La cocina vasca mantiene su vigencia con estos sabores

Chipirones de lonja, una de las creaciones de Sagardi maridadas con los vinos de Talai Berri. Fotos: José María Toro.

La cocina vasca mantiene su vigencia con estos sabores

La bodega Talai Berri celebra sus 25 años con un despliegue de platos emblemáticos de la cocina del País Vasco en el Sagardi Gòtic

José María Toro

Blog Hedonista

Barcelona

19/02/2018 - 04:55h

Un cuarto de siglo no se cumplen todos los días, y la Bodega Talai Berri ha festejado los 25 años de su creación con la presentación en sociedad de sus txakolis en el restaurante Sagardi Gòtic, el rincón de Barcelona que tiene todo el acento de Euskadi.

La bodeguera y el grupo gastronómico han crecido juntos durante estos años, y han ido casi de la mano, con la creación de un importante vínculo de amistad y relación profesional.

Por un lado,  Mikel López de Viñaspre, creador de la embajada gastronómica vasca en la Ciudad Condal, ha sido el encargado de elegir un menú que maridase con los txakolis de esta bodega; y por el otro lado, Bixente Eizagirre, enólogo y fundador, junto con Onditz Eizagirre, directora comercial e Itziar Eizagirre, enóloga, han sido los responsables de explicar sus productos.

Producción ecológica y con novedades

Esta bodega vasca está situada en las laderas más soleadas de Zarautz (Guipúzcoa), dentro de la Denominación de Origen Getariako Txakolina. En sus 12 hectáreas de viñedos se producen las dos variedades de uvas autóctonas: la Hondarrabi Zuri y la Hondarrabi Beltza. Comprometidos con el medio ambiente y el entorno social, han disminuido al mínimo el uso de productos fito-sanitarios, así como también han reducido sus residuos. Toda la cosecha se produce mediante un sistema de Producción Integrada.

Kokotxas de merluza
Kokotxas de merluza

Además del tradicional txakoli blanco la bodega ha presentado tres nuevas líneas: el txakoli tinto Talai Berri Beltza, el orujo de txakoli Lamin Ura y el vinagre de txakoli Ttanta.

Sagardi, como grupo empresarial dedicado a la restauración desde 1996, cuenta con 32 establecimientos repartidos entre 9 ciudades diferentes del mundo, y pueden presumir como buenos vascos de dominar el oficio de la parrilla tanto para las carnes como para los pescados y para muestra el menú presentado para esta ocasión.

Frutos del Cantábrico y la tierra

Eso se reflejó en la presentación, donde el menú se inició con unas adictivas kokotxas de merluza de Hondarribia a la parrilla y en salsa verde y luego pasaron los chipirones a la brasa con reducción de agridulce Ttanta, ambos maridados con el Talai Berri Blanco 2017. En cuanto a llegaron las potxas guisadas con atún rojo de la almadraba de Barbate, el vino cambió al Talai Berri Beltza 2016.

Rodaballo a la parrilla
Rodaballo a la parrilla.

El turno del pescado fue protagonizado por un delicado rodaballo asado a la parrilla con esencia de vinagre, mientras que la ronda de postres estuvo marcada por la tarta fina de manzana txalaka al Lamin Ura, acompañada por un orujo de la misma marca.

Potxas guisadas con atún rojo de la almadraba de Barbate
Potxas guisadas con atún rojo de la almadraba de Barbate.