Los pasteles de Prada se saborean en Londres

La legendaria pastelería milanesa Marchesi 1824 desembarca en Londres. Fotos: Marchesi 1824.

Los pasteles de Prada se saborean en Londres

La centenaria repostería Marchesi 1824, comprada por Prada, desembarca en el distrito más chic de Londres

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

14/05/2019 - 11:52h

Quien haya paseado por Milán se habrá encontrado con algunos de los tres locales de Marchesi 1824, la (casi) bicentenaria repostería comprada por Prada, una de las citas gastronómicas más elegantes de la capital de la moda italiana.

Esta casa emblemática saldrá por primera vez en su historia de las calles de Milán para aterrizar en Londres, donde abrirá un local en la calle Mount Street, en el distrito de Mayfair.

[Para leer más: ¿Desayuno con diamantes? En el Tiffany’s de Los Ángeles es posible]

Ubicado frente al hotel The Conaught, el local mantendrá el aire de discreta elegancia que caracteriza a los tres comercios de Milán: paredes y muebles verde pistacho, columnas contundentes, espejos con décadas de historia, maderas oscuras en la barra y en las molduras del techo, lámparas de estilo art decó y vidrieras decoradas con sobriedad con sus creaciones más dulces.

marchesi2
Prada compró las tiendas Marchesi 1824 hace cinco años.

Parecería como si Wes Anderson hubiera sido el decorador de estas reposterías milanesas.

Qué ver y comer en la pastelería

Como en la capital económica de Italia, el local de Londres desplegará las famosas almendras azucaradas, chocolates con envoltorios que son un arco iris de colores, pasteles de praliné, milhojas y los famosos panetones. La variedad de cafés se centra en las marcas italianas, y no se puede ir sin probar su tradicional chocolate caliente.

La elegante decoración, la variedad de cafés italianos y los tradicionales panetones son los sellos de identidad de la pastelería Marchesi 1824

En Marchesi 1824 también se venderán recuerdos con productos del lugar presentados en delicadas cajas de color pastel.

marchesi5
Los locales mantienen una elegante y sobria decoración.

Fundada en 1913, Prada se caracteriza por su colección de bolsos, zapatos, ropa y accesorios. En 2014 compró a la familia Marchesi la marca con las tres tiendas, que como su nombre indica, abrieron en 1824.

El matrimonio de la moda y la gastronomía

Pero no es la única marca de moda o joyería de lujo que pega el salto a la gastronomía. Tiffany’s tiene el Blue Box Café, y en mayo presentó un local efímero en la sucursal de Rodeo Drive.

[Para leer más: Los fashionistas ya tienen mesa para el postureo]

Hace dos años Ralph Lauren abrió una serie de cafés y bares en Londres, Nueva York, París y Chicago, locales de 30 a 36 asientos especializados en desayunos, comidas ligeras y cócteles.

marchesi6
Los dulces y panetones se exhiben en grandes escaparates.

En Florencia se encuentra la Gucci Osteria, un restaurante de 50 comensales regenteado por el triestrellado Massimo Botura; mientras que el conglomerado de empresas de lujo LVMH cuenta en París con tres tiendas La Grande Epicerie, especializada en artículos gourmet.