Y las montañas de Irlanda se convirtieron en un tapiz de luces

El artista Kari Kola convirtió a las montañas de Connemara, en Irlanda, en un hermoso mosaico de luces. Foto: Christopher Lund

Y las montañas de Irlanda se convirtieron en un tapiz de luces

Como parte de los festejos de Galway como Capital de la Cultura, un artista finés convirtió a las montañas de Connemara en un tapiz de luces azules y verdes

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

23/03/2020 - 13:28h

Galway se resiste a que las restricciones por el coronavirus arruinen su año más esperado, la consagración como Capital Europea de la Cultura 2020. Si hay actos que no se pueden realizar con público, que por lo menos se vean online.

Esta fue la filosofía que impulsó al comité organizador a mantener la puesta en escena del artista de las luces Kari Kola, que tiñó de colores azules y verdes las colinas de Connemara, al oeste de Irlanda.

Como una auroral boreal en plena Irlanda

El montaje lumínico consistió en la instalación de 1.000 luces led en la escarpada superficie de las montañas. En la noche del 17 de marzo, coincidiendo con el Día de San Patricio, el valle y los lagos de este parque nacional se iluminaron con un fantasmagórico velo a lo largo de cinco kilómetros.

La luna llena ayudó a la puesta en escena. Foto: Christopher Lund

La luna llena ayudó a la puesta en escena. Foto: Christopher Lund

Las nubes bajas, típicas del clima atlántico, ayudaron a crear un velo de luces azules y verdes que se posaba sobre el valle de Connemara

Parecía como si la aurora boreal hubiera aterrizado en las sierras irlandesas, porque afortunadamente el oscilante clima atlántico ayudó y las nubes bajas sirvieron como una pantalla para que el cielo se convierta en un telón azulado que en ocasiones rotaba al verde.

 


Video de la muestra de arte lumínico de Kari Kola

Un montaje complejo

La presentación se llamó Belleza Salvaje, en honor a la descripción que el escritor irlandés Oscar Wilde hizo de estos paisajes agrestes al oeste de la isla esmeralda.

[Para leer más: Galway: así se transformará la nueva Capital Europea de la Cultura]

El montaje no fue nada fácil: el equipo de Kola colocó 16 generadores de luz ubicados en lugares estratégicos, que tuvieron que trasladarse en helicópteros, y luego hubo que poner los 1.000 focos en diferentes puntos, en un terreno húmedo y frío, y soportando vientos y lloviznas como suele haber en este rincón de Irlanda.

La obra 'Belleza Salvaje' se transmitió por Internet. Foto: Christopher Lund

La obra 'Belleza Salvaje' se transmitió por Internet. Foto: Christopher Lund

El artista de la luz

Kola es reconocido por haber realizado más de 2.000 proyectos artísticos, entre ellos la presentación del Año de la luz en la sede de la Unesco, en París en 2015; y una presentación entre las piedras del observatorio megalítico de Stonehenge en 2018.

[Para leer más: El artista que convierte los campos en un tapiz de estrellas]

“Como no puedo pintar, pues pinto con la luz. Si pudiera elegir, siempre prefiero trabajar con la naturaleza porque es la mejor obra de arte que tenemos”, dice Kola.

Parecía como si la aurora boreal se hubiera posado en Irlanda. Foto: Christopher Lund

Parecía como si la aurora boreal se hubiera posado en Irlanda. Foto: Christopher Lund

El año más esperado para Galway

Galway tenía programada una intensa agenda de actividades como reconocimiento a su capitalidad cultural, con encuentros literarios, obras de teatro, performances culturales, exposiciones y recitales.

Muchos de estos encuentros se tuvieron que cancelar, y otros están expectantes de confirmación conforme la pandemia del coronavirus remita en los próximos meses. Pero los residentes y las autoridades de Galway no se darán por vencidas ante el virus.