Italia investiga las causas de la tragedia

Un temblor de 4,3 grados en la escala de Richter volvió a sacudir la zona este jueves.

Italia investiga las causas de la tragedia

La Fiscalía abre una investigación ante el derrumbe de edificios recientemente rehabilitados como la escuela de Amatrice

Cerodosbé .

Barcelona

26/08/2016 - 01:00h

Tras la tragedia, Italia no deja de llorar pero también inicia la búsqueda de las explicaciones. La Fiscalía de Rieti ha iniciado este jueves una investigación preliminar por un presunto desastre doloso tras comprobar que el terremoto ha causado daños en edificios de Amatrice y Accumoli que habían sido reestructurados recientemente, como la segunda escuela de la localidad, en la que se desplomó una pared.

En el marco de esta investigación, el fiscal jefe de la localidad, Giuseppe Saieva, ya se ha personado en distintos puntos de la ciudad para obtener documentación de las últimas reconstrucciones, según ha informado la prensa italiana. Precisamente la escuela de Amatrice había sido reestructurada en 2012 para resistir a los terremotos, tras un seísmo producido en 2009. Se dedicaron 700.000 euros a esta reforma.

Otra de las edificaciones en el punto de mira es el campanario de Accumoli, preparado para afrontar seísmos y totalmente derrumbado. La Reppublica ha informado, además, de que Protección Civil ofreció dos millones de euros para reformar edificios como el hospital de la ciudad, sin que se llegaran a utilizar nunca.

Un nuevo terremoto

Tan solo 24 horas después del terremoto que ha causado al menos 250 muertos y 365 heridos, la tierra volvió a temblar en el pueblo italiano de Amatrice. Este jueves por la tarde, a las 14:36, un seísmo de intensidad menor –4,3 grados en la escala Richter– ha sacudido la localidad por segundos. No hay tregua para esta región golpeada por la tragedia.

Por fortuna no ha habido que lamentar daños personales, aunque sí desprendimientos en numerosos edificios y el derrumbe de la pared de una escuela. Una de las construcciones afectadas era precisamente el espacio donde se alojaba un grupo de voluntarios que participa en las tareas de salvamento.

Uno de los escenarios de la tragedia es el Hotel Roma, de 1897, que estaba repleto de turistas cuando el terremoto lo hizo añicos. Durante todo el viernes técnico del Instituto Nacional de Volcanología y Geofísica de Italia han estado inspeccionando el lugar, en el que no está claro cuántas personas se alojaban. De momento solo se han encontrado cuatro cuerpos.