Qué deben hacer los restaurantes al seducir a sus clientes

Los clientes buscan la mayor personalización en las reservas, incluso eligen dónde sentarse.

Qué deben hacer los restaurantes al seducir a sus clientes

Las nuevas tecnologías cambian la costumbre de salir a comer. La influencia del móvil y las apps de recomendaciones modifican la experiencia gastronómica

Alrededor de un 60% de los catalanes suele salir a comer fuera una vez por semana. Esta costumbre está cambiando rápidamente en los últimos años por la llegada de las apps de reservas y por la influencia de las redes sociales en las recomendaciones. Además las nuevas tecnologías modifican los hábitos de los comensales.

Según el estudio ‘Radiografía del comensal catalán’, elaborado por la plataforma OpenTable, el móvil es el vehículo para gestionar casi todo el proceso de la experiencia de ir a un restaurante: el 70% lo usa para reservar mesa, un 69% suele fotografiar sus platos y postearlo en redes sociales, y uno de cada tres confía en las opiniones de otros comensales a la hora de decidirse dónde salir.

Sugerencias para los restaurantes

El estudio no hay que tomarlo como cuáles son los errores que cometen los restaurantes, indica Adrian Valeriano (vicepresidente de ventas y servicios globales de OpenTable) a Cerodosbé, sino que los propietarios deberían tener en cuenta sus recomendaciones para mejorar la experiencia de los comensales y la forma de gestionar las reservas.

Por ejemplo, indica el análisis de la plataforma, más de la mitad de los usuarios decidió cambiar de restaurante porque nadie respondía el teléfono cuando querían conseguir una mesa.

La mitad de los comensales considera que es imprescindible que un restaurante tenga servicio de wifi, y casi el 20% solicita que haya cargadores para móviles

El peso del móvil al momento de comer es tal que el 47% valora como imprescindible de que el restaurante tenga servicio de wifi, y el 18% agradece que haya cargadores para evitar que la batería quede agotada entre platos.

¿Adiós al domingo familiar?

El estudio revela un nuevo rumbo en las tradiciones gastronómicas, al menos en Cataluña: sólo el 9% realiza reservas para comer un domingo. Ese día, que tradicionalmente se reservaba para comidas familiares, ha sido desplazado por las reservas realizadas los sábados (48%) y el viernes (22%).

“Esto refleja un cambio en las costumbres de los comensales. Y los restaurantes deberían tenerlo en cuenta”, indica Valeriano.

La influencia de las opiniones

Después de las sugerencia de familiares y amigos, el 30% confía en las opiniones de otros consumidores a la hora de elegir un restaurante. ¿Pero cómo evitar las críticas falsas que alguna vez le complicaron la vida a Tripadvisor? Según precisa el directivo, OpenTable cuenta con un sistema donde las opiniones solo se publican una vez que el restaurante confirma la identidad de los usuarios.

La plataforma, que pertenece al grupo Booking, analiza un millón de opiniones al mes, aportadas por los 25 millones de usuarios que cuentan en el mundo.

Personalización al máximo

Los restaurantes deberían tener en cuenta que, además de la presentación de los platos, el aluvión de imágenes que se suben a redes sociales también son de la sala y el servicio, detalles para no dejar flancos sueltos en la atención al cliente.

La personalización es una de las tendencias que más crecen. “El comensal quiere tener el mayor control posible de su reserva, por eso la función ‘opción de asiento’ supone un paso más allá en la autonomía de la reserva”, indica Valeriano.

Con esta función, se puede elegir ya no solo el día y la hora, sino el lugar donde se va a sentar. Las manías de algunos clientes de evitar la cercanía a los lavabos, a la cocina o a la puerta de entrada porque entra corriente de aire se evitan con la posibilidad de reservar hasta la ubicación de la mesa.