Un chef del futuro para un arte culinario inédito

Xavier Lahuerta, un referente gastronómico. Infografías: Jordi Català

Un chef del futuro para un arte culinario inédito

El miembro de Chaîne des Rôtisseurs, Xavier Lahuerta, es un referente de otra manera más libre de crear alta gastronomía

Jordi Català

Jordi Català Infographics

BARCELONA

07/10/2018 - 15:00h

The Gastronomy Ambassador, Xavier Lahuerta, es un chef con un prestigio ganado a pulso y con una historia que tiene sus orígenes cuando de niño aprendió a amar el arte culinario observando con admiración a sus dos abuelas trabajar en la cocina.

Xavier creció con la ilusión de llegar a ser un gran creador de gastronomía y alcanzó su sueño, primero aprendiendo de grandes maestros como Xavier Pellicer, Santi Santamaria, Carles Gaig, Carles Abellan y el desaparecido Jean Luc Figueras, con quien empezó a trabajar cuando tenía solo 17 años.

Como consecuencia, trabajó en las mejores cocinas como sub chef, chef y executive chef. El Bulli, Can Fabes, Abac (como sub chef), Hotel Mandarin Oriental, Projectes 24, Rocamador, Grupo Azafrán, El Cercle y New Paradis fueron las universidades de quien llegó a ser el heredero natural de Jean Luc Figueras en el Hotel Mercer.

Xavier Lahuerta es una marca en sí mismo; un embajador de la alta gastronomía

Pero fue precisamente firmando la restauración en esta institución hotelera cuando se produjo su punto de inflexión profesional. El planteamiento de Lahuerta fue el de ir más allá y empezar a recorrer otra senda como emprendedor gastronómico, un proyecto muy ambicioso y potente que consistía en generar ideas y experiencias más allá de los platos y de la cocina creativa tradicional.

Como apropiadamente dice su web, "Lahuerta ha levantado la mirada más allá de los fogones y ha visto el mundo. Ha mirado a la vida, a los ojos, y ha decidido no encapsularse, no decir no. La historia de Lahuerta es la de un joven que quiere crecer y está creciendo en torno a una idea, la de probar y abrirse al mundo, siguiendo su instinto".

Un chef que se obliga a salir de la zona de confort

Xavier Lahuerta es ahora un chef emprendedor que ha salido de la zona de confort de los fogones para convertirse en un catalizador de nuevos proyectos. El chef encarna un concepto nuevo de profesional de la cocina. 

Él es una marca en sí mismo; ejerce de embajador de la alta gastronomía, tanto catalana como de vanguardia, y las expresa tanto en los ámbitos nacional como internacional. Y precisamente de Europa le ha llegado el reconocimiento a esta manera de hacer absolutamente nueva, por parte de la asociación gastronómica más antigua del mundo (la Chaîne des Rôtisseurs, Francia,1248) que le acaba nombrar solemnemente miembro de la orden culinaria.

Las experiencias que este chef, que va por libre, son tan diversas como personalizadas y pasan por el coach gastronómico, el cátering para eventos, el cooking experience, los coffee breaks, los afterworks, los almuerzos corporativos, las demostraciones, el showcooking, y catas y maridajes gastronómicos de alto nivel, para pequeños grupos de aficionados, con vinos, licores o cigarros habanos.

Miembro de la Chaîne des Rôtisseurs
Xavier Lahuerta es miembro de la Chaîne des Rôtisseurs

Lahuerta aplica sus iniciativas de experiencias gastronómicas en escenarios diversos pero muy especiales, en una franja de espacios más que singulares como son: la Casa Ruediger Benedikt, la Sala de Luz Pepa Poch, el In Studio Sematic, o el Terroir Restaurant, que acaba de crear en el Hotel Grums de Barcelona para New Paradís.

Más recientemente, ha trabajado en la experiencia de cocina ciudadana Abord. El chef barcelonés recorre también diferentes espacios de España pero también es solicitado desde el extranjero con actuaciones internacionales recientes en México, Alpes franceses, Brasil, Miami, o como embajador volante de Leonardi, el más importante aceto balsámico del mundo.

Una muestra de cómo las gasta este chef en sus cocinas son algunas de sus creaciones más representativas llevadas a término en su último espacio de ensayo que fue el "El Bar": pan del Forn Sant Josep con "oro líquido" extra virgen, higos con jamón ibérico y emulsión de cobre, croqueta de pollo rustido, steak tartar al estilo de Xavi Lahuerta...

Rigatoni con bisque de bogavante y queso gratinado, tinta negra (calamar relleno), canelón a la tradición con foie de pato, mar y montaña (pollo de Payés con bogavante), turbot salvaje a la brasa con samfaina, carro de quesos afinados con pan rústico, pan con chocolate y aceite de oliva Verdal, espuma de crema catalana, o el caótico de cítrico son algunas de sus creaciones.

Un Chef del futuro para un arte culinario inédito

Pero entre todas las iniciativas llevadas por Lahuerta está Sotarrel, marca de las marcas gastronómicas del chef barcelonés y seguramente su proyecto personal más querido hasta el momento, una realidad con sede propia en Alehop, el espacio que creó en el 2016 conjuntamente con su alter ego el chef Miquel Guimerà, en el Paralelo barcelonés.

Alehop se planteó con el objetivo de desarrollar autenticidad, conocimiento e innovación, y es precisamente en este santuario gastronómico que, además, goza de una gran intimidad, donde Lahuerta convierte en realidad muchas de sus nuevas ideas, bastantes de ellas compartidas en colaboraciones con partenaires de horizontes semejantes y marcas de gran presencia como Romero Premium Networking que organiza bajo la dirección de este chef emprendedor muchas de sus experiencias de showcooking prémium. 

Lahuerta es un nuevo tipo de profesional de la cocina. Inteligente, sensible, innovador, inquieto y sobretodo emprendedor y dinámico, el chef tiene una insólita forma de ver y creer en el arte culinario. Y es seguro que no se detendrá aquí.