Japón recibió un 20% menos de turistas por el 'tsunami', la misma caída que durante la gripe aviar

Japón recibió un 20% menos de turistas por el 'tsunami', la misma caída que durante la gripe aviar

El turismo procedente de España se resintió con fuerza, con una caída del 59% hasta septiembre

Redacción

19/01/2012 - 18:47h

El 'batacazo' turístico en Japón producido por el devastador tsunami y el accidente nuclear posterior de la central de Fukushima no lo fue tanto al fin y al cabo. El Gobierno japonés estima que la caída en la llegadas de turistas en 2011, en el que recibió hasta 8,6 millones de visitantes extranjeros, ha sido del 20%. La recuperación progresiva de las llegadas en los últimos meses del año han ayudado a revertir la tendencia más que preocupante que siguió al tsunami, puesto que se alcanzó un 'pico' de caída del 60%, según ha apuntado el embajador de Japón en España, Satoru Satoh.

No obstante, las autoridades del país asiático no dudan en señalar que ese porcentaje de merma en entradas de turistas es equivalente al producido en los años 2003 y 2004 por culpa de la gripe aviar que asoló en muchos países de Asia en ese periodo y ahuyentó al turismo internacional de la zona.

Tras el terremoto de marzo del año pasado, la repercusión turística según mercados emisores ha sido desigual. El turismo emisor español hacia el país del sol naciente se resintió de manera extrema. En 2010 visitaron el país de extremo oriente 44.000 ciudadanos españoles, mientras que de enero a septiembre de este año el número de visitas no ha llegado a las 14.007, en datos del representante de la Oficina de Turismo Nacional de Japón en París, Koichi Miyazawa, que estima que el balance anual rondará ese 59% de merma.

Desde las agencias de viaje japonesas se subraya que el receptivo japonés está plenamente preparado para atender a los visitantes. Además, concluyen, hay muchos destinos, como Tokio, Kioto o Nara que no se vieron afectados por el desastre y se encuentran lejos del 'círculo rojo', el área más afectada por el tsunami y la central de Fukushima.