Los hoteles con el acceso más exclusivo: su propio jet

Paraísos remotos a los que solo se puede llegar en avión privado, como Vela Private Island.

Los hoteles con el acceso más exclusivo: su propio jet

Ubicados los lugares más remotos del mundo, estos paraísos poco accesibles cuentan con un atractivo más, su propio avión

Ya sea para llegar con estilo, disfrutando de servicios exclusivos desde antes incluso de poner un pie en el establecimiento, o bien como única manera de acceder a un destino remoto, el avión privado se alía con los hoteles para ofrecer el check in más exclusivo del mundo.

Campi Ya Kanzi (Mtito Andei, Kenia)

La aventura comienza mucho antes de llegar a Campi Ya Kanzi. De hecho, en el propio aeropuerto de Nairobi, donde los huéspedes son recogidos en el chárter privado de seis plazas propiedad del establecimiento.

Una hora más tarde aterrizan en la pista privada de Campi Ya Kanzi, un delicioso eco-lodge que se ubica en las tierras salvajes de Chyulu Hills, en el sur de Kenia.

 

Hacienda AltaGracia (Pérez Zeledón, Costa Rica)

Una colección de 50 casitas que se desperezan en la exuberante ladera del sur de Costa Rica, Hacienda AltaGracia, de Auberge Resorts Collection, a poca distancia de San José, esperan al visitante que accede a bordo del avión privado Cessna 206 de la propiedad.

En el destino hay, además, una flota de aviones ultraligeros. Con asientos para un piloto y un pasajero, estos aviones de lados abiertos se utilizan para realizar recorridos aéreos sobre el paisaje circundante de cascadas, plantaciones de piña y la costa del Pacífico, y dominados por la descarga de adrenalina.

The Brando (Tetiaroa, Polinesia francesa)

Con playas de fina arena blanca y aguas cristalinas en alrededor de 50 tonalidades de azul, no es de extrañar que Marlon Brando se sintiera movido a comprar este pequeño pedazo de paraíso en 1967.

 

Siguiendo con la visión original de la estrella cinematográfica de crear un entorno de alta gama pero autosuficiente, The Brando representa el máximo exponente del lujo ecológico. También emana exclusividad y privacidad, lo que en parte se logra mediante su aislamiento.

Solo se puede llegar con un vuelo a bordo de uno de sus dos aviones para seis o 14 pasajeros, ambos operados por Air Tetiaroa.

The Peninsula Hong Kong (Hong Kong)

Con el único helipuerto en la azotea de un hotel de la ciudad, realizado a medida para el establecimiento, The Peninsula Hong Kong ofrece la experiencia única de acceder a través del aire.

Operado por Heliservices, cuenta con diferentes opciones y paquetes de "volar y cenar" que siempre incluyen un recorrido en helicóptero por el puerto de Victoria para presumir de las famosas vistas del horizonte de la ciudad.

Tikchik Narrows Lodge (Alaska)

Accesible únicamente mediante hidroavión, Tikchik Narrows Lodge se oculta en las profundidades de Alaska, en el territorio principal de pesca deportiva de la bahía de Bristol.

 

Afortunadamente, Tikchik Narrows Lodge posee y opera cuatro aviones, incluidos tres DeHavilland Beavers y un Cessna 206 para transportar a sus huéspedes hacia y desde el aeropuerto de Dillingham.

Construidos en la década de 1950 como aviones militares, las estructuras originales han sido completamente renovados y reconstruidos para su uso moderno.

Time + Tide Miavana (Nosy Ankao, Madagascar)

Adornado con rayas verdes del color del mar -un elemento estético que se repite a lo largo de este complejo ecológico tropical-, el helicóptero privado de Time + Tide Miavana no solo es elegante sino también práctico.

Solo a bordo se pueden explorar las 15.000 hectáreas de paisajes marinos protegidos.

En un safari en helicóptero de medio día con paradas a lo largo de playas desiertas y refugios escondidos en la jungla, los huéspedes pueden conocer de cerca la famosa fauna de Madagascar, como los lémures, las tortugas e incluso las ballenas.

The Chedi Club Tanah Gajah (Ubud, Bali)

Quien disfrute con la cabeza en las nubes debe se enamorará de la experiencia de despegar en el globo de 23 metros de The Chedi Club.

Con un exótico telón de fondo de arrozales y el Monte Agung, el globo aerostático del hotel se eleva 50 metros al aire varias veces al día, ofreciendo a los huéspedes las vistas más majestuosas del entorno.

 

Velaa Private Island (isla de Velaa, Maldivas)

Ubicado a 45 minutos de Malé, la capital de Maldivas, el Velaa Private Island comienza a desplegar sus servicios de lujo incluso antes de llegar.

Esto incluye el transporte en el flamante hidroavión del complejo, decorado con asientos de suave cuero en el color distintivo de Velaa, azul marino profundo, auriculares para cancelar el ruido o iPads de cortesía para usar durante el vuelo.