Girona alerta de que Francia aprovecha la crisis del ‘procés'

Cadaqués, a pocos kilómetros de la frontera, es uno de los destinos favoritos de los franceses.

Girona alerta de que Francia aprovecha la crisis del ‘procés'

La patronal de la hotelería en Girona alerta que la temporada está parada y que el sur de Francia aprovecha para promocionar sus valores turísticos

“La temporada está parada”. Así describió Antonio Escudero, presidente de la Federación de Hostelería de las Comarcas de Girona (FHCG), la situación del sector en las primeras semanas de enero. El titular de la patronal apuntó que no se aprecia "la euforia del año pasado", y que en los hoteles del norte de Cataluña “no hay reservas” para los primeros meses del año.

Tras la mini temporada de invierno, que como mucho se prolonga hasta la festividad de Reyes, los hoteles rurales, de las zonas costeras de la Costa Brava y de núcleos urbanos como Girona y Figueres viven –como el resto del país- un descenso en las reservas, dado que febrero y marzo son algunos de los meses con menor concurrencia del año. Pero esta caída es mayor a la esperada, dijo en Escudero una entrevista a EFE, como consecuencia de las cancelaciones producidas entre octubre y diciembre.

La patronal de los hoteles de Girona afirma que Francia 'exagera' la crisis catalana para retener a sus turistas

Esta situación ha llevado a que programas como el Imserso haya protagonizado una caída del 50% la ocupación de sus plazas, y que no hayan completado sus reservas en Cataluña por primera vez en su historia.

Francia aprovecha la crisis

Escudero alertó que la incertidumbre por la crisis catalana no sólo ha afectado al turismo proveniente del resto del España, sino también de Francia, su principal proveedor de visitantes. A lo largo del 2017 han llegado a Cataluña 4,55 millones de visitantes franceses, que en su mayoría se deciden por destinos de la provincia de Girona y la ciudad de Barcelona.

Pero el problema no es sólo que puedan dejar de venir visitantes franceses, sino que las autoridades de los departamentos franceses cercanos a Girona aprovechen para potenciar su turismo a costa de difundir los problemas políticos en Cataluña.

"Creo que lo tendremos crudo durante una temporada", indicó Escudero, y detalló que en Francia "todo lo que pueda coger negativo" de Cataluña "lo explotará y magnificará" en su beneficio.

Campaña para no perder turistas

Para Antonio Escudero, la crisis en Cataluña repercute en Francia, Bélgica, Holanda, Alemania o en Reino Unido, "porque es un tema mediático que hace daño", y sostiene que los interesados en llegar a la comunidad autónoma perciben una "distorsión del mensaje". Además acusó a las autoridades políticas de minimizar la situación: "nadie se atreve a decirlo, no queda bien, no es políticamente correcto decir que esto ha bajado, que no hay reservas, que el comercio y los servicios se han resentido".

Para no perder el mercado más importante, el presidente de la patronal indicó que el Patronato de Turismo y la Diputación Provincial aceptaron la propuesta de la FHCG y lanzaron una campaña de promoción en Francia. Y consideró que se podrá revertir la situación aunque perdure el conflicto, “porque la gente se habituará” a la inestabilidad política, dijo.