Una bebida de lujo con tres envejecimientos

Ysabel Regina, el nuevo concepto de bebida prémium que trabaja con destilados de alta tradición. Infografías: Jordi Català

Una bebida de lujo con tres envejecimientos

Ysabel Regina no es un cognac, no es un brandy, no es un Ximénez Spínola, y sin embargo regala lo mejor de los tres

Jordi Català

Jordi Català Infographics

BARCELONA

30/09/2018 - 13:49h

Ysabel Regina es un nuevo concepto de bebida prémium que, sin embargo, trabaja con destilados de alta tradición como son el cognac y el brandy de Jerez, bebidas de cuyo assemblage surge como resultado. Es esta una bebida única en el mundo y de producción limitada a 40 barriles y unas 10.000 botellas, debido a la compleja forma artesanal que conlleva su producción.

En su elaboración intervienen tres procesos mayúsculos con tres envejecimientos propios (ver infografía). Dos son paralelos y consisten en la elaboración de un cognac VSOP en la región francesa del mismo nombre, con doble destilación en alambique Charente y crianza en roble francés de 450 litros con envejecimiento estático por el sistema tradicional de añadas.

Las bodegas Ximénez-Spínola
Las bodegas Ximénez-Spínola

A ello se suma la elaboración de un brandy de Jerez con destilación continua en alquitaras, crianza en roble americano (envinado en Jerez) y envejecimiento dinámico en criaderas y soleras.

El tercer proceso consiste en un assemblage de los dos destilados obtenidos, sin añadidos de azúcar, para conseguir un producto uniforme y homogéneo, y su posterior envejecimiento de 12 o 14 meses en 40 barricas de 100 años de media, envinadas con Pedro Ximénez, en las bodegas más señeras de esta variedad, las Ximénez-Spínola.

Infografía: Ysabel Regina. Jordi Català

Ysabel Regina, aromática y untuosa

Ysabel Regina es una sorpresa, una bebida ' sin precedentes' con muchas de las virtudes organolépticas que proporcionan sus tres procesos de envejecimiento con las virtudes del cognac y del brandy de alta calidad y con el añadido de la presencia de la Pedro Ximénez.

Es una bebida altamente aromática y muy untuosa en boca, en la que se reconoce la riqueza y la multivariedad de sus componentes. Tiene un nivel de acidez y de dulzor equilibrados que le permite tomarse sola pero también en una multiplicidad de combinaciones en coctelería, en long-drink.

En ese sentido, en la página web de Ysabel Regina se puede encontrar un catálogo de alta coctelería de diseño con múltiples propuestas, creado por el Nightjar de Londres y diseñado sobre una baraja de cartas según complejidad.

Infografía 2: Ysabel Regina

Esta bebida permite la práctica de cualquier hábito enogastronómico habitual cuando se toman cognacs, brandis, o vinos olorosos de Jerez. Uno de los más apreciados consiste en el maridaje con un habano.

De hecho, el Club Pasión Habanos organiza una serie de eventos en Madrid, Barcelona y Bilbao en los que los protagonistas son Ysabel Regina y otra exquisita novedad del mundo de los habanos como es el Juan López Seleción Nº1 que acaba de aterrizar en España.

Ysabel Regina es una bebida 'sin precedentes'
Ysabel Regina es una bebida 'sin precedentes'

La realización del maridaje de lujo corre a cargo de dos grandes expertos como son Juan José Sánchez Pérez, brand ambassador de Ysabel Regina, y por parte de los habanos el posiblemente mayor experto del mundo en cigarros cubanos, José Andrés Colmena.

Sánchez Pérez y Colmena demostraron la gran cantidad de posibilidades y el abanico de placeres para los sentidos que ofrece la armonización entre una vitola Corona Gorda de lujo y un abanico de aromas, texturas y sabores como Ysabel Regina.

Ambos combinaron muy bien sin anularse mutuamente consiguiendo un equilibrio de complejidades y coincidiendo en un retrogusto largo que garantiza sensaciones extraordinarias para los sentidos olfativo y gustativo.