Israel se queda sin hoteles (pero tiene una solución)

Muchos edificios de oficinas de Tel Aviv pueden ser reconvertidos en hoteles.

Israel se queda sin hoteles (pero tiene una solución)

Tel Aviv, una de las mecas turísticas de Israel, rehabilitará edificios de oficinas para paliar el déficit de hoteles

El boom turístico de Israel vive una contrapartida inesperada: ciudades como Tel Aviv tienen apuros para poder satisfacer la demanda de alojamiento de sus visitantes. Pero el gobierno ofrece una solución: rehabilitar oficinas como habitaciones de hotel.

Durante el 2017 las visitas internacionales a Israel crecieron un 25%, y alcanzaron a 3,6 millones de personas. El objetivo del gobierno de Benjamin Netanyahu es cruzar el umbral de los cuatro millones para este año.

Planes que se aceleran

Pero para poder dar servicios al creciente número de visitantes se necesita contar con la infraestructura adecuada, por lo que el Ministerio de Turismo acelera los planes de subvención para reconvertir oficinas comerciales en plazas hoteleras.

Los hoteles locales critican que el plan de Israel para reconvertir oficinas en hoteles favorece a las grandes cadenas

Este plan comenzará a aplicarse en Tel Aviv, la segunda ciudad turística más importante después de Jerusalén, reconocida por sus playas frente al Mediterráneo y su oferta de cultura y gastronomía.

Favoritismo a las grandes cadenas

Pero el plan despertó las críticas de las patronales del sector, que dijeron que el programa de subvenciones favorece a las cadenas internacionales sobre las empresas locales.

Según Doron Aharon, subdirector del Ministerio de Turismo, las marcas extranjeras tienen más posibilidades de atraer a visitantes internacionales que las israelíes.

Más dinero garantizado

El gobierno israelí, además de otorgar más puntos en las licitaciones a las grandes cadenas, les garantizan más dinero para subvenciones que a los hoteles medianos y pequeños.

El ministerio se compromete a pagar hasta el 10% del coste de reconvertir un edificio de oficinas en hotel, y subvenciona hasta 5.900 euros por cada habitación rehabilitada, hasta un máximo de 1.000 estancias.

El gobierno de Israel dispuso un máximo de 5,8 millones de euros para este programa de rehabilitación, pero el gobierno piensa aumentar las partidas si fuera necesario.