No sabrás lo que es un buffet hasta llegar a Narbona

Entre las propuestas de Les Grands Buffets destaca la estación de exquisitos quesos franceses.

No sabrás lo que es un buffet hasta llegar a Narbona

Hacer de la calidad del producto y la exquisita preparación su bandera ha elevado a Les Grands Buffets a la categoría de santuario

Las más influyentes guías turísticas del mundo lo recomiendan con fervor y miles de anónimos comensales, tanto franceses como de cualquier punto del mundo, acuden cada año –desde hace más de 25- a disfrutar de las propuestas de Les Grands Buffets de Narbona.  

¿Buffet? Olvida lo que sabes. Destierra los prejuicios. Ni desayuno de hotel ni anodina propuesta de resort todo incluido. Les Grands Buffets de la ciudad francesa de Narbona merecen la oportunidad de que nos acerquemos con la mente y el paladar receptivos.

Reservado para recepciones oficiales desde antiguo, lo que le aporta un aire distinguido, el sentido que los franceses le dan al buffet no tiene nada que ver con lo que podamos inicialmente deducir

Buffet con reminiscencias distinguidas

Reservado para recepciones oficiales desde antiguo, lo que le aporta un aire distinguido, el sentido que los franceses le dan al buffet no tiene nada que ver con lo que podamos inicialmente deducir.

En Les Grands Buffet de Narbona, que cuenta con más de 25 años de existencia, se rigen por los principios de recuperar las recetas de la cocina tradicional ofreciendo un amplio abanico de platos para disfrutar.

La calidad de los productos y las elaboraciones cuidadas hasta el más mínimo detalle se han convertido, por derecho propio, en sus señas de identidad, pero también en su mejor tarjeta de visita –y de recomendación-, de forma que su fama trascendió fronteras y hoy ya se incluye su recomendación en las guías turísticas más influyentes del mundo.

El planteamiento de este gran buffet es un recorrido por cinco unidades temáticas: quesos, carnes, del mar, pastelería y vinos

Cinco unidades temáticas

El planteamiento de este gran buffet es un recorrido por cinco unidades temáticas. Comienzan con Le Fromage, una estación por la que desfilan Camembert, Saint Nectaire, Comté, Brie o el buscadísimo camembert trufado, entre otros, y que en breve alcanzará la cifra de 108 referencias queseras para constituirse como el más grande del mundo en este apartado.

La Rôtisserie, ocupa un lugar principal en este restaurante con un inmenso asador panorámico donde se cocinan los platos al momento y según las preferencias de los clientes. Cassoulet, coquille de Saint Jacques gratiné, y el tradicional steak tartar de buey y de caballo, tradicional de esta región, sobresalen entre las propuestas.

La Mer sorprende a todos por la espectacular cascada de bogavante. A su alrededor, y sin desmerecer, se alternan piezas de gambas, langostinos, almejas, ostras de Thau y hasta seis variedades de salmón de Noruega.

 

Vinos y postres

Les vins constituyen un capítulo aparte, no solamente por constar de una selección de 70 referencias de los mejores vinos del sur de Francia, sino porque apuestan por el productor de proximidad.

Ofrecen la posibilidad de degustaciones por botellas o a copas, y dan una vuelta de tuerca en el esmerado servicio del vino con la colocación de las copas idóneas para cada tipo de vino con su correspondiente etiqueta para evitar confusiones.

Solo este detalle es digno de ovación, ya que la importancia de la copa en el consumo del vino hace que lo magnifiquemos o lo enviemos a los infiernos directamente. Aquí lo llevan al altar del máximo hedonismo.

En La Pâtisserie encontramos más de 100 elaboraciones artesanas que salen de su obrador preparadas con mucho amor por un maestro pastelero y su equipo, siguiendo la línea clásica de la pastelería francesa.

Les Grands Buffets Narbona.

Todo se sitúa alrededor de una espectacular fuente de chocolate capaz de hacer las delicias de ese Charlie Bucket, el niño protagonista de la película Charlie y la fábrica de chocolate, que todos (o casi todos) llevamos dentro.

El jardín configura un espacio único donde cenar a la luz de la luna y las velas, entre esculturas de Hervé Di Rosa, concibiendo un ambiente mágico que continua encandilando a Jane y Louis Privat, dueños de Les Grands Buffets

Sala y cocina

La cocina tiene una asepsia digna de quirófano, diseñada con esmero para evitar cualquier tipo de contaminación alimenticia. Los cocineros trabajan con luz natural y dentro de este centro neurálgico de operaciones hay distribuidas varias obras de arte.

En la sala, la atención exquisita y amabilísima de los camareros facilita la no tan sencilla tarea de probar tantas propuestas apetitosas.

El jardín configura un espacio único donde cenar a la luz de la luna y las velas, entre esculturas de Hervé Di Rosa, concibiendo un ambiente mágico que continua encandilando a Jane y Louis Privat, dueños de Les Grands Buffets.

No en vano este restaurante consiguió ser seleccionado como plató para la grabación de un capítulo del reality gastronómico Masterchef España.

Delicias inacabables en Les Grands Buffets de Narbona.
Mimo y detalle hasta en el último rincón de Les Grands Buffets de Narbona.

Para los pequeños disponen de una sala de juegos ambientada en un poblado africano, insonorizada y visible desde la sala.

En cuanto al precio, es de 35,90 euros para adultos (bebidas no incluidas) y 17,90 para niños de entre 6 y 10 años. Los niños de hasta cinco años no pagan.  

Con una oferta tan amplia –y suculenta- a nuestra disposición, recomendamos realizar primero un recorrido visual para elegir qué queremos comer entre los numerosos platos que nos harán salivar.