Selfieccino, el café para los fundamentalistas de Instagram

Selfieccino, la nueva tendencia para los fanáticos de Instagram.

Selfieccino, el café para los fundamentalistas de Instagram

Un invento ideal para fanáticos de Instagram: una cafetería de Londres imprime la selfie del cliente en la espuma del café

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

21/12/2017 - 17:34h

¿Se está llegando demasiado lejos con los selfies? Al parecer no es lo que piensa The Tea Terrace. Esta cafetería londinense, ubicada en la sucursal de House of Fraser en Oxford Street, es la primera en toda Europa en ofrecer a sus clientes una imagen de sus rostros utilizando como lienzo la espuma de su café o chocolate caliente.

El uso de las redes sociales ha modificado las experiencias culinarias de las personas en del mundo. Según Ehab Salem Shouly, propietario de The Tea Terrace, "ya no es suficiente ofrecer una excelente comida y un excelente servicio; tiene que ser digno de Instagram".

A través de una aplicación, los clientes envían un auto retrato al barista de la cafetería. Luego que se haya preparado la bebida, se coloca la taza en una máquina llamada “cino” donde se carga la imagen.

La fotografía se escanea y se reproduce en la espuma de la bebida caliente gracias a un colorante de alimentos sin sabor. Todo este proceso dura aproximadamente unos cuatro minutos, antes que la bebida con la imagen del cliente llegue a su mesa.

Luego de servirla (obviamente) la bebida es fotografiada –como parte de otra selfie- para que sea difundida en todas las redes sociales del cliente.

selfieccino1
El selfie de un selfie en la bebida. 

Desde su lanzamiento, el sábado pasado, se han vendido unas 500 unidades de esta bebida personalizada. Cada taza con la imagen impresa cuesta 6.50 euros.

La publicidad de este nuevo producto no se podía hacer de otra manera que a través de las mismas redes sociales, para lo que se ha usado el hashtag “Selfieccino”.

Shouly espera que su nuevo producto sea todo un éxito y así llevarlo a las otras dos ubicaciones de The Tea Terrace, una en Londres Victoria y la otra en la pequeña ciudad de Guildford, también en Inglaterra