el viajero puede encontrar una gran variedad de establecimientos con una amplia oferta de restauración, así como calles gastronómicas y mercados, y dos de las tres capitales de Euskadi, “mundialmente reconocidas por su cultura gastronómica”, señala el informe.

El turista gastronómico está dispuesto a gastar por persona 51,85 euros en un menú degustación, 40,79 euros en una comida a la carta y 22,21 euros en ir de tapas

Logroño ocupa el quinto lugar indudablemente influenciada por contar con una de las calles más emblemáticas para la gastronomía (la calle Laurel) y determinada por la calidad de sus vinos y los productos de la huerta riojana.

Otros municipios destacados en el informe, que contó con la participación de más de 1.100 opiniones, son Gijón en Asturias, O Grove en Pontevedra, la comarca El Bierzo en León, Sanlúcar de Barrameda en Cádiz, Llanes en Asturias y Santiago de Compostela en A Coruña.

Actividades favoritas de los foodies

Foodies, winelovers, sibaritas, responsables o gourmets son algunos de los perfiles que integran el turismo gastronómico; todos ellos realizan estos viajes para probar productos y platos tradicionales e incluso para conocer sus procesos de elaboración y su impacto en el territorio.

Infografía turismo gastronómico
Actividades favoritas de los turistas gastronómicos. Dinamiza.

Sus actividades favoritas durante estos viajes son comer en restaurantes e ir de tapas (82,8 y 69,3% respectivamente), comprar productos locales (62,9%) y visitar mercados (59,0%).

En cuanto al gasto, el turista gastronómico está dispuesto a gastar por persona 51,85 euros en un menú degustación, 40,79 euros en una comida a la carta y 22,21 euros en ir de tapas.

En otros conceptos, como la compra de productos locales y vinos, la disposición al gasto alcanza los 41,28 euros, mientras que en la visita de industrias alimentarias la cantidad varía desde los 16,99 euros en visitar bodegas, hasta los 10,22 euros en otro tipo de industrias.

Para informarse sobre la oferta gastronómica local, concluye el estudio, los viajeros suelen consultar páginas web de opiniones y la página web oficial del destino que van a visitar.