Ginebra en diez museos imprescindibles (y una ópera)

Museos muy vivos que se reinventan con visitas nocturnas, brunch o arte colaborativo. Foto Turismo de Ginebra.

Ginebra en diez museos imprescindibles (y una ópera)

Fruto de las 200 nacionalidades que conviven en sus calles y de su genuino gusto por el arte, Ginebra es un cóctel de tendencias e influencias

Mar Nuevo

Madrid

05/02/2020 - 19:16h

Más allá de los tópicos que la dibujan seria, conservadora y aburrida, Ginebra es una metrópolis a pequeña escala -todo se puede recorrer andando- donde fluyen tendencias e influencias. Alrededor de 200 nacionalidades conviviendo en sus barrios y un más que demostrado gusto por el arte, el diseño y la artesanía forman un cóctel que se encapsula en sus museos, galerías, festivales y un Gran Teatro en plena revolución que suma a la ópera disciplinas como el arte contemporáneo y la moda.

Recortada sobre montañas y asomada al lago Lemán, Ginebra descansa plácidamente. De un vistazo es fácil entender por qué Jorge Luis Borges la consideraba “la más propicia a la felicidad” de entre todas las ciudades del mundo.

Para Borges Ginebra era "la ciudad más propicia a la felicidad"

[Para leer más: Davos: cómo un pueblo suizo se transformó en el mayor foro económico]

Sin embargo, bajo esa aparente calma y una cultivada fama de discreción -también de Borges es la cita “París no ignora que es París, la decorosa Londres sabe que es Londres, pero Ginebra casi no sabe que es Ginebra”- bulle una urbe que atesora 14 instituciones culturales, 40 museos y galerías de arte, 105 festivales y eventos anuales, 12 restaurantes con estrellas Michelin o 250 pequeños productores de vino.

Precisamente con el arte como hilo conductor, recorremos Ginebra a través de sus 10 museos imprescindibles.

1. MAMCO

El Modern and Contemporary Art Museum (MAMCO) nos espera en el vibrante barrio Quartier des Bains, que reúne la oferta más atractiva tanto en arte como en restaurantes a la última y vida nocturna. El museo de arte contemporáneo más grande del país es además uno de los más originales.

MAMCO

MAMCO se ubica en el Soho ginebrino. Foto: Turismo de Ginebra.

Además del particular diálogo que se establece entre las obras y el propio edificio, de estética industrial, propone un recorrido que se basa en la lógica de la proximidad y la familiaridad. Esto se traduce en una organización que no distingue entre exposición permanente y temporales sino que toda la exhibición de las obras se rediseña totalmente tres veces al año, ofreciendo una visita completamente diferente.

Desde su inauguración en 1994 ha albergado más de 450 exposiciones con obras de Christo, Matin Kippenberger, Jenny Holzer, Dan Flavin, Sarkis, Franz Erhard Walther y Sylvie Fleury, entre otros muchos. Este 2020 su principal cita será la monográfica dedicada a Olivier Mosset.

La Fundación Martin Bodmer guarda entre sus fondos una biblia de Gutenberg de 1492

2. Fundación Martin Bodmer

A medio camino entre la biblioteca y el museo, la Fundación Martin Bodmer cuenta con una de las colecciones de manuscritos, incunables y todo tipo de rarezas impresas más importantes del mundo. De hecho, está incluido en el programa Memoria del Mundo de la Unesco en la categoría de literatura.

Fundación Bodmer

Fundación Bodmer. Foto: Turismo de Ginebra.

Entre sus fondos (alrededor de 150.000 piezas) hay manuscritos de Homero, Dante, Shakespeare, Lope de Vega, Molière, Goethe, Mozart, y Borges, entre otros autores, así como un ejemplar extraordinario de la biblia de Gutenberg de 1452, o el evangelio completo más antiguo del mundo.

3. Museo de la Cruz Roja

Un lugar que invita como pocos a la reflexión es el Museo Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja. Totalmente renovado, reabrió en 2013 con una colección que no solo presenta la historia de esta apasionante institución humanitaria, sino que va más allá. A través de su impactante museografía basada en la arquitectura y el arte contemporáneo busca hacer comprender los desafíos globales del mundo de hoy y la importancia crucial de la ayuda internacional.

Museo de la Cruz Roja. Foto Turismo de Ginebra.

Museo de la Cruz Roja. Foto: Turismo de Ginebra.

4. Fundación Baur

El cosmopolitismo que mencionábamos toma forma en lugares como la Fundación Baur, toda una institución dedicada a dar a conocer la riqueza del arte asiático en Europa.

Nacida en 1964, este espacio exhibe los más de 9.000 objetos y obras de China y Japón que Alfred Baur coleccionó durante su vida (de 1865 a 1951) y programa exposiciones temporales que tienden puentes entre Oriente y Occidente.

5. Museo Barbier-Mueller

Basado en la colección que inició Josef Mueller en 1907, el Museo Barbier-Mueller muestra lo mejor del arte precolombino y precolonial de América, África y Asia y está considerado uno de los más importantes del mundo en su género.

Desde hace 43 años, el museo, con una clara vocación de utilidad pública, ofrece un diálogo estético y cultural y una apertura al mundo a través de sus obras.

Musée Ariana. Foto Turismo de Ginebra.

Museo Ariana. Foto: Turismo de Ginebra.

6. Museo Ariana

Tras una fastuosa fachada palaciega con detalles neoclásicos y neobarrocos se encuentra una de las cinco colecciones europeas más importantes dedicadas a las artes del fuego o, lo que es lo mismo, al vidrio y a la cerámica. Concretamente, el Museo Ariana cuenta con 27.000 objetos de cerámica que repasan la historia de esta técnica con creaciones de todo el mundo y de todas las épocas que abarca un periodo de doce siglos de historia.

7. Museo Internacional de la Reforma

Ginebra fue una de las ciudades que cambiaron la historia de la religión en Europa en el siglo XVI ya que acogió y alentó las ideas de Juan Calvino. Precisamente, en el mismo lugar donde se aprobó y se adaptó la Reforma en 1536 se alza hoy un museo imprescindible por los 600 libros, manuscritos, grabados y pinturas que ilustran la evolución del protestantismo y su relación con la ciudad.

8. Museo de Historia Natural

El museo más visitado de la ciudad y tercero de toda Suiza ha logrado trascender la típica museografía de una institución de su género para presentar “mucho más que cosas muertas”, explican sus responsables.

Este año celebra su bicentenario con colecciones que destacan sus tesoros (de entre 15 millones de especímenes), una muestra de arte contemporáneo que pondrá el acento en el plástico en los océanos y tendrá como pieza central una obra colaborativa, visitas nocturnas o exposiciones de temáticas actuales como el calentamiento global.

Natural History Museum. Foto Turismo de Ginebra.

Natural History Museum. Foto: Turismo de Ginebra.

9. Conservatorio y Jardín Botánico

Con más de 200 años de vida, es el jardín botánico más grande de Suiza, reconocido por la Botanic Gardens International Center por su labor de conservación y difusión.

Cuenta con un herbario con más de 6 millones de especies (el sexto mayor del mundo) y una completa biblioteca.

10. Museo de Arte e Historia

Inaugurado en 1910, el Museo de Arte e Historia es uno de los tres museos más grandes de Suiza. Su nada desdeñable objetivo es de hacernos viajar en el tiempo a través de la historia de las civilizaciones occidentales (de hecho, documenta 10.000 años de historia).

Aloja colecciones dedicadas a la arqueología, a las artes aplicadas y a las bellas artes, con fondos únicos de Ferdinand Hodler, Félix Vallotton o Jean-Étienne Liotard.

Museo de Arte e Historia. Foto Turismo de Ginebra.

Museo de Arte e Historia. Foto: Turismo de Ginebra.

Bonus track: Gran Teatro de Ginebra

Y aunque no es un museo merece la pena conocer el Gran Teatro de Ginebra, especialmente después de la llegada de Aviel Cahn como nuevo director general, lo que ha supuesto un cambio de rumbo de este hermoso espacio.

Así, a los espectáculos de ópera que programa añadirá esta nueva temporada disciplinas como el arte contemporáneo, la moda y el teatro.

Pero la revolución no acaba aquí, y es que mediante el programa La Plage busca acercar las representaciones a nuevos públicos mediante debates, aperitivos con música o late nights con DJ en sus fastuosos salones.