Vinos y hip-hop: el sorprendente maridaje de Netflix

'Uncorked' muestra el duro camino para ser sumiller. Foto Netflix

Vinos y hip-hop: el sorprendente maridaje de Netflix

La película El Sumiller (Uncorked) muestra el difícil camino a ser sumiller y su inédita vinculación con ritmos urbanos

Jordi Català

Jordi Català Infographics

Barcelona

15/05/2020 - 11:43h

El vino tiene una filmografía más que interesante en la que ha pasó de formar parte de la escenografía a convertirse en el protagonista principal. Y de paso, expandirse a todo tipo de públicos.

Esto le permitió salir del círculo de expertos para buscar audiencias menos especializadas, mientras crece el número de producciones que tienen al vino como figura clave.

Entre las producciones más importantes de los últimos años encontramos producciones como Entre copas (2004), A good year (2006), Big Night (2016), Nuestra vida en Borgoña (2017), Our blood is Wine (2018) o la más reciente Wine Country (2019). A todas ellas se le suma en el 2020 la flamante El sumiller (Uncorked).

El mundo del sumiller

Esta es una nueva película para ver y beber. Viene de la mano de Netflix y presenta el mundo del vino como argumento transversal, pero lo hace esta vez desde otra perspectiva, la del sumiller. 

CIne y vino

Infografía: Jordi Català

Se trata de una cinta de vinos y que habla de vinos, pero en la que para disfrutarla no es necesario entender mucho de ellos.

Muchas películas hablan de los vinos desde la perspectiva del consumidor o como motivo de viaje, pero ninguna lo había abordado desde el punto de vista del sumiller

“El sumiller" transcurre entre música trap, hip-hop, costillas asadas a la barbacoa (con algunos de sus mejores secretos al descubierto) y un interesante vuelo sobre el mundo vitivinícola internacional, y sobre todo de Francia.

El duro camino para ser sumiller

El protagonista, Elijah, encarnada por el actor mauritano nacionalizado estadounidense Mamoudou Athie (de El círculo y Jurassic world), trabaja en el asador BBQ familiar, que además es el más popular de la patria chica de Elvis Presley, Memphis (Tennessee).

Elijah también trabajan en una modesta tienda de vinos, lo que lo va a llevar a descubrir su verdadera pasión: poder describir lo que hay dentro de cada botella.

[Para leer más: Ferran Centelles, “Duda del catador al que no se le entiende”]

Su afición, cada vez mayor, le impulsa a estudiar para convertirse en el mejor sumiller del mundo y para conseguirlo va a participar en el más importante de los certámenes internacionales de vinos Maître sommelier que se celebra en París, donde transcurre parte de la película. 

 


Trailer de El Sumiller

Al padre de Elijah (Courtney B. Vance), patriarca de una familia conservadora afroamericana, no le gustan en absoluto las aspiraciones de su hijo.

El hombre esperaba que su primogénito herede el negocio familiar, como hicieron su padre y él mismo en su día, abandonando su vocación como maestro. 

Su madre (Niecy Nash), por el contrario, se mostrará favorable y ayudará a Elijah para que convierta sus sueños en realidad.

Publicidad de Uncorked. Foto Netflix

Publicidad de Uncorked. Foto Netflix

Vinos y hip hop

Una de las escenas que marcan esta cinta tiene lugar justo al principio: Elijah está trabajando en su tienda de vino cuando entra en el establecimiento una atractiva joven -que más tarde será su novia- lo que aprovecha el protagonista de la cinta para impresionarla y sorprendernos cuando le explica características y diferencias entre los vinos a ritmo de hip hop.

En El Sumiller la lucha del protagonista por abrirse camino es acompañada por una banda sonora de trap y hip-hop

El Sumiller está escrita, dirigida y además es la opera prima de Prentice Penny (productor de cine y series para Netflix), y se desarrolla como una propuesta plácida pero divertida, con una buena realización y una trama original, -especialmente en el tratamiento musical que hace de los vinos su protagonista-.