Las grandes donaciones no llegan a Notre-Dame

Notre-Dame espera recibir los 850 millones de euros comprometidos para su reconstrucción. EFE

Las grandes donaciones no llegan a Notre-Dame

Las grandes fortunas no enviaron las donaciones anunciadas. Menos del 10% de los 850 millones de euros prometidos llegaron para la reconstrucción

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

20/06/2019 - 14:41h

La destrucción del techo y la aguja gótica por un incendio de Notre-Dame despertó un movimiento de donaciones que, dos meses después, quedó en su mayoría en zona de promesas. De los 850 millones de euros comprometidos las fundaciones dedicadas a la reconstrucción recibieron menos del 10% de ese monto.

Según precisan medios como Franceinfo estas asociaciones recibieron unos 82 millones de euros. Las grandes fortunas como la familia Arnault (propietaria del grupo LVMH) o Pinault (propietaria del conglomerado Kering), que habían prometido transferir 200 millones y 100 millones, respectivamente, todavía no han entregado ni un euro.

Argumentos de las grandes fortunas

Las principales razones para esta reticencia son dos: por un lado, estos donantes quieren evitar que el Estado se apropie de un gran monto de dinero y tenga réditos económicos por su depósito.

[Para leer más: París convoca a la reconstrucción de Notre-Dame]

Por otra parte, voceros de los grupos empresariales dijeron que la idea es esperar a que los trabajos de reconstrucción estén más avanzados y decidir a qué entidades remiten el dinero prometido.

Cuánto recibió cada entidad

Según un relevamiento de Franceinfo, de los 29 millones de euros que fueron prometidos a la Fundación de Francia llegaron nueve millones, entre siete millones de empresas y los otros dos de particulares.

Las grandes fortunas dicen que prefieren esperar a que los trabajos estén más avanzados y así decidirán a qué entidades remiten el dinero prometido

La Fundación para el Patrimonio, que tenía pendientes de recibir 221 millones, cuenta con 54,5 millones. El Centro de Monumentos Nacionales esperaba llegar a los 4,5 millones de euros y hasta ahora lleva 3,5 millones recaudados.

notre dame 2
La reconstrucción sigue dos meses después del incendio. EFE.

Una de las mayores diferencias se da entre las expectativas de la Fundación Notre-Dame (395 millones de euros) y la realidad (no llegan a los 15 millones). Esta era la entidad a la que las familias Arnault y Pinault iban a girar sus donaciones.

Las que sí llegaron a destino

El aluvión de anuncios de empresarios y millonarios motivó a cientos de miles de personas a girar pequeñas sumas de dinero, pero también llevo a otras a desistir de estas acciones de filantropía, al considerar que los trabajos ya podían estar bien cubiertos.

Inclusive ayuntamientos como el de Lyon también dieron marcha atrás en sus intenciones.

[Para leer más: ¿El incendio de Notre-Dame podría suceder en las iglesias españolas?]

La mayoría de las pequeñas donaciones particulares provienen de personas de Francia y EEUU. Con sus aportaciones es posible seguir adelante con los trabajos, que actualmente consisten en construir plataformas de madera para llegar a las 250 toneladas de andamios quemados que se habían instalado para la restauración de la aguja, que al final terminó siendo presa de las llamas.

notre dame 3
Los sacerdotes tienen que celebrar misa con cascos. EFE.

También se reemplazará la actual protección de plástico de las obras con un techo provisorio más grande y robusto, que permitirá trabajar con más comodidad en la reconstrucción del techo y la bóveda.

Reapertura parcial

Las autoridades de la catedral calculan que para fin de mes se abrirá parcialmente la plaza frente al templo para que los turistas puedan volver a ver la fachada de cerca.

De a poco se van abriendo sectores de Notre-Dame para volver a convocar al turismo

También están considerando trasladar una de las estatuas más famosas, la de la Virgen de París, a la plaza para que sea exhibida pero dentro de un cofre de vidrio.

Cada año unos 14 millones de personas visitaban el templo, lo que convertía a Notre-Dame en el monumento más popular de París.