Glaciares contra escépticos: la ruta del cambio climático en Perú

En el Parque Nacional Huarascan, el Glaciar Pastoruri sufre los efectos del calentamient global.

Glaciares contra escépticos: la ruta del cambio climático en Perú

El glaciar Pastoruri, uno de los monumentos naturales de Perú, protagoniza una ruta que busca concienciar sobre los efectos del calentamiento global

En plena Cordillera Blanca de los Andes peruanos y dentro del Parque Nacional Huascarán, a 35 km de la ciudad de Huaraz, el glaciar Pastouri se erige majestuoso con más de 5.000 metros sobre el nivel del mar. Pero no es inmune a los efectos del calentamiento global, que reducen dramáticamente su tamaño año tras año y podrían hacerlo desaparecer en diez años.

Para alertar de sus consecuencias, Perú diseñó una ruta del cambio climático, una original propuesta que pretende concienciar a sus visitantes sobre el problema mostrándoles donde se encontraba el glaciar hace varios años y la ubicación de la que fuera una cueva de hielo.

Solo en el Parque Nacional Huascarán unos 700 glaciares se están reduciendo a diferentes ritmos, en un país que concentra cerca del 70% de los llamados glaciares tropicales

El glaciar Pastoruri es la estrella de la ruta y permite comprobar de primera mano el impacto irreversible del calentamiento global y ser testigo del nevado antes de su desaparición, lo que podría ocurrir en poco más de una década y originar, entre otras consecuencias, desabastecimiento de agua para la población local.

Se estima que sólo en el Parque Nacional Huascarán unos 700 glaciares se están reduciendo a diferentes ritmos, en un país que concentra cerca del 70% de los llamados glaciares tropicales.

En el caso concreto del Pastoruri, en menos de dos décadas su tamaño se ha reducido a la mitad.

Otro Perú

El paisaje del Pastoruri es una combinación inédita de los tres estados del agua. Por un lado, el hielo, siempre presente en la estructura propia del glaciar. En segundo lugar, la Laguna de Patococha, que presenta el agua en su estado más natural. Por último, el agua gasificada, con manantiales que emanan de las profundidades en forma de gas.

Además de la grandeza y belleza del glaciar, la gran variedad de flora y fauna salvaje es otro de los atractivos del paisaje

De fácil acceso durante todo el año, la zona es especialmente recomendable para deleitarse de unas vistas icónicas y muy diferentes a las que el viajero imagina al visitar el país.

El glaciar Pastoruri se ha reducido a la mitad en dos décadas.
El glaciar Pastoruri se ha reducido a la mitad en dos décadas.

Además de la grandeza y belleza del glaciar, la gran variedad de flora y fauna salvaje es otro de los atractivos del paisaje. Patos silvestres o aves como los chiritos y plantas típicas altoandinas como la puya raimondi habitan la zona. Los restos fósiles encontrados evidencian, además, la presencia de dinosaurios hace miles de años.

Y los animales no han sido los únicos habitantes históricos del glaciar. En la zona de Pumapama se han encontrado restos arqueológicos de culturas antiguas, gracias a la aparición de dibujos y escrituras rupestres que actualmente son accesibles a sus visitantes.

Caminatas, paseos a caballo e incluso escalada en los diferentes terrenos del paisaje son algunas de las opciones disponibles de quienes se acerquen a conocer el glaciar

Actividades sobre el glaciar

Una jornada en el glaciar es mucho más que admirar un bloque de hielo. La nieve es el aliado perfecto para la práctica de deportes y actividades invernales. Caminatas, paseos a caballo e incluso escalada en los diferentes terrenos del paisaje son algunas de las opciones disponibles de quienes se acerquen a conocer este maravilloso escenario.

Actividades en el glaciar Pastoruri, Perú.
Actividades en el glaciar Pastoruri, Perú.

Por su ubicación y estructura, el glaciar Pastoruri ofrece una experiencia única, con un carácter totalmente diferente al resto de paisajes peruanos.