Seis blancos fermentados en barrica: los vinos más de moda

Seis blancos fermentados en barrica para triunfar. Foto: Matthieu Joannon | Unsplash.

Seis blancos fermentados en barrica: los vinos más de moda

Desde hace algunos años las bodegas españolas han apostado por elaborar vinos blancos fermentados en barrica. Estos seis brillan por su calidad

José Manuel Torres

Valencia

21/06/2020 - 13:00h

Mucho más untuosos y complejos, con aromas terciarios potenciados que subliman los balsámicos de la madera y recuerdan a los frutos secos, ligeros toques tostados y avainillados y sabores afrutados muy suaves, elegantes e integrados. Así son los vinos blancos fermentados en barrica, elaboraciones cada vez más estimadas (y compradas) por los consumidores.

No es este el artículo para explicar al detalle cómo se elabora un vino blanco fermentado en barrica pero, resumiendo y en muy pocas palabras, diríamos que son como son porque el mosto extraído de la uva fermenta en toneles de madera de roble. De esta forma, se consiguen aromas característicos de la madera, y se potencian los sabores del vino. Además, son elaboraciones que aumentan su longevidad y evolucionan con tanta perfección que pueden convertirse en vinos de guarda.

[Para leer más: Abrir y disfrutar: seis conservas gourmet y seis vinos que las realzan]

Los seis vinos recomendados -desde los más caros a los más modestos en precio-, son prueba fehaciente de la excelencia y atributos de unas elaboraciones que sorprenden y raramente defraudan.

Chardonnay Nekeas Cuvée Allier 2016 (D. O. Navarra)

Nos detenemos en primer lugar en Añorbe, municipio de la Comunidad Foral de Navarra, para visitar la Bodega Nekeas, perteneciente a la DO Navarra. Entre su cartera de vinos, se encuentra el Chardonnay Cuvée Allier 2016, un blanco 100% chardonnay, fermentado en barricas de roble Allier, consideradas como las mejores producidas en Francia.

Chardonnay Nekeas
 

Con una crianza en barricas de entre 5 y 7 meses, tiene un bonito color dorado, y desprende aromas a frutas tropicales como la piña y el mango, a manzanas verdes y delicadas notas de vainilla que apuntan su paso por barrica.

En boca demuestra su consistencia y cremosidad, con recuerdos a fruta fresca. Un vino de estas características marida perfectamente con un guiso marinero tan gustoso como un marmitako o con unas gambas de Denia a la plancha.

Precio: 11,00 euros.

Remírez de Ganuza Blanco 2018 (D.O. Ca. Rioja)

En Samaniego, Rioja Alavesa, Bodegas Remírez de Ganuza elabora desde el año 2014 uno de los mejores vinos fermentados en barrica de ésta magnífica -desde un punto de vista enológico-, comarca del País Vasco.

Se trata del Remírez de Ganuza Blanco 2018. Un vino fino y primoroso elaborado con uvas viura, malvasía y garnacha blanca, con una crianza de 9 meses en barricas nuevas de roble francés de 225 litros. Posee un llamativo color amarillo pálido y brillante y aromas etéreos y amables que recuerdan al tomillo, a la lavanda y a los cítricos.

Remírez de Ganuza 2018
 

En boca se desarrolla de forma muy sabrosa, con excelente estructura y volumen. Su final es muy complejo, fresco y sedoso. Resulta idóneo para tomarlo con un pescado azul al horno o un queso cremoso de tan buen paladar y matices como una Torta del Casar extremeña.

Precio: 30 euros.

Numum Blanco Fermentado en Barrica 2015 (D. O. Jumilla)

Con DOP Jumilla, las Bodegas San Isidro, situadas en el mismo Jumilla, y fundadas en 1934, producen un blanco en barrica al que han llamado Numum Blanco Fermentado en Barrica 2015, que destaca por su insuperable relación calidad-precio.

Se obtiene con el mosto flor de uvas de la variedad airén, dejándolo fermentar en barricas de roble americano nuevas durante tres meses para conseguir la ansiada conciliación entre fruta y madera. De color amarillo pálido y exigua tonalidad dorada, destaca por su buena nariz en la que se conjugan meritoriamente aromas de fruta con la vainilla y las especias inconfundibles de la barrica.

Numum blanco
 

Al probarlo denota inmediatamente su excelente estructura y equilibrio, su buen cuerpo y las agradables sensaciones especiadas con un retrogusto largo que permanece en boca tiempo después de haberlo catado. Un vino idóneo para tomarlo con platos de marisco y pescados de todo tipo.

Precio: 6,50 euros.

[Para leer más: Siete vinos del mundo para iniciar tu propia bodega internacional]

Naiades 2014 (D. O. Rueda)

Bodegas Naia se emplaza en la localidad de La Seca, provincia de Valladolid, una zona que pertenece a la D. O. Rueda y en la que se encuentran algunos de los viñedos más antiguos de la denominación.

Con uvas de la variedad verdejo extraídas de cepas con más de 80 años, elaboran grandes vinos blancos, y entre ellos, destaca por su ejemplaridad el Naiades 2014, que permanece durante 7 meses en barricas de roble francés con una edad media de entre 1 y 3 años. Naiades es un vino varietal que representa como nadie la máxima expresión de la uva verdejo de Rueda.

Náiades
 

De color amarillo con reflejos dorados, desprende interesantes aromas de fruta en almíbar y especias dulces, fruto de su estancia en barrica. En la boca se muestra untuoso, glicérico, extremadamente frutal y con un final persistente. En conjunto es un vino concentrado, apetecible y muy gustoso que marida de forma envidiable con pescados blancos al horno o con un arroz caldoso con pato y caracoles típico de La Albufera de Valencia.

Precio: 20,64 euros.

O Luar do Sil Godello Fermentado en Barrica 2015 (D. O. Valdeorras)

El matrimonio formado por Paco Rodero y Conchita Villa es el propietario y alma mater de Pago de los Capellanes, una de las mejores bodegas de nuestro país, elaboradora de grandes vinos en la D. O. Ribera del Duero y también en la D. O. Valdeorras.

De esta última es su vino O Luar do Sil Godello Fermentado en Barrica 2015, una elaboración concebida con uva godello al 100% y, posiblemente, uno de los vinos fermentados en barrica más complejos y expresivos de cuantos se producen en España.

OLuar
 

Con un agraciado paso en barrica de roble francés y acacia, su tonalidad es de un marcado color oro. Al acercarlo a la nariz despliega aromas florales, de frutas maduras tropicales y ciertos toques de vainilla.

En boca destaca por su excelente acidez, notas minerales y por su cremosidad, con una idónea integración entre la fruta y los toques tostados de la madera. Un vino excelente que sorprende, y mucho, junto a un pulpo a la gallega o unos percebes.

Precio: 25,60 euros.

Blanco seco Albayda 2014 (D. O. Vinos de Granada)

Bodegas Fontedei, ubicada en Deifontes (Granada), elabora sus vinos en la circunscripción de la D. O. P. Vinos de Granada con la clara intención de que sus producciones enológicas sean especiales y con un punto de originalidad.

Con esta premisa producen el Blanco Seco Albayda 2014, que cautiva al cada vez mayor número de consumidores de vinos blancos fermentados en barrica.

Elaborado con uvas de las variedades sauvignon blanc y chardonnay, fermenta al 50% en cubas de acero inoxidable y el otro 50% en barricas de roble francés durante 5 meses.

Albayda 2014
 

Albayda posee una tonalidad amarilla muy liviana, con aromas a frutas blancas y tropicales. En boca promete elegantes sabores a frutas como el mango y la piña, también a especias dulces con notas torrefactadas atribuibles a la barrica.

Su acidez es ajustada y en el paladar se capta inmediatamente su untuosidad, potencia y extremada complejidad. Una elaboración que casa a la perfección con una ensaladilla rusa o una tempura de verduras.

Precio: 15,00 euros.