Relax entre lava y rocas en una laguna que parece de otro planeta

Relax, turismo termal y sofisticación. Así es la receta de este exclusivo hotel de Islandia. Foto: The Retreat at Blue Lagoon.

Relax entre lava y rocas en una laguna que parece de otro planeta

Este moderno hotel se integra con el extraño paisaje de la laguna azul de Islandia, donde la lava es una de las materias primas en su construcción

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

30/09/2019 - 16:00h

Se suele decir que Islandia tiene paisajes que parecen de otro planeta, y uno de los más bellos es la famosa laguna azul, uno de los epicentros del turismo termal y de salud en la isla nórdica.

Allí se encuentra el elegante The Retreat at Blue Lagoon, uno de los pocos hoteles que se encuentran en este sitio remoto. Cuando en 2014 Basalt Architects realizó el diseño del establecimiento buscó que la integración entre la obra del hombre y la naturaleza sea total, por lo que recurrieron a la lava y al agua como sus materias primas.

Un azul que no se olvida

La laguna azul cuenta con aguas termales ricas en silicio y sulfuro, que le otorgan ese color que atrae a amantes de la fotografía y los sitios exóticos.

[Para leer más: Cómo atrapar la naturaleza salvaje de Islandia]

En el lugar primero abrió el hotel Silica, y sus mismos propietarios luego se aventuraron a esta propuesta más exclusiva.

BL Retreat Lava Cove 3973
La laguna tiene valiosas propiedades curativas. Foto: The Retreat at Blue Lagoon.

Integrado con el paisaje

El objetivo del estudio Basalt Architects fue minimizar el impacto visual del edificio en el entorno, donde no hay árboles en que se pueda ocultar una construcción.

El agua, los musgos y la lava fueron la materia prima con que se construyó el hotel. El hormigón y la madera le dieron el toque final

Cuando se excavaron los cimientos y a lo largo de la construcción los planes fueron cambiando a medida que se descubrían fisuras y otras imperfecciones que presenta este terreno volcánico.

Las materias primas

“Queríamos que la lava, el musgo y el agua estén presentes en cada rincón, donde la arquitectura esté entrelazada con la naturaleza”, explicaron los arquitectos, según cita Dezeen.

La lava fue usada como revestimiento interno y externo y también se extiende por los techos; el agua rodea a la construcción, fluye y cae en cascadas, mientras que el musgo recubre la superficie hasta el horizonte, describen.

MossPlateGlass
Sofisticada comida en el restaurente Moss. Foto: The Retreat at Blue Lagoon.

Para integrar más a la construcción se usaron materiales que tengan colores similares a los del paisaje, como madera y hormigón.

[Para leer más: Siete hoteles para capturar las auroras boreales a todo lujo]

Este último material, aplicado en estructuras prefabricadas o montadas en el lugar, fue manipulado para crear paredes con diferentes estructuras y tonos que recuerdan al silicio blanco y la lava gris.

Descansar y renovarse

Las 62 suites presentan una estética minimalista, con paredes acristaladas que permiten una visión total de las aguas azules y el vapor que emanan, así como de las rocas de verde oscuro recubiertas por el musgo.

RetreatSpaIntro2
Las rocas de lava se integran en la construcción. Foto: The Retreat at Blue Lagoon.

La lava también fue usada para crear muebles del interior, como la mesa en la recepción o la tabla donde cocina el chef del restaurante Moss.

La lava también fue usada para crear muebles del hotel

Cerca se encuentra la bodega, donde los vinos descansan en un habitáculo excavado en la roca viva, y que cobra una nueva vida gracias a los juegos de luces.

Algunas de las suites son más exclusivas, y tienen áreas privadas para acceder a la laguna desde la habitación, como si fuera un spa particular.