Hedor y heces esperan a los turistas en las playas de Brasil

Hedor y heces esperan a los turistas en las playas de Brasil

Un fotógrafo desmonta la magia de Río desde el aire

Vista aérea de la playa de Barra (Río), con una lengua de basura.
Los aficionados al fútbol que viajen a Brasil durante el próximo Mundial de fútbol se arriesgan a llevarse una enorme decepción. Un biólogo vecino de Río de Janeiro se ha subido a un helicóptero para demostrar que las playas de la icónica ciudad están llenas de basura y heces.

Según Mario Moscatelli, la segunda metrópolis de Brasil sólo trata el 40% de los residuos, mientras el resto se arroja al mar. El resultado es que doce playas en Río no cumplen con los estándares sanitarios exigibles, por lo que el gobierno regional desaconseja el baño en las mismas.



Como muestra un botón, el biólogo ha explicado en un artículo en el diario digital Global Post que el deficiente sistema de alcantarillado expulsa entre 80 y 100 toneladas de basura a la Bahía de Guanabara cada día.
 
 
Sólo el 40% de las aguas fecales se tratan en Río, denuncia un biólogo
  
Precisamente, un miembro del equipo australiano de vela denunciaba en el The New York Times el pasado domingo el “hedor insoportable” del agua en Guanabara. En un devastador artículo, el rotativo estadounidense alertaba de la presencia de “colchones, neumáticos, perros muertos y cadáveres humanos” en las aguas de la ciudad.

Ambos artículos señalan la “insuficiente” acción gubernamental, plagada de "ineficiencias y corrupción", que causaría la “exposición a materia fecal y enfermedades de parte de la población local”.