Nuevos restaurantes con estrella Michelin que merece la pena conocer

Erizos, plancton y jugo yodado con salicornia en una de las propuestas de Begoña Rodrigo. Foto: La Salita.

Nuevos restaurantes con estrella Michelin que merece la pena conocer

El último reparto de estrellas Michelin nos dejó 23 restaurantes españoles nuevos en el olimpo de la gastronomía; estos son cinco de los más interesantes

José Manuel Torres

Valencia

30/11/2019 - 18:30h

El pasado 18 de noviembre, en una gala celebrada en Sevilla, 23 restaurantes españoles consiguieron alzarse con su primera estrella Michelin, probablemente el galardón con el que más fantasean los chefs y que muchos consideran puerta de entrada al olimpo de la gastronomía.

De entre ellos, hemos elegido cinco -La Salita, en Valencia, La Biblioteca, en Pamplona, Magoga, en Cartagena, Retama, en Torrenueva, y Voro, en Mallorca- como algunos de los más interesantes y que justifican una escapada en clave gastronómica en 2020.

La Salita es el feudo en Valencia de la vanguardista -y televisiva- chef Begoña Rodrigo 

[Para leer más: Ocho restaurantes con estrellas Michelin por menos de 50 euros]

La Salita

Es, sin duda alguna, uno de los mejores restaurantes de Valencia capital. Y esto es decir mucho en una urbe que presume de una más que sobresaliente propuesta gastronómica.

Ya era hora de que a Begoña Rodriguez la premiaran con una estrella Michelin. Foto: La Salita.
Ya era hora de que a Begoña Rodriguez la premiaran con una estrella Michelin. Foto: La Salita.

La Salita, situada en el joven distrito universitario de Algirós, es el feudo de la vanguardista chef Begoña Rodrigo, ganadora en 2013 de la primera edición del concurso televisivo Top Chef España.

Una mujer decidida, creativa y vital que propone una cocina siempre sorprendente, asentada en un excelente producto, en las últimas técnicas de cocinado, en los sabores como máxima, y en las delicadas y pictóricas presentaciones como telón de fondo.

La Salita es un restaurante que luce hermoso, que cuida los detalles y posee un servicio impecable. Dispone de una interesante carta de vinos y tres menús con pequeñas y deliciosas creaciones a disposición del cliente: La Salita a 49,50 euros, La Rodrigo por 69,95 y el menú Espolín-1 La Reina por 89,70.

Pintada lacada, trigo fresco frito y salsa de cachuetes picante. Foto: La Salita.
Pintada lacada, trigo fresco frito y salsa de cachuetes picante. Foto: La Salita. 

Ya era hora de que a Begoña le otorgaran su primera estrella, se la merecía. Vaticinamos además que no será la última. Pronto le llegará también el tercer Sol Repsol. Time to time, que dicen los ingleses, porque ahora es cuando vamos a percibir a una Begoña Rodrigo menos encorsetada, más audaz y radical. Ella misma así lo ha anunciado, y lo cierto es que anhelamos verlo.

Tras pasar por Arzak, Akelarre, El Celler de Can Roca o El Molino de Urdániz, Leandro Gil comanda su propioa cocina en La Biblioteca

La Biblioteca

En el interior del hotel Alma Pamplona está el restaurante La Biblioteca dirigido por el joven chef Leandro Gil, que se formó en la escuela de cocina Luis Irízar de San Sebastián y ha pasado por Arzak, Akelarre o El Celler de Can Roca, además de El Molino de Urdániz.

Leandro Gil comanda las cocinas del restaurante La Biblioteca. Foto: Hotel Alma.
Leandro Gil comanda las cocinas del restaurante La Biblioteca. Foto: Hotel Alma.

En 2016 se hizo cargo del proyecto gastronómico del hotel Alma de Pamplona, incluido el diseño de las propuestas de todos sus espacios culinarios y, especialmente, el elegante y confortable restaurante La Biblioteca, donde sugiere una cocina muy trabajada, basada en la tradición navarra y en sus destacados productos como las carnes, pescados y verduras frescas.

Él mismo cultiva sus propias plantas junto al río Arga y tiene una determinación: la de recuperar productos muchas veces olvidados o denostados como puedan ser el pichón de Araiz o la cabeza de cordero, entre otros.

Los productos de la huerta navarra son esenciales en la propuesta de La Biblioteca. Foto: Hotel Alma.
Los productos de la huerta navarra son esenciales en la propuesta de La Biblioteca. Foto: Hotel Alma.

Una buena forma de conocer su cocina es la experiencia ‘Malas Hierbas’, un viaje gastronómico que incluye una estancia en el hotel Alma de dos días y un menú degustación concebido con los productos cultivados en su huerto, que convierten las verduras y las hierbas menos consideradas, en protagonistas absolutos de su imaginativa apuesta.

Magoga

Muy cerca de donde antiguamente se hallaba la lonja de verduras de Cartagena se ubica el restaurante Magoga, regentado por la chef María Gómez y su marido, Adrián de Marcos, sumiller y responsable de sala.

Gómez es una cocinera sensible que insinúa una cocina moderna, pausada e íntegramente mediterránea, asentada en el recetario y en la despensa autóctona.

María firma una cocina moderna, pausada y plenamente mediterránea. Foto: Magoga.
María Gómez firma una cocina moderna, pausada y plenamente mediterránea. Foto: Magoga.

Magoga, que abrió sus puertas en el 2014, y comenzó su andadura como una modesta casa de comidas, ha ido evolucionando poco a poco hasta convertirse en uno de los restaurantes con mayor proyección de futuro de la región.

Premiado con un Sol Repsol, y ahora con 1 estrella Michelin, María Gómez fue, a su vez, finalista del Premio Cocinero Revelación de Madrid Fusión 2019, y Adrián ostenta el Premio al Mejor Sumiller de Murcia 2018.

Sus elaboraciones se disfrutan especialmente en su Menú Degustación Alma 2019, que incluye snacks, 6 platos, selección de quesos, 1 prepostre, 1 postre y petit fours, todo por 70 euros. Una propuesta anclada en productos del mar Mediterráneo, el Mar Menor y la huerta cartagenera.

Pichón de Mont Royal en dos cocciones con su jugo, maíz y paté de sus menudillos. Foto: Magoga.
Pichón en dos cocciones con su jugo, maíz y paté de sus menudillos. Foto: Magoga.

En Magoga se cuidan con esmero todos los detalles que intervienen en la experiencia culinaria. Por eso, además de la cocina, destaca el trabajo de Adrián al frente de la sala y de una excepcional bodega que atesora más de 300 referencias.

[Para leer más: Dónde comer con el sello de la guía Michelin (y por menos de 35 euros)]

Retama

En el término municipal de Torrenueva, provincia de Ciudad Real, a dos horas en coche de Madrid, y dentro de las instalaciones del lujoso hotel La Caminera Club de Campo, descubrimos al joven chef Javier Aranda, director del restaurante Retama, y también de toda la oferta gastronómica del hotel.

Su recién conseguida primera estrella Michelin es fruto de su particular visión de la cocina manchega, en la que las materias primas de proximidad y de temporada se combinan con técnicas y sabores de otras culturas.

Javier Aranda aplica su particular visión de la cocina manchega. Foto: Retama.
Javier Aranda aplica su particular visión de la cocina manchega. Foto: Retama.

En la carta se pueden encontrar platos como la trucha ahumada con espuma de zanahoria, cítricos y huevitos curados o el rodaballo con gazpachuelo de pollo amarillo y gel de Jerez, entre otros.

Completan la oferta dos menús degustación: Tradición by Javier Aranda (60 euros más 30 con maridaje de vinos) y Retama by Javier Aranda (90 euros, 135 con maridaje).

Retama se nutre de una espectacular bodega subterránea con más de 200 referencias de todo el mundo, con predominio de los vinos de las D.O. de Castilla La Mancha, algunos vinos de garaje y auténticas rarezas.

Caballa a la llama y sopa de aceituna. Foto: Retama.
Caballa a la llama y sopa de aceituna. Foto: Retama.

Retama ofrece, además, un servicio muy profesional y una elegante sala decorada con maderas nobles -olivo y roble-, que invita al deleite gastronómico.  

Voro

Ubicado en la zona de Cap Vermell, en un valle rodeado de naturaleza y mar, se encuentra el complejo Park Hyatt Mallorca. En su interior, inaugurado en marzo de este mismo año, se alza Voro, dirigido por el joven chef andaluz Álvaro Salazar.

Álvaro Salazar, chef del restaurante Voro, en Mallorca. Foto: Hyatt Park
Álvaro Salazar, chef del restaurante Voro, en Mallorca. Foto: Hyatt Park Mallorca.

Voro acaba de conseguir su primera estrella Michelin gracias a la sutil y rebelde cocina de Salazar, para la cual utiliza productos frescos de kilómetro 0 en un recetario lleno de imaginación, vanguardia y modernidad, que define en dos menús degustación que van cambiando según las estaciones, servidos en un elegantísimo restaurante.

En primer lugar, el menú Voro, de 11 bocados y el segundo es el menú Devoro de 15, a los que acompaña una magnífica carta de vinos de más de 200 referencias de fuera y dentro de nuestro país. 

Voro (en latín devorar) fue el nombre que el mismo cocinero eligió para su nuevo proyecto, pues para Salazar es mucho más que un simple sustantivo. En su filosofía, sus platos son creaciones con las que enfatiza el sabor y el deseo de probar y experimentar más allá de cada bocado.

El recetario del restaurante Voro está lleno de imaginación, vanguardia y modernidad. Foto Hyatt Park Mallorca.
El recetario del restaurante está lleno de imaginación, vanguardia y modernidad. Foto: Hyatt Park Mallorca.

Es, además, “un nombre corto, directo y fácil de recordar”, explica Salazar que, por supuesto, tiene la mira puesta en la próxima estrella Michelin, algo que conociéndole, no tardará mucho en llegar.