Johannesburg, Cannes, Moscú y París, las ciudades que el turista debe olvidar

Johannesburg, Cannes, Moscú y París, las ciudades que el turista debe olvidar

La editorial más pija, Condé Nast, publica la lista de las urbes amables para visitar y las que se tienen que evitar

Redacción

Barcelona

10/08/2014 - 13:57h

Johannesburg, Cannes, Moscú y París
A la hora de viajar, la oferta puramente turística no es suficiente para hacer una recomendación. La editorial más pija del planeta, Condé Nast, propietaria de Vogue, Allure o Architectural Digest, ha publicado en su división de viajes los resultados de la encuesta sobre las urbes que se deben visitar y de las que se puede pasar de largo sin ningún pudor. Quien se lleva la peor parte es Johannesburg, la capital de Sudáfrica. Los lectores señalan que toda la belleza de la ciudad más grande del país se la lleva por delante la inseguridad que se palpa en el ambiente. La consigna a los turistas es clara: no salgas solo.

Cannes (Francia) también recibe un varapalo por parte de la publicación. Indica que se puede pasar de largo de la ciudad más famosa de la riviera francesa si no es durante el festival de cine, ya que no hay mucho que hacer y los lugareños no son, precisamente, amables. Moscú (Rusia) completa el podio. A pesar de las opciones culturales que ofrece la capital, la rudeza de sus habitantes echa para atrás. Especialmente, en el lenguaje.

La famosa bordería de los habitantes de París (Francia) le propician la cuarta plaza en el ránking. Marsella, otra de las ciudades de referencia gala, le sigue por su "atmosfera terrible". Otro problema ambiental, la polución, el principal motivo de que Pekín (China) sea la sexta ciudad que los turistas deben evitar. En Frankfurt (Alemania), el problema es que no hay ambiente más allá del Oktoberfest, la fiesta de la cerveza, y que sus habitantes "no parecen muy felices".

A pesar de que Condé Nast sea una editorial muy chic, el exceso de glamour es uno de los argumentos que los viajeros usan para avisar de que si alguien quiere conocer la amabilidad y hospitalidad de la que hacen gala los italianos, es mejor no pisar Milán. La revista también publica que Monte Carlo (Mónaco) es "demasiado rica para mi sangre".

Nassau (Bahamas), es la última urbe que se debe evitar. Las playas son bonitas y los bares increíbles, pero los lectores de Condé Nast Traveller aseguran que el "resto de infraestructuras dan pena".

En el otro lado de la balanza, si un turista busca ciudades con encanto, ofertas culturales y gastronómicas interesantes y gente amable debe incluir en su programa de vacaciones Melbourne (Australia) y Auckland (Nueva Zelanda), las dos urbes que comparten el podio.

Le siguen Charleston (EEUU), Dublín (Irlanda), Sidney (Australia), Siem Reap (Camboia), Cape Town (Suráfrica), Savannah (EEUU), Sevilla y Budapest.

La capital andaluza es la única representante española en la lista. La publicación destaca que se trata de un lugar con encanto, con lugareños muy acogedores y con locales llenos de vida.