Dónde encontrar el sabor más auténtico de París

Puesto de comida en el mercado des Enfants Rouges.

Dónde encontrar el sabor más auténtico de París

París no tiene un mercado de alimentos central. Mejor todavía, porque los mercados de barrio son excelentes lugares para descubrir los platos más auténticos

Juan Santiago Castro

BARCELONA

03/12/2017 - 04:55h

Desde que Les Halles fue demolido en la década de los 70, París no cuenta con un mercado central de alimentos. Son varios los centros cubiertos e históricos que sirven a los barrios de toda la ciudad. Además de la venta de embutidos, vinos, verduras, y tentadores quesos, los mercados de algunos vecindarios de París ofrecen una gran cantidad de puestos informales para comer.

Aquí se encuentran platos preparados con los productos más frescos que muestran la faceta más multiétnica de la capital francesa, con especialidades de la cocina libanesa, marroquí, portuguesa, japonesa o del África occidental. E incluso para propuesta veganas con hamburguesas vegetarianas y otro sinfín de platillos.

A continuación una selección de siete de los mejores mercados con excelentes puestos de comida.

Marché Couvert Beauvau

El majestuoso Mercado Cubierto de Beauvau es un edificio que data de 1843 y ha sobrevivido a dos recientes incendios, con renovaciones que continúan en marcha. Un lugar afamado por ser el lugar de abastecimiento de delicias de los habitantes del este de París, con deliciosos rillettes de pato y paté de caza hasta queso époisses picante. Por 7,50 euros los visitantes podrán degustar un plato de ostras frescas en una de las múltiples marisquerías del mercado. La Fromagerie Comptoir abrió hace poco un mostrador donde sus clientes pueden pedir una selección de los mejores quesos de la zona o probar una de las 150 cervezas artesanales. Los puestos contiguos ofrecen también una amplia selección de salmón ahumado y jamones.

Marché Couvert Beauvau
Quesería en el Mercado de Beauvau. 

Marché Saint-Germain

En 2016 se reinauguró el edifico donde funciona el Mercado de Saint-Germain. Una reapertura que dio vida a este barrio romántico cercano a los jardines de Luxemburgo. Mientras el interior está lleno de puestos de frutas, verduras y quesos, al mercado lo rodean tiendas comerciales como Apple, Uniqlo, e incluso un salón de comidas Marks & Spencer. Dentro de las instalaciones funciona L'Avant Comptoir du Marché, un irresistible bar de vinos y tapas creado por el chef Yves Camdeborde, el rey de la bistronomía francesa. Los comensales pueden degustar combos de bacalao, chorizo, salmón u oreja de cerdo frito, mientras un curioso cerdo rojo de plástico cuelga del techo. Más de 50 vinos se venden por copa en este pintoresco lugar.

Marché Saint Germain
Instalaciones del L'Avant Comptoir du Marché. 

Marché des Enfants Rouges

Escondido detrás de dos puertas de metal anónimas se alza el mercado cubierto más antiguo de París. Un laberinto de puestos de comida con comensales que degustan múltiples variedades de platos sentados alrededor de ruidosas mesas comunes. Les Enfants Rouges se ha convertido en un patio de comidas más que en mercado de alimentos, y la deslumbrante cocina incluye sabrosas cajas de bentō japonesas en Chez Taeko, comida clásica francesa de bistrot en L'Estaminet y hamburguesas orgánicas y vegetarianas en Au Coin Bio. Una deliciosa propuesta de cuscús y tajines, pasteles y dulces llegan de la mano de Le Traiteur Marocain.

Marché des Enfants Rouges
Terraza del mercado des Enfants Rouges. 

Marché Couvert Saint-Quentin

Construido en el clásico estilo Baltard del siglo XIX de ladrillo rojo, madera, vidrio y vigas de hierro se alza imponente el Mercado Cubierto de Saint-Quentin. Este sitio ofrece a sus visitantes mesas y sillas, donde se pueden sentar a degustar diferentes productos como el saucisson ahumado, camembert, roquefort, variedades de pan crujiente y de ostras, entre otros. El mostrador de la delicatessen portuguesa Chez Silvana ofrece deliciosos menús del día que van desde calamares rellenos picantes, hasta cochinillo o langostinos flameados en whisky.

Marché Couvert Saint Quentin
Mesas públicas dentro del mercado de Saint Quentin. 

Marché Couvert Saint-Martin

Un pequeño y acogedor mercado construido en la década de 1850, en la época que el Barón Haussmann transformaba el paisaje urbano de París. Dentro de sus columnas funcionan puestos camboyanos como el de Ama Dao, donde se ofrecen verduras y fideos fritos en wok. Mientras que Le Réfectoire posee una amplia oferta en comida rápida al estilo francés, con hamburguesas y perros calientes. En el Mercado de Saint Martin, el puesto de Les Viviers de Noirmoutier exhibe los mariscos más frescos del lugar, los visitantes pueden tomar asiento en algunas de las mesas que ofrece el local y disfrutar de un plato gigante de gambas, almejas, cangrejos, langostinos, buccinos y guijarros por 25 euros.

Marché Couvert Saint Martin Les Viviers de Noirmoutier
Marisquería de Les Viviers de Noirmoutier. 

Marché Couvert de Passy

Desde 1950 funciona este pequeño mercado en el corazón residencial y más elegante de París. Entre floristas, carnicerías y vegetales orgánicos, el Mercado Cubierto de Passy cuenta con un puesto avanzado de uno de los queseros más famosos de Francia: Androuet. A la entrada funciona el Café d'Etretat, donde los lugareños vienen a tomar café por la mañana y pan con chocolate. Cerca de este puesto funciona el Passitalia una tienda de delicatessen italiana con jamón serrano, gorgonzola o lasaña casera que se pueden pedir por 10 euros. En la otra punta del mercado funciona el puesto de mariscos de Antoine donde los comensales pueden disfrutar de platos creativos por 11 euros.

Marché Couvert de Passy
Puesto de frutas en el mercado de Passy. 

Marché Couvert des Ternes

El Mercado Cubierto de Ternes aún atrae miles de visitantes diarios, y la terraza pavimentada del Bistrot du Marché es el lugar de encuentro para el café o el almuerzo. Desde hace más de diez años funciona en este mercado Chez Kim, uno de los restaurantes coreanos más populares de esta zona de París. La mejor oferta es el tradicional bibimbap picante con cinco verduras asiáticas, arroz, huevo frito y porción de calamar, pollo o cerdo, todo por 12 euros en los que se incluye una copa de vino.

Marché Couvert des Ternes
Puesto de mariscos en el mercado de Ternes.