Ni Holanda ni República Checa: todo el mundo nombra mal a estos países

Desde el 1 de enero a Holanda hay que llamarla Países Bajos. Foto: Boudewijn bo Boer - Unsplash

Ni Holanda ni República Checa: todo el mundo nombra mal a estos países

Los cambios de nombre oficiales de varios países tardan en ser aceptados por el resto del mundo, como sucede con los Países Bajos, Chequia o la ex Macedonia

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

10/01/2020 - 13:34h

El Reino de los Países Bajos es mucho más que Holanda. En realidad, esta última es una región integrada por las provincias de Noord (Holanda del Norte) y Zuid Holland (Holanda del Sur), pero la costumbre popular llama a todo el estado con esta denominación.

Es, salvando las distancias, como si el mundo conociera a España como “Castilla”, “Andalucía” o “Cataluña”, sin tener en cuenta a las otras comunidades autónomas.

A partir de este año hay que acostumbrarse a usar su nombre oficial, porque el gobierno de los Países Bajos decretó que el nombre Holanda deje de ser usado como sinónimo, lo cual ya era incorrecto pero se toleraba.

El anuncio lo realizó el ministerio de Relaciones Exteriores en octubre y la puesta en marcha oficial comenzó este 1 de enero.

Amsterdam aparece entre las tres ciudades más bike friendly del mundo. Foto Jace & Afsoon | Unsplash.

Los Países Bajos no quieren ser conocidos como Holanda. Foto Jace & Afsoon | Unsplash.

Evitar la masificación turística

De hecho en los Países Bajos hay 12 provincias, y el cambio de nombre también apunta a evitar la masificación turística en Ámsterdam, y a promover las visitas en otros destinos menos populares del reino pero igualmente atractivos, como Eindhoven, Delft, Leiden o Utrecht.

Holanda es una región de dos provincias, cuando los Países Bajos tienen 10 más. Es como si el mundo conociera a España como “Castilla” o “Andalucía”

Los Países Bajos (Nederland) se refiere a las tierras que se encuentran por debajo del nivel del mar, lo que llevó a sus habitantes a ganar terreno al mar con la creación de territorios artificiales llamados pólders.

[Para leer más: El turismo condena a la última floristería flotante de Ámsterdam]

El nombre surgió tras la reorganización de Europa luego de la derrota de los ejércitos napoleónicos; pero el poder político y económico de las provincias costeras impuso el topónimo de Holanda.

Chequia

Chequia es otro ejemplo de cambio de nombre que no termina de popularizarse. El país formó parte de Checoslovaquia, pero tras la caída del Telón de Acero se dividió en dos: la República Checa al oeste y Eslovaquia al este.

El castillo de Praga domina todas las vistas de la ciudad. Foto: Pixabay.

Chequia simplificó su nombre hace tres años. Foto: Pixabay.

En julio de 2016 el gobierno checo decidió simplificar su denominación de cara a otros idiomas como el castellano o el inglés. “Ha llegado el momento de ofrecer al mundo una versión traducida adecuada del topónimo sencillo de nuestro país", dijo el órgano creado especialmente por el presidente con su gabinete y los titulares de las cámaras legislativas.

La República Checa, hace tres años, decidió simplificar su nombre de cara al exterior por Chequia, equivalente al ‘Česko’ local

Pero muchas personas y gobiernos se siguen refiriendo con su nombre anterior, que sería equivalente a llamar “República Francesa” a Francia. Para los checos es lo mismo, porque ellos conocen a su país como Česko.

Macedonia del Norte

El desmembramiento de la antigua Yugoslavia llevó a que la región del sur adopte el nombre de República de Macedonia.

Grecia puso el grito en el cielo porque creaba confusión con su región colindante, donde nació Alejandro Magno.

Parlamento de Macedonia del Norte en Skopje. Foto: Dimitris Vetsikas-Pixabay

Parlamento de Macedonia del Norte en Skopje. Foto: Dimitris Vetsikas-Pixabay 

El nuevo país intentó salir del paso con el pomposo topónimo de Antigua República Yugoslava de Macedonia, que en los organismos internacionales se conocía como ARYM (en castellano) o FYROM (en inglés). Pero nadie quedaba conforme.

Tras años de negociaciones se acordó que esta región de habla eslava se llame República de Macedonia del Norte; aunque todavía muchos extranjeros y nativos se sigan refiriendo como Macedonia.

Myanmar

La República de la Unión de Myanmar es más conocido en occidente por su anterior nombre Birmania, que en rigor significan lo mismo: la tierra de los bamar.

El nombre de Myanmar fue resistido mucho tiempo para no avalar los cambios de la dictadura que gobernó a este país del Sudeste Asiático

El cambio de nombre oficial se produjo en 1989, y así quedó establecido en la constitución de 2008. Pero la oposición política local y muchos gobiernos internacionales se resistían a usar el nuevo topónimo para no avalar los cambios de la dictadura que gobernó entre 1962 y 2011.

La pagoda de Kuthodaw, una de las más impactantes de Mandalay, en Birmania. Foto: Pau Arps.

El cambio de nombre de Birmania a Myanmar fue por razones políticas. Foto: Pau Arps.

Fundeu recomienda que se siga usando Birmania y birmano/a para referirse al país y a sus habitantes.

México

El caso de México es por la vía inversa: tuvo siete cambios de topónimo, pero a nivel popular siempre prevaleció el más simple.

El nombre proviene del idioma náhuatl, unión entre metztli (luna) y xiclti (ombligo), por lo que México sería la traducción de “en el ombligo de la Luna”; como se conocía a la capital de la etnia mexica.

A pesar de que tuvo varios cambios de nombre, a este país todo el mundo le sigue llamando México

El Reino de la Nueva España creado en 1535 pasó a llamarse América Mejicana en 1813, que cambió a Nación Mejicana con la constitución de 1824. En dos períodos (1821-1824 y 1863-1867) fue el Imperio Mejicano y con la carta magna de 1857 se cambió a República Mejicana.

La Catedral del Mexico Wikipedia

México tuvo hasta siete cambios de nombre.

Pero otra constitución tras la revolución de 1917 retomó el nombre de Estados Unidos Mexicanos; denominación oficial que se intentó cambiar hace pocos años, pero a la que casi todo el mundo pasa por alto.

¿Y va con X o con J? Aunque fonéticamente suene como una J, el Diccionario panhispánico de dudas de la RAE recomienda escribirlo con una X. Que viva México, entonces.